| 7/1/1995 12:00:00 AM

Solidaridad chimba

POR PRIMERA VEZ en la historia reciente del país, la situación política está afectando negativamente la economía. La caída del peso y de las bolsas, la parálisis de la inversión extranjera y doméstica (tan necesaria para generar empleo y construir la infraestructura física), la suspensión de negocios en marcha, son todos síntomas de que la crisis política esta frenando la economía. Ahora empiezan a subir nuevamente las tasas de interés. El próximo paso es una recesión. Y para rematar, gin gobierno sobre el que existen las peores dudas, trata de hacer una reforma tributaria para sacarle plata a los mismos contribuyentes de siempre.

Todo por culpa de un presidente que coloca sus intereses sobre los de su país. Samper es el exclusivo responsable del manejo de su campaña. El resto de los colombianos no tuvimos nada que ver con esa sórdida "empresa". Sin embargo, estamos pagando las consecuencias de la corrupción en esa campaña. No son los "enemigos" ni los "malquerientes" de Samper quienes hicieron trampa para ganar las elecciones.

Es comprensible desde el punto de vista personal que Samper desvíe la atención y le eche la culpa de lo que está pasando a quienes no la tienen. Al fin y al cabo Samper es un político y como tal es experto en desconocer su culpa.

Pero es incomprensible que distinguidos empresarios colombianos pidan solidaridad con un presidente que ha colocado al país en la encrucijada actual debido a sus propios y exclusivos malos manejos. Solamente los que se llaman a sí mismos "conservadores" superan en miopía a algunos que se dicen voceros del sector privado. Pero los políticos "conservadores" se benefician del gobierno con puestos, mientras los empresarios (y el resto del país) sufren las funestas consecuencias de un presidente que dejó de gobernar hace rato.

Es de una ingenuidad asombrosa confundir las instituciones con la persona del presidente. Las personas pasan. Los elegidos se deben a sus electores.

Son esos electores los que deben decidir si quieren seguir con un presidente que está conduciendo al país por el sendero del desastre político y económico. Nadie en su buen juicio (y menos empresarios que actúen con racionalidad económica) puede ser solidario con políticos emproblemados por la trampa que hicieron durante la campaña que los eligió.

VIDEOS MÁS VISTOS

  • Empresas: así se logra la inclusión laboral

    close
  • La franquicia colombiana que hace helados en 60 segundos

    close
  • "La creatividad es importante, pero si no se aplica no pasa nada": gerente de CasaLuker

    close
  • Gerente de Oracle incita a redefinir modelos de negocio

    close
  • Las bicicletas eléctricas compartidas se toman Bogotá con Muvo

    close
MÁS VIDEOS

EDICIÓN 554

PORTADA

¿Qué está pensando Alberto Carrasquilla?

La propuesta de ajuste tributario que el Ministro de Hacienda le presentó al país parece no haberle gustado a nadie. ¿Hacia dónde nos quiere llevar quien es considerado por muchos uno de los mejores economistas de la región?

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en DINERO Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com
Su código de suscripción no se encuentra activo.