| 8/13/1999 12:00:00 AM

La empresa de la ciencia

El decrecimiento de la economía durante el primer semestre llegó al 6% y ello hará muy difícil que en 1999 el PIB no caiga por lo menos en 2%. El ingreso per cápita en dólares llegará a US$1.772, casi 30% menor que el de 1997 e inferior al de 1994. Creemos que detrás del pobre crecimiento, hay mucho más que la mala macroeconomía y la mucha violencia que atraen la atención de la prensa.



En medio del ajuste macro y social, no puede perderse la principal lección del desarrollo económico: los países crecen más cuando invierten más (en infraestructura pública, en maquinaria y equipo o educación) o cuando hacen mejor las cosas, organizan mejor su gobierno y sus negocios, o desarrollan el conocimiento y la ciencia para aumentar su productividad. En el nuevo siglo de la economía del conocimiento, la educación y la tecnología serán los factores más importantes para recuperar nuestro progreso.



Aunque, de acuerdo con el World Competitiveness Report, Colombia no brilla hoy por la calidad de su educación básica y su tecnología, hay serios indicios de cambio. La cobertura de educación superior en ingenierías ha llegado al 5% de la población joven, el doble que en los países en desarrollo y 70% más alto que en América Latina. Los centros de excelencia en investigación básica, como los de Patarroyo y muchos otros, después de años de esfuerzo y dedicación, finalmente están logrando avances de talla mundial. Y, para completar, (página 24) el número de innovaciones tecnológicas significativas en las empresas colombianas en los años recientes sorprende hasta a los más escépticos.



Es posible que, en la próxima década, Colombia exporte mayor valor en los desarrollos de la nueva tecnología que en café; que la aplicación de la biotecnología dispare a niveles no conocidos la productividad agrícola; que con mejores métodos de diagnóstico y prevención de enfermedades transmisibles, la expectativa de vida aumente varios años.



Estas son las semillas para superar el viejo modelo del almendrón en la ciencia: empresarios encerrados en sus empresas, científicos encerrados en sus laboratorios y recursos estatales guardados en las oficinas de la burocracia.



El gobierno podría contribuir mucho a un nuevo modelo con varias estrategias:



1. Impulso presupuestal e institucional de los grupos que comiencen a dar resultados.



2. Renovar el envío de jóvenes científicos, 500 ó 600, al exterior a hacer doctorados.



3. Reorientar al Sena hacia el sistema nacional de innovación, con verdadero compromiso hacia los centros de Desarrollo Tecnológico y las incubadoras de empresas.



4. Consolidar los estímulos tributarios a la investigación y el desarrollo en empresas.



5. Profundizar la buena iniciativa del Fondo de Productividad empresarial para fondear verdadero capital de riesgo para la innovación y la investigación.



6. Rescatar a Colciencias como un articulador del Sistema de Ciencia y Tecnología, evitando que su presupuesto nominal sea menor que el de 1993-94, y poniendo al frente a un buen director.



Con mejor entorno y mayor capacidad institucional de los innovadores en los centros de investigación y en las empresas, el país puede hacer de la ciencia moderna y sus aplicaciones su empresa más productiva.



¿Por qué no poner esto ahora sí alto en las agendas pública y empresarial?

VIDEOS MÁS VISTOS

  • ¿Por qué genera debate la propuesta del IVA de Duque?

    close
  • ¿Por qué genera debate la propuesta del IVA de Duque?

    close
  • Cosmic Go: la primera 'startup' que alquila patinetas eléctricas en Colombia

    close
  • ¿Cuáles son los principales problemas de Cartagena?

    close
  • Empresas: así se logra la inclusión laboral

    close
MÁS VIDEOS

EDICIÓN 554

PORTADA

¿Qué está pensando Alberto Carrasquilla?

La propuesta de ajuste tributario que el Ministro de Hacienda le presentó al país parece no haberle gustado a nadie. ¿Hacia dónde nos quiere llevar quien es considerado por muchos uno de los mejores economistas de la región?

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en DINERO Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com
Su código de suscripción no se encuentra activo.