Al finalizar julio, el peso se depreció con respecto al dólar cerrando en $1.989,89 un aumento de $38,89 frente al día anterior. La disminución de las ventas de la vivienda en Estados Unidos —6,6%, frente al 2,7% esperado por los inversionistas—, produjo un temor que indujo a la venta de las posiciones en monedas de mercados emergentes. En lo corrido del año, el peso se apreció 11,17% y en los últimos doce meses 19,13%.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en DINERO Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 541

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.