| 9/3/2010 12:00:00 AM

"No nos precipitamos"

"No nos precipitamos"

Anticipándose a los cuestionamientos que producirían a instancias de las investigaciones de la Procuraduría, el ex ministro Andrés Uriel Gallego, que en la fase final del gobierno asumió la conducción directa de los principales procesos de contratación, y algunos de sus asesores, enviaron a los organismos de control cartas aclaratorias para justificar las decisiones más críticas.

Según ellos, las obras contempladas dentro de los proyectos Ruta del Caribe y la Vía a Córdoba hacían parte inicialmente del macroproyecto de la Transversal de las Américas, una de cuyas fases principales fue adjudicada en vísperas de la transmisión del mando presidencial. Sin embargo, fueron desagregados de allí dentro de una estrategia que buscaba facilitar las ejecuciones parciales y progresivas de las obras contempladas.

En septiembre de 2009, cuando el Conpes respaldó la viabilidad del proyecto, el Ministerio de Hacienda y Planeación Nacional tenían en su poder la información necesaria sobre las proyecciones técnicas y financieras, que luego fue utilizada para adicionar el valor de las concesiones realizadas en marzo pasado.

"No nos precipitamos en absoluto ni favorecimos ningún interés particular", le dijo a Dinero un asesor de Gallego, tras advertir que su ex jefe prefiere reservarse para las explicaciones que "dará a satisfacción ante la administración de justicia, si es necesario".

Publicidad

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en DINERO Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 547

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.