| 11/22/2018 12:01:00 AM

Hacer negocios fue más difícil en 2018

Hacer negocios en 2018 ha sido una de las pruebas más duras para los banqueros de inversión. La cantidad de operaciones ha descendido cerca de 36,73% en el tercer trimestre del año. Sin embargo, se espera que en 2019 haya mayor claridad con nuevas reglas de juego tributarias.

Si hay una palabra que define la dinámica de los negocios en 2018 es incertidumbre. Tras un primer semestre en donde prácticamente las transacciones estuvieron ‘paradas’ por cuenta de la polarización política y la definición de un nuevo gobierno, se vio un mejor desempeño en la segunda fase del año y mucha, muchísima expectativa por un 2019 con grandes cambios no solo en el ámbito local, sino internacional.

Sin embargo, el segundo semestre también reporta un ojo más agudo por parte de inversionistas internacionales, quienes evalúan con mucho cuidado el desarrollo del panorama político en América Latina con hechos como el final del proceso electoral en Brasil, los efectos de los primeros 100 días de López Obrador en México, así como el desarrollo que tendrá la Ley de Financiamiento en Colombia con un nuevo gobierno a cargo.

Le sugerimos: Ocde pide al Congreso aprobar Ley de Financiamiento para evitar desaceleraciones

"En Colombia, vimos un primer semestre lento, pero un segundo mejor. Hemos notado que el inversionista extranjero está más animado con Colombia. México está quieto y hay incertidumbre en Brasil. Así las cosas, quedan Chile, Perú y Colombia, siendo este último el de mejor tamaño", dice Juan Rafael Pérez, CEO de BTG Pactual.

Además, añade que el reto es lograr que los inversionistas estén interesados en hacer procesos, considerando que la administración del Presidente Iván Duque es promercado.

Pero toda rosa tiene sus espinas. Escándalos reputacionales como el de la constructora Odebrecht, su relación con el Grupo Aval, uno de los principales conglomerados del país, y sus efectos en las mayores exigencias en prácticas adecuadas de compliance a la hora de evaluar compañías, están en el orden del día. Esto, además de un entorno internacional cambiante: con tasas al alza por parte de la FED y fondos que entran y salen de mercados emergentes como el colombiano.

Banqueros consultados afirman que estos casos afectan los procesos de debida diligencia en los contratos y los filtros para detectar casos de posible corrupción son aún más rigurosos.

“Antes se hacía la debida diligencia legal, tributaria y se preguntaba quién era el dueño. Hoy, no solo en Colombia sino en el ámbito mundial, la negociación de estas disposiciones en el frente reputacional se han convertido en un asunto determinante en las transacciones y que puede frenar un negocio a última hora. Una contingencia de este tipo no se puede descontar en el precio de un activo”, afirma Natalia Ramírez, socia de la banca de inversión Lazard.

¿Pero cómo van los negocios en Colombia? Según un informe de Transaccional Track Record, solo el mercado de fusiones y adquisiciones en el país registró un total de 31 operaciones en el tercer trimestre de 2018, de las cuales 15 tienen un importe no confidencial que alcanza cerca de US$755 millones. Esto representa una disminución de 36,73% en el número de operaciones y un aumento de 21,83% en su importe, con respecto del mismo periodo de 2017.

Le recomendamos leer. Así se mueve la caja de los abogados en Colombia

¿Hubo trabajo?

Lo cierto es que si bien 2018 no fue un año de grandes mandatos, como se conoce en la industria de banca de inversión, sí hubo buenos negocios en distintos sectores. Una de las operaciones más emblemáticas fue el proceso de democratización del Grupo Energía de Bogotá, en el que se adjudicaron acciones por $1,92 billones, representadas en 10,4% de la empresa. De un total de 743 millones de acciones ofrecidas, hubo ofertas por 953,7 millones, monto que se adjudicó y que le representan al Distrito la entrada de recursos frescos que permitirán financiar varios de los programas del alcalde de Bogotá, Enrique Peñalosa. En este proceso participaron grandes jugadores como Inverlink, Bank of América y BTG Pactual.

Pero también hubo otros relevantes: en 2018 se logró la consolidación de Grupo Argos en Odinsa, así como el negocio entre Terpel y ExxonMobil, por $2,5 billones y $2,1 billones, respectivamente.

No hay que desconocer que este año también se cristalizó la compra de 41,89% de Gas Natural Colombia por parte de Brookfield y se concretó la Oferta Pública de Adquisición por $1,17 billones.

La venta como tal no requirió apoyo de los banqueros de inversión, pero la Oferta Pública de adquisición fue formulada por Davivienda Corredores.

De igual manera, Scotiabank concretó la compra de la unidad de consumo del Citibank, en una operación cuyo monto no fue revelado, pero que si permite inferir que el banco que en 2012 compró 51% de banco Colpatria, llegó al país para ganar una participación de mercado no menor a dos dígitos.

Así mismo, se concretó la operación de adquisición por parte de China Minsheng Investment Group de 99% de las acciones de Old Mutual, a través de una subsidiaria. La transacción fue por US$300 millones.

En financiación de proyectos se destaca la de Concesionaria Vial Andina (Vía Bogotá - Villavicencio): con un valor de $1,6 billones, este cierre financiero en la primera mitad del año fue el cierre financiero más grande que se haya hecho sobre una iniciativa privada de concesiones viales, según Alejandro Sánchez, vicepresidente de Banca de Inversión de Corficolombiana. Según el directivo, "fue el resultado de un trabajo intenso entre los prestamistas (Banco de Bogotá, FDN, Banco de Occidente, Banco Popular, Banco AV Villas y el Fondo Unidos por la Infraestructura), la concesionaria y un conjunto de asesores. También marcó la reapertura de los grandes cierres de vías 4G y preparó el escenario de las financiaciones para la segunda mitad del año".

Esta empresa también hizo la estructuración y colocación de bonos ordinarios de Promioriente y Gases de Occidente, por un valor conjunto superior a $500 mil millone, así como la estructuración y colocación de acciones ordinarias y preferenciales de Corficolombiana, por un valor cercano a $1 billón.

También hace unas semanas se anunció la venta de la participación que tenía el 50% del fondo Advent en Alianza al fondo Australis, invertidos también en Reve, grupo dueño de Tostao y Justo & Bueno.

En el sector financiero hubo movidas en el negocio de seguros que dinamizaron el sector. La compra de Seguros Generalli (91,33%) por parte de Talanx, fue una transacción valorada en US$35 millones.

Los negocios en el sector salud también se destacaron. Dos empresas paisas como el Grupo Las Américas y la Clínica Medellín fueron vendidas en 2018: el primero al grupo peruano Aúna. Esta adquisición fue cerrada por un monto de $651.012 millones y permitió transferir cerca de 19.700 acciones. BTG Pactual asesoró a Las Américas. La segunda fue ofrecida a Quirónsalud, el grupo hospitalario español que forma parte de Fresenius Helios.

"Por más que haya un dificultades en el frente de salud, los inversionistas están viendo oportunidades en clínicas, medicina ambulatoria, cuidado de paciente en el hogar o laboratorios farmacéuticos. Son segmentos que tienen mucho potencial", afirma Mauricio Saldarriaga, presidente de Inverlink, banca de inversión independiente.

Le sugerimos: Buen ambiente para inversionistas: Colombia se ve mejor desde afuera

También los negocios de base tecnológica se hicieron notar. Una prueba contundente fue cómo Rappi logró convertirse en el primer unicornio colombiano, tras superar en más de US$1.000 millones su valor de mercado, durante su más reciente ronda de inversión.

"En este nivel de valoración, Rappi se convierte en una de las 20-30 compañías más valiosas de Colombia, operando en una industria que tradicionalmente no ha tenido peso en el mercado colombiano", afirma Mauricio Gómez, socio de Landmark Alantra Group.

Esta operación se destaca además porque la cartera de inversionistas es muy relevante, con la participación de varios fondos de capital de riesgo basados en Sillicon Valley, como son DST Global, Andreessen Horowitz y Sequoia Capital, que han participado en el capital de grandes referentes globales en tecnología como lo son Google, PayPal, Instragram, Skype y AirBnB.

Conozca esta información: Imparable: Rappi se convierte en el primer ‘unicornio‘ colombiano

Y en esa misma sintonía, los emprendimientos de base tecnológica menos maduros brillaron en este 2018. Por ejemplo, Peiky, elegido como el mejor emprendimiento del país en el Colombia Startup & Investor Summit 2018, se apoyó en la banca de inversión local Pivot para estructurar la ronda ángel de la compañía, calculada en US$1,2 millones. Al cierre de esta edición, este banquero cerraba los compromisos para hacer realidad esta iniciativa.

De hecho, los negocios de banca de inversión no sólo se están concentrando en grandes estructuraciones financieras o negocios de M&A.

Según Diego Muñoz, socio del bufete de abogados MTA, este año los negocios no fueron tan grandes como los que se veían hace un tiempo. “Este año se ha presentado un fenómeno interesante: se observa un número importante de transacciones de cuantías que oscilan entre US$5 y US$50 millones. Eso marca diferencia frente a años anteriores cuando había transacciones de más alto perfil”, comenta.

Pero de poco en poco se fueron acumulando negocios: no todos tan mediáticos ni tan populares como las billonarias ventas tipo Isagen, pero que si hablan del potencial transaccional que se ve en el mercado colombiano, en el que abundan fondos de inversión buscando oportunidades y también fondos que encuentran el momento oportuno para vender sus participaciones.

Varios de ellos se vieron: la venta de Pasabocas La Reina al fondo Valorar Futuro por US$9 millones; la adquisición de 49,5% de la participación accionaria de corrugados El Darién por parte de C.I Banafrut y C.I Tropical.

También un negocio de una cuantía por ese promedio se observó en la operación en la que la empresa Rocsa compró Improquim a Adinsa y Andercol Panamá, sucursales del grupo Orbis.

Los negocios de cuantías medianas a pequeñas le darán paso a negocios más grandes en 2019. “El año entrante viene con retos importantes. Deben despegar sectores como infraestructura y veremos impulso en los negocios de energía", comenta Juan de Bedout, vicepresidente de Banca de Inversión de Davivienda Corredores.

Si bien muchos de los negocios fueron estructurados por banqueros de inversión, también se dieron casos de compañías que hicieron transacciones de manera interna, lo que no siempre resulta conveniente y menos si no se tiene la pericia para estructurar operaciones.

En el ecosistema empresarial se ve de todo. “Hay clientes pequeños que se van a hacer una transacción solos y cuando buscas que los ayudes ya están en un problema de negociación y de estrategia muy difícil. Las compañías grandes usan generalmente asesores cuando tienen equipos más sofisticados", comenta un banquero consultado.

Otras operaciones en 2018

En muchas de las operaciones de este año hubo intervención de banqueros de inversión en los mandatos y en otras no. En todo caso, algunos de los negocios que también se hicieron sentir en 2018 fueron:

Grupo DHL compra Suppla al grupo Santo Domingo por US$68 millones; Muebles & Accesorios fue comprada por Colchones Paraíso; Zurich Insurance compra QBE Seguros; United Health adquiere Banmédica (dueña de Colmédica y Aliansalud); Volant eleva de 40% a 85% la participación en Easy Fly; Prodenvases compra el negocio de hojalata de Litoempaques.La Corporación Financiera Internacional capitaliza a Alquería en $56.000 millones; Iam City adquiere los activos de Brainz Colombia; Veola compra Aseo Urbano; Unilever anuncia apertura de planta de cuidado personal, tras comprar unidad a Quala; Mériux compra Tecnimicro.

VIDEOS MÁS VISTOS

  • "El equilibrio en la familia me permite avanzar en la vida profesional": gerente Pepsico

    close
  • La colcha de retazos de la Ley de Financiamiento

    close
  • Empresarios en Bogotá dan un paso más para nuevas oportunidades

    close
  • Empresarios de Santander abren sus puertas para una oportunidad

    close
  • ¿Cuál es el liderazgo que necesita Colombia?

    close
MÁS VIDEOS

EDICIÓN 555

PORTADA

Los mejores colegios de Colombia en 2018

Estudiantes de unos 13.000 colegios presentaron las Pruebas Saber 11 este año. Sus resultados son la base del ranking anual de Dinero, que en la presente edición destaca aquellas instituciones con los puntajes más altos en matemáticas e inglés.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en DINERO Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com
Su código de suscripción no se encuentra activo.