| 12/14/2017 12:01:00 AM

Así se ve el panorama de Colombia en 2018

La economía colombiana atraviesa un letargo que ya completa 4 años. ¿El país logrará superar esta situación en 2018? Mucho depende de las elecciones, la FED, las 4G y la recuperación del consumo.

Los colombianos tenían muchas expectativas sobre lo que podría pasar en 2017. Sin embargo, la vigencia que está terminando resultó siendo, en materia económica, financiera y de negocios, frustrante.

El ajuste se ha extendido más allá de lo deseado y muchos se quedaron esperando la tan anhelada recuperación. A pesar del optimismo del Gobierno sobre la posibilidad de que la crisis tocara fondo y los indicadores principales del aparato productivo ya mostraran reactivación, lo que se puede decir –si Colombia crece en 2017 al 1,8%– es que el país habrá completado cuatro años de desaceleración. Por eso, ahora las esperanzas están puestas en lo que ocurra en 2018.

Según las cuentas de la mayoría de analistas, el país recuperará la senda de crecimiento en los próximos 12 meses, pues el consenso de ellos ya está proyectando un aumento en el PIB real cercano a 2,5% o 2,6%.

Eso es lo que lleva a las autoridades como el ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas, y al gerente del Banco de la República, Juan José Echavarría, a asegurar que la recuperación será sostenida de aquí en adelante, hasta llegar a los niveles adecuados al nuevo PIB potencial; esto es, alrededor de 3,5%.

Recomendado: Las razones por las que los analistas esperan un repunte en 2018

Desde este punto de vista, lo que va a dominar el debate económico serán los resultados que vayan mostrando sectores claves como industria, agro, turismo, infraestructura y servicios sociales.

Sin embargo, 2018 tiene un ingrediente adicional que genera muchas más preguntas: se trata de un año electoral que le imprime mucha incertidumbre a las decisiones de inversión y de consumo.

Por eso, el clima para los negocios y las decisiones de gasto de los consumidores estará en la mira de los analistas y el Gobierno. En una reciente reunión de autoridades económicas con empresarios de la Costa, la idea generalizada es que las decisiones de inversión se iban a aplazar hasta tanto no se conozcan los resultados en las urnas.

La incertidumbre es explicable: el país está atravesando un coyuntura inédita, pues está definiendo el rumbo en un escenario de posconflicto, lo que lleva a muchos a hacerse preguntas sobre cómo van a ser las reglas del juego; por ejemplo, sobre la propiedad de la tierra en las zonas donde antes imperó la violencia política o cuál va a ser el nuevo marco de impuestos, si el nuevo Presidente decide asumir otra reforma tributaria.

Así las cosas, durante el primer semestre el impulso económico va a depender de dos asuntos claves: el consumo privado y el consumo público. Si las expectativas de los consumidores mejoran y se reactiva la demanda interna, la economía recibirá el empujonazo que probablemente no recibirá por el lado de la inversión y la formación de capital; y si ciudades como Bogotá y Medellín logran sacar adelante sus grandes obras, podrán compensar lo que se deje de hacer por cuenta de que la ley de garantías seguirá vigente hasta mayo próximo.

Lea también: Panorama mundial para 2018

Otro de los factores que puede incidir favorablemente en el ánimo de la gente es el evento deportivo del año: el mundial de fútbol de Rusia, en el que Colombia participará. Si el país logra avanzar en esta competición, es muy probable que el ambiente general de los consumidores repunte, luego de más de dos años de estar en terreno negativo y, con ello, que haya mejores expectativas sobre el futuro económico.

De otra parte, el otro año el mundo de los negocios va a seguir dando de qué hablar. En primer lugar, se espera la que podría ser la emisión de acciones más importante de los últimos años: la del Grupo de Energía de Bogotá, que significaría una recuperación para un mercado accionario deprimido que está buscando ganar de nuevo protagonismo.

Habrá otras movidas interesantes, como la inauguración de la nueva planta de producción de firma Central Cervecera de Colombia, una compañía de la que participan como accionistas Postobón y la chilena Compañía Cervecerías Unidas (CCU) del grupo Luksic. Este tipo de noticias contribuye a ratificar que, aunque el país está enfrentando enormes desafíos, es claro que algo se ha hecho bien durante los últimos años, pues varias compañías han decidido seguir invirtiendo en Colombia.

La licitación de basuras en Bogotá, el comportamiento de la construcción y los desarrollos adicionales en torno de los escándalos conocidos como Panama Papers y Paradise Papers son otros de los temas que moverán la agenda.

Puede interesarle: ¿Cómo le irá a la economía colombiana en 2018?

En el frente internacional, la reforma tributaria que estaba a punto de aprobar el Congreso de Estados Unidos pondrá un ingrediente más al análisis económico del mundo: si resulta efectiva, habrá una aceleración de la producción, pero si implica un desbalance macro para la principal potencia del mundo habrá nuevos ruidos sobre, por ejemplo, la sostenibilidad de la deuda.

El otro elemento de análisis también viene de Estados Unidos: cuál será la senda de tasas que determine la FED, entidad que estará estrenando presidente: Jerome Powell. Para muchos analistas de mercado, una subida adicional de tasas está prácticamente descartada en Colombia, lo que significaría que no habría sorpresas con el dólar.

El bitcoin –que sigue mostrando récords de cotización– el brexit, la calamitosa situación de Venezuela y los procesos de elecciones en varios países de la región son los otros ingredientes del contexto internacional que estarán en las primeras planas.

Sin lugar a dudas, hay muchas expectativas sobre lo que pueda ocurrir en los próximos 12 meses. Qué pase en muchos de estos frentes podría determinar un cambio de tendencia en el comportamiento de la economía y los negocios y, con ello, consolidar un mayor ritmo de crecimiento que aleje las preocupaciones que muchos tienen sobre lo que está pasando en Colombia.

Recomendado: Los grandes negocios del 2018

EDICIÓN 539

PORTADA

La ganadería hace un milagro en la altillanura de Vichada

Una profunda transformación ganadera se está gestando en Vichada, donde se podría consolidar la producción de entre 100.000 y 300.000 reses para carne de exportación. Su efecto demostración puede impactar 5 millones de hectáreas.

Les informamos a todos nuestros lectores que el contenido de nuestra revista impresa en nuestro sitio web será exclusivo para suscriptores.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en DINERO Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción por favor ingrese la siguiente información:

No tiene suscripción. ¡Adquierala ya!

Si usted tiene algún inconveniente por favor comuniquese con nosotros en Bogotá al 7421340 o a la línea nacional gratuita 018000-911100 (Lunes a Viernes de 7:00 am a 8:00 pm, Sábados de 09:00 am a 12:00 m).

Su código de suscripción no se encuentra activo para esta publicación