La economía estadounidense, despertó de su adormecimiento para crecer 3,4% en el segundo trimestre, la mayor tasa del último año. Este crecimiento se atribuye al aumento en el gasto del gobierno y las empresas. Los consumidores, en cambio, se apretaron el cinturón por los altos precios de la gasolina y los efectos de la desaceleración en el mercado de la vivienda.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en DINERO Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 544

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.