| 4/5/2019 7:00:00 PM

Con sello sostenible

Más que suministrar combustibles, detrás de las estaciones de servicio hay un compromiso ambiental y social del que se desprenden diversos programas de RSE.

El cuidado del planeta preocupa a los dueños de las estaciones de servicio, que reciben cuestionamientos por su papel en la contaminación. Esta percepción los llevó a replantear sus programas y a apostarle a ser más responsables integralmente.

Por eso, desde hace aproximadamente 15 años las empresas distribuidoras de combustibles se inclinan por crear programas que dejen huella en el planeta y en la vida de los más vulnerables.

Para velar por un aire más puro las estaciones ejercen autocontrol en la calidad del combustible ofrecido para respetar las mezclas autorizadas. Y en los puntos de servicio respetan las exigencias de disminuir el impacto de contaminación por el almacenamiento de los líquidos.

Por ejemplo, para Biomax es clave optimizar el uso de los recursos energéticos y naturales. Por eso plantea su estrategia en el programa ‘Ecoresponsable’, con el que precisamente busca mitigar su impacto.

Con respecto al lado social, muchas de ellas se destacan por el apoyo a comunidades vulnerables y programas para mejorar el rendimiento académico de los niños y jóvenes.

Terpel, por ejemplo, por tercer año consecutivo hace parte del reporte anual de SAM, la publicación más completa y reconocida sobre sostenibilidad corporativa en el mundo. Esta firma se enfoca en mejorar la vida de los niños y jóvenes por medio de programas académicos que fortalecen el aprendizaje y el liderazgo.

Petrobras también se inclina por trabajar en pro de los niños. Al efecto apoya el programa Ludotecas Nave, que a través del juego restituye sus derechos, mejora las relaciones de familia como base de la sociedad, y logra articular efectivamente al Estado, la comunidad y la empresa privada para la atención integral a la infancia.

Esta cadena brasileña de estaciones también apoya iniciativas relacionadas con las tortugas marinas en Santa Marta. Petrobras, Texaco, Esso, Mobil y Terpel destinaron entre 2009 y 2015 aproximadamente US$5 millones para financiar los programas de responsabilidad socia. Asi lo señaló el estudio de ‘sostenibilidad social desde el sector petrolero’, que realizó la unidad de investigación de comercio de la Universidad Nacional.

Entre los programas amparados con estos dineros sobresalen el apadrinamiento de adultos mayores, torneos deportivos y ejercicios académicos en alianza con cajas de compensación y fundaciones universitarias.

TEMAS RELACIONADOS

EDICIÓN 562

PORTADA

¿Qué va a hacer Carrasquilla después de la regla fiscal?

Las últimas semanas han sido bastante agitadas desde la perspectiva empresarial y económica. El comité consultivo de la regla fiscal decidió conceder un margen de maniobra al Gobierno en materia de gasto y endeudamiento, al flexibilizar algunos puntos el nivel de déficit fiscal permitido para 2019 y 2020.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en DINERO Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com
Su código de suscripción no se encuentra activo.