| 5/26/2001 12:00:00 AM

¿Cuánta pensión?

Colombia tiene la tercera parte de afiliados, y el doble del tamaño en pensiones que Estados Unidos y Japón.

El gobierno ha vuelto a reconocer que el déficit creciente del sistema pensional es la mayor amenaza para la estabilidad financiera del país. A pesar de la ley 100 de 1993, los beneficios esperados por los cotizantes superan los ahorros actuariales. El gobierno, sin embargo, no logra un consenso mínimo: el ministro Santos reclama que la plata no alcanza mientras que el ministro Angelino, por su parte, insiste que la cobertura es muy poca. ¿Dónde está la bolita?

La seguridad pensional tiene dos dimensiones: cuán extensa es la cobertura (como proporción de la fuerza de trabajo) y cuán altos los beneficios (relativo al ingreso per cápita). La gráfica muestra cómo los distintos países enfrentan estas dos dimensiones. Los países en desarrollo, en el suroeste ejemplificados por Guatemala, tienen poca cobertura y pocos beneficios. Los países desarrollados, al norte, tienen extensa cobertura, pero los beneficios son diversos. Solo en Suecia (al noreste) coinciden alta cobertura con altos beneficios. Así pues, el dilema entre cobertura y beneficios es grande. En un extremo, Estados Unidos y Japón combinan altas coberturas con pensiones modestas.



En el otro está Colombia: con una cobertura de la tercera parte de la población y una pensión media del 72% del ingreso per cápita, un 40% más alta que en los países desarrollados y más del doble que en Estados Unidos o Japón.



La "esperanza de pensión" (cobertura * pensión) es hoy en Colombia casi tan grande como en Japón y Estados Unidos. Pero la plata no alcanza porque se concentra en muy pocos, que han logrado defender sus derechos adquiridos con una retórica de la equidad. ¿No sería más solidario y realista enfrentar el inevitable dilema, y lograr mayores coberturas antes de que nos coja un nuevo siglo?

EDICIÓN 547

PORTADA

Los primeros cartuchos que quemaría Duque: tributaria y pensional

El nuevo presidente de los colombianos va a quemar de entrada dos cartuchos en su afán de reformas: la tributaria y la pensional. Las propuestas son altamente impopulares. Esto tendrá que hacer para sacar adelante esos ajustes.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en DINERO Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 547

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.