Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

| 8/30/2018 12:01:00 AM

La nueva cara de la industria financiera en Colombia

Este sector que tiene más de $1.600 billones en activos y 415 entidades, hoy es uno de las más robustos de la región. Cuenta con $16,6 billones en reservas para proteger a los ahorradores ante una crisis.

Los expertos señalan que la salud de la economía de un país se puede medir por la fortaleza de su sistema financiero.

En Colombia la caída en los ingresos petroleros en los últimos cuatro años generó un raquítico crecimiento, especialmente en 2017, que se reflejó en la banca con una baja dinámica crediticia, menores utilidades y un incremento en los niveles de morosidad.

El Marco Fiscal de Mediano Plazo advierte que hubo deterioro, pero no en los niveles del periodo 1998-1999.

Y los nubarrones parecen despejarse. Las cifras del sector empezaron a mejorar en abril. Además, hay optimismo con el gobierno Duque y el crecimiento en el segundo trimestre de este año hace soñar con un PIB de 3% en 2018.

Asobancaria es optimista. Dice que el mayor dinamismo del consumo privado y el anclaje de las expectativas inflacionarias contribuirán al crecimiento del crédito de consumo; la cartera comercial se verá favorecida con el repunte del comercio, la industria y la aceleración de obras civiles como los proyectos 4G. Superada la incertidumbre electoral se beneficiará el comportamiento de la inversión y el emprendimiento de proyectos aplazados.

Le sugerimos: La caída del sistema financiero ya llegó a su fin Asobancaria

Cambio extremo

Indudable es la transformación de la industria en las últimas dos décadas, alcanzando estándares internacionales en regulación, supervisión y gestión de riesgos, que hoy la posiciona como una de las más robustas en la región.

Colombia emprendió desde 1998 la consolidación de un sistema financiero estable y resiliente, con importantes reformas para converger a Basilea III, dice Asobancaria.

Destaca que para recuperar la confianza de los consumidores, en 2000 se creó la Red de Seguridad Financiera como mecanismo de coordinación entre el Ministerio de Hacienda y el Banco de la República, con el objetivo de reducir la probabilidad de quiebra de las entidades y mitigar posibles contagios.

La crisis evidenció la necesidad de cambio en el modelo de supervisión. En 2002 se adoptó el Sistema de Administración del Riesgo de Crédito, el cual incluyó modelos de previsión de riesgos futuros. Posteriormente se sumaron los sistemas de Riesgo de Mercado, Operativo, de Liquidez y de Lavado de Activos y Financiación del Terrorismo.

En 2006 la banca comenzó un rápido proceso de internacionalización. Doce conglomerados hacen presencia en 25 países de Centro y Suramérica. Hoy, su estructura es más compleja porque muchos realizan actividades mixtas, lo cual conlleva múltiples riesgos.

La supervisión se ha preparado. En 2005 se fusionaron las Superintendencias de Valores y Bancaria, en la Superintendencia Financiera de Colombia (SFC), evitando duplicidad de funciones, vacíos en la regulación y la vigilancia.

Entre 2007 y 2008 se introdujeron medidas destinadas a controlar el crecimiento del crédito y mitigar los riesgos de cambio en el ciclo económico.

Se destacan la adopción de provisiones por pérdidas inesperadas, la introducción por la SFC de la restricción voluntaria a la distribución de utilidades por las entidades con el objetivo de fortalecer sus balances y el fortalecimiento patrimonial de éstas.

Le puede interesar: Alertan por acelerado crecimiento del crédito

En 2015 se estableció un periodo fijo para el Superintendente, preservando su autonomía de los vaivenes políticos.

En 2010 se integraron las disposiciones del sector financiero, asegurador y de valores. En 2011 se avanzó en la gestión basada en riesgos y se creó la Unidad de Regulación Financiera (URF), adscrita al MinHacienda con el objetivo de concentrar, canalizar y preparar las normas relacionadas con la captación de dinero del público para transacciones financieras, bursátiles y de seguros.

En 2016 se definió la nueva estructura de la SFC, que en 2017 cambió su organigrama, reajustó la planta, modernizó su edificio, imagen corporativa y web.

El Superintendente - guardián de los activos del sistema que superan los $1.624.5 billones y vigía de 415 entidades bancarias, de seguros, valores, pensiones e infraestructura de negociación- ahora cuenta con un Consejo Asesor consultivo de seis expertos. La Delegatura de Supervisión de Riesgos es clave.

Un hito fue la Ley de Conglomerados en 2017 y su reglamentación este año. Standard & Poor´s subió la calificación de los bancos colombianos, de estable a positiva, por la mejora en la regulación de conglomerados, la posibilidad de renegociar créditos vencidos y los avances de Basilea III.

Lea más: La nueva ley de Conglomerados es la madre de todas las reformas

Protección a los ahorradores

Con reservas por $16,6 billones, Fogafín subió a $50 millones el seguro para proteger los depósitos de los ahorradores; la inclusión financiera avanzó a 80,1% y cobertura en todo el país, se reforzó la defensa del consumidor y en 2017 se destinaron $3.816 millones a educación financiera.

EDICIÓN 562

PORTADA

¿Qué va a hacer Carrasquilla después de la regla fiscal?

Las últimas semanas han sido bastante agitadas desde la perspectiva empresarial y económica. El comité consultivo de la regla fiscal decidió conceder un margen de maniobra al Gobierno en materia de gasto y endeudamiento, al flexibilizar algunos puntos el nivel de déficit fiscal permitido para 2019 y 2020.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en DINERO Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com
Su código de suscripción no se encuentra activo.