| 1/28/2019 11:31:00 AM

Metro de Bogotá: ya empezó el traslado de redes

El gerente de la Empresa Metro, Andrés Escobar, anunció que ya empezó el traslado de las redes de fibra óptima de las empresas Telefónica y ETB que se cruzan con el trazado de la primera línea de Metro.

Aunque sigue reinando el escepticismo en varios sectores de Bogotá con el proyecto metro (se completan 60 años de solo anuncios y diseños), la Empresa Metro reveló que ya iniciaron los trabajos de traslado de redes de servicios públicos, otro avance importante en esta larga carrera para licitar, contratar y construir esta megaobra.Tres verbos que resumirán años de trabajo y dificultades.

“ETB y Telefónica ya iniciaron trabajos para mover algunas redes de fibra óptica al sur de Bogotá. En otros sectores, donde se cruzaban redes de servicios públicos, logramos mover (en los diseños y planos) algunas ubicaciones de las columnas del viaducto, lo que reduce los costos del proyecto”, comentó Escobar.

Lea también: Peñalosa no se baja del metro elevado

Es necesario explicar que Bogotá, y otras muchas ciudades del mundo, no cuentan con un mapa actualizado de redes de servicios públicos. Basta con recordar los casos del deprimido de la calle 94, donde la obra se paralizó y tuvo sobrecostos millonarios por un tubo madre del acueducto, que no estaba en los planes iniciales. Ciudades como Ciudad de México y Nueva York han enfrentado atrasos y sobrecostos en las ampliaciones de sus redes de sistemas metro.

En ese sentido, Mario Huertas Cotes, constructor colombiano de tres autopistas 4G, explica que es mucho más difícil construir en una ciudad como Bogotá que en las regiones. “En esos tres proyectos operamos en unos 500 kilómetros, y aunque ese es un gran desafío por temas ambientales y de predios, es mucho más complejo ejecutar un proyecto urbano”, cuenta el empresario y constructor, quien está interesado en licitar proyectos clave de la ciudad como Transmilenio por la Carrera Séptima.

El tema del traslado de redes no es un tema menor, no solo por los sobrecostos que pueden generar los traslados no previstos inicialmente, sino porque no es posible dejar a miles o millones de personas, según el caso, sin el suministro de un servicio público esencial.

Según información de la Empresa Metro, durante todo 2019 se continuará con este trabajo de traslado de redes y compra de predios. “Con estas inversiones y obras, creemos que la construcción del metro ya empezó”, dijo Escobar.

¿En qué va el resto del proyecto?

Otra de las obras que se ejecutan por estos días y que contribuirá a minimizar los riesgos es la relacionada con 9 excavaciones que se realizan en diferentes puntos del trazado del metro. “Son pruebas de resistencia que se están haciendo en 9 puntos donde hemos visto que los suelos ameritan este tipo de estudios”, dijo Escobar.

En estos sitios se funden unos pilotes y luego se someten a presiones 10 veces más altas de la que soportaría el viaducto del metro. En el fondo, se quiere ver qué tan vulnerables son esos suelos y así perfeccionar el diseño y costo de los concretos y obras. Estas pruebas estarán listas el próximo mes de febrero.

Mientras todo eso ocurre en campo, firmas internacionales interesadas en el proyecto, están recabando todo tipo de información descargando miles de documentos desde el cuarto de datos del proyecto. En ese sitio web puede haber no menos de 70.000 documentos relacionados con el proyecto.

Se sabe que ya hay unas 25 firmas internacionales que han expresado su interés, eso no quiere decir que todas presentrarán oferta económica, pero sí que lo que están contemplando. Muy seguramente, entre estas firmas están algunos de los más grandes fabricantes de trenes del mundo, como Bombardier, Siemens, Alstom, CAF y CRRC (China), entre otras.

Le puede interesar: Premio al proyecto de Metro de Bogotá

Esas 25 compañías provienen de 20 países, en donde se destacan Corea del Sur, Japón, Estados Unidos, Canadá, China y Francia, entre otros.

El próximo día clave de esta licitación será el próximo lunes 4 de febrero cuando está prevista la precalificación de los interesados. En otras palabras, se conocerá el listado de empresas y consorcios que tienen previsto ir por el millonario contrato.

Después de esto, pasarán otros 45 días, tiempo en que el Distrito y multilaterales  evaluarán los aspectos técnicos, financieros y legales de cada firma. Este filtro dejará un número determinado de consorcios que ya podrán materializar y entregar una oferta económica; en términos futbolísticos, los escogidos avanzan a una segunda fase.

El Distrito y bancos que prestan el dinero para el proyecto, tienen previsto adjudicar el contrato el próximo 20 de septiembre al consorcio que presente la oferta económica más baja. Ojalá no haya propuestas suicidas o excesivamente bajas, pues eso podría derivar en dificultades en la ejecución o litigios, como ya sucedió en proyectos de otros países de la región.

Así mismo, el contratista tendrá que demostrar un capital para este proyecto de US$1.000 millones, un poco más de $3 billones. Con ese dinero tendrá que iniciar obras como el patio taller en Bosa y contratar la fabricación de los trenes, entre otras inversiones. A medida que va construyendo y ejecutando obras programadas, podrá ir pasando cuenta de cobro, algo similar a las unidades funcionales del programa 4G. La inversión del concesionario ganador superará los $10 billones, entre viaducto, trenes y operación. Otra parte importante está atada al traslado de redes y compra de predios donde el Distrito también tiene responsabilidad directa.

Otra de las intervenciones importantes será el viaducto, el cual será construido con la técnica de módulos prefabricados. Esto no solo reduce el tiempo de construcción, también permite que las columnas y tablero queden más lisas y estéticas, pues buena parte de las piezas se hacen en una nave industrial, donde es posible llevar a cabo más controles sobre cada pieza.

Dos fechas finales: se prevé que la obra se termine en 2024, sin embargo, solo estaría operativa para el público la primera línea de Metro en 2025, pues los operadores tardarán al menos 9 meses en las pruebas de todos los sistemas, incluidos los trenes.

Lea también: Arranca la licitación del Metro de Bogotá

EDICIÓN 562

PORTADA

¿Qué va a hacer Carrasquilla después de la regla fiscal?

Las últimas semanas han sido bastante agitadas desde la perspectiva empresarial y económica. El comité consultivo de la regla fiscal decidió conceder un margen de maniobra al Gobierno en materia de gasto y endeudamiento, al flexibilizar algunos puntos el nivel de déficit fiscal permitido para 2019 y 2020.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en DINERO Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com
Su código de suscripción no se encuentra activo.