| 11/24/2016 12:00:00 AM

Banca de inversión: La compra y venta de compañías es hoy más frecuente

Hace 15 años eran una especie rara. Hoy los banqueros de inversión en Colombia están en pleno furor a pesar de un menor crecimiento económico, un proceso de paz por definir y una reforma tributaria que será decisiva para todos.

Lo dicen los propios banqueros de inversión. Para ellos es vox populi: hace 15 años si alguien lograba vender una compañía era como ganarse el Baloto, pues resultaba bastante difícil. La inversión extranjera era mucho menor y Colombia aún se veía como el ‘patito feo’ para los agentes internacionales.

Tampoco había grandes negocios ni grandes emisiones. Mucho menos se hablaba de estructuraciones financieras o project finance, el negocio de moda en el gremio hoy. No se valoraban tantas empresas porque era más difícil vender o comprar y hacer un fairness opinion o emitir un concepto sobre una transacción determinada, parecía un término traído de otras latitudes.

Antes la globalización era una palabra que no sonaba tan cercana. Hoy, los banqueros de inversión están menos ceñidos a la coyuntura interna. Si bien las negociaciones salariales, una inflación a la baja como la que se prevé para el año entrante y las tasas de interés cayendo mueven a los inversionistas, también la dinámica mundial, por cuenta de un cambio de gobierno en los Estados Unidos, las expectativas en los movimientos en tasas de la Reserva Federal e, incluso, la situación económica de nuestro vecindario son factores que pesan a la hora de tomar cualquier decisión financiera.

Pero viendo en detalle el negocio de banca de inversión y lo que el mismo sector dice, hay más jugadores, como es el caso de los fondos de capital privado, que siempre están a la ‘caza’ de oportunidades de compra y los inversionistas institucionales. También hay más posibilidades de financiar una compra y más información disponible. “Se vendía más por coincidencia y por el azar de la vida. Era extraño que se diera un proceso competitivo”, afirma Alejandro Sánchez, vicepresidente de banca de inversión de Corficolombiana, una de las firmas más activas en el negocio.

Lea también: Los negocios de la banca de inversión están en pleno furor

Hoy vender y comprar compañías, por ejemplo, es un negocio más líquido que hace unos años, aunque, como siempre, no se le delega a cualquiera. “Es como cuando hay que llevar al hijo al neurocirujano, se busca al que más confianza ofrezca”, afirma Mauricio Saldarriaga, presidente de Inverlink.

De hecho, figuras reconocidas que aún hoy brillan estaban detrás de los negocios. Nombres como el del exministro de Hacienda, Rudolf Hommes, Armando Montenegro, Luis Carlos Valenzuela, el exministro de Defensa Luis Fernando Ramírez y el hoy presidente de la Andi, Bruce Mac Master, han sido populares en esta industria en la que las buenas relaciones y conocimiento de los sectores económicos y los mercados son las armas más efectivas para mantenerse vigente.

Hoy esta industria cuenta con más jugadores y la competencia es feroz. De hecho, este año se han ejecutado negocios que otrora resultaban impensables: la venta de Isagen –la mayor generadora de energía del país– a la canadiense Brookfield por un monto de superior a los $6 billones; que grupo Sura adquiriera la operación de RSA en seis países en una transacción por US$674 millones o que se lograra el cierre financiero de la Conexión Pacífico 1 de la primera ola 4G, por US$ 864 millones, muestra que la dinámica de las transacciones no se detiene.

Esto, a pesar de que la economía crecerá cerca de 2% este año, según el Banco de la República; de que los estragos de la crisis petrolera y la devaluación del peso hagan menos atractiva la venta de compañías colombianas a extranjeros y de que, después de la ‘fiesta’ de las 4G, no se sepa con claridad cuál será el nuevo rumbo del negocio. Aún con algunos nubarrones, la sofisticación en la industria de la banca de inversión en Colombia es cada vez mayor: las firmas internacionales buscan tener una presencia permanente en el país y las locales afinan sus estrategias de acuerdo al movimiento de los negocios y se ajustan a los cambios del mercado.

Lea también: ¿Cómo es el negocio de banca de inversión en Colombia?

No se trata de un negocio regulado, ya que su esencia es la asesoría, y el mercado se divide en dos grupos: las firmas independientes; es decir, aquellas que no tienen la ‘cobija’ de un grupo financiero nacional o internacional, y las bancarizadas; es decir, las que hacen parte de algún conglomerado financiero y que por esta connotación son vigiladas por la Superintendencia Financiera de Colombia.

En este segundo grupo sobresalen nombres como la banca de inversión Bancolombia, la más grande del país, y cuyo equipo lo integran 65 profesionales. También Corficolombiana, Davivienda Corredores, HBI Helm y la unidad de banca de inversión del BBVA logran sobresalir.

Sin embargo, lo que demuestra con más fuerza el desarrollo del negocio está asociado al mayor compromiso de las entidades internacionales como JP Morgan, Credit Suisse, Credicorp, Morgan Stanley, Lazard, Bank of America, HSBC, BNP Paribas, Corpbanca Itaú, Citibank, la española GBS (ahora con Nogales) y UBS, con oficinas establecidas en Bogotá. De hecho, esta última la abrió hace ocho meses con el propósito de fortalecer su presencia en esta unidad de negocio.

Otras entidades también tienen participación importante en los negocios que se hacen en Colombia, como son Goldman Sachs y Deutsche Bank.

Lea también: Inversionistas huyen de mercados emergentes por Trump

EDICIÓN 546

PORTADA

Especial de abogados: las firmas más grandes de Colombia

Los bufetes de abogados en Colombia facturaron cerca de $1,5 billones en 2017 y, aunque fue un año no tan fácil para la economía, les abrió nuevas oportunidades de negocio. Panorama de la industria legal en el país.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en DINERO Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 546

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.