Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

| 9/27/2018 12:01:00 AM

Ya es hora de que el Gobierno destape sus cartas

Ya es hora de que el Gobierno muestre sus cartas en el campo fiscal y establezca las prioridades que se requieren. De lo contrario, la incertidumbre se va a volver a tomar el espíritu y ánimo de los consumidores.

El debate en el Congreso al ministro de Hacienda, Alberto Carrasquilla, por los denominados Bonos de Agua, representó un verdadero pulso entre la oposición, el Gobierno y los partidos que lo apoyan.

Las acusaciones, la defensa y la controversia sobre los detalles del esquema para que más de un centenar de municipios lograran desarrollar proyectos de agua potable y saneamiento básico protagonizaron una de las discusiones más caldeadas de los últimos años.

El costo para los municipios, la imposibilidad de prepagar la deuda, el sistema de financiamiento, la mala ejecución, el nivel de riesgo para esos entes territoriales, el respaldo de la Nación, el papel de las sociedades en Panamá y de los inversionistas internacionales, y hasta el cuestionamiento ético al ministro Carrasquilla por favorecerse con decisiones que se impulsaron cuando ocupó el cargo en la década pasada, convirtieron el debate en una medición de fuerzas.

Lea también: Las razones de Robledo para pedir la censura de Carrasquilla

Al cierre de esta edición, el senador Jorge Enrique Robledo, del Polo Democrático –partido de oposición– tramitó la moción de censura contra el Ministro y será en el Congreso donde se defina su futuro. Este episodio ha robado gran parte de la atención en las decisiones que en materia fiscal debe tomar el país. Debe llegar la hora de definiciones para el Gobierno en materia de aclarar sus propuestas fiscales y tributarias que durante este mes y medio, tras la posesión del presidente Duque, han estado fragmentadas y segmentadas.

Desde el principio se habló de una reforma tributaria, pero la comunicación y los mensajes han ido a cuenta gotas en distintos escenarios gremiales. Primero se anunció la creación de un “Sisbén para los ricos”. La mención levantó ampolla por cuanto el Sisbén se relaciona con asistencia estatal y lo que en su momento quería plantear el ministro Carrasquilla era la realización de un censo para identificar a los de mayores recursos en el país.

Después fue la propuesta de gravar con el IVA todos los productos de la canasta familiar y hacer devoluciones a las familias más pobres. Luego, desde el mismo Ministerio de Hacienda, se advirtió que la devolución de cualquier impuesto resulta antitécnica y debe pensarse mejor un mecanismo de compensación.

No se pierda: ¿Qué sabemos en realidad de los impuestos?

Posteriormente, el mismo Jefe de Estado anunció que todo confluiría en una Ley de Financiamiento, en un proceso en el que se aprueba primero el proyecto de presupuesto y una vez concertado, se presenta esta ley en donde se definen las fuentes y allí se busca que todo el sistema tributario sea más eficiente, más equitativo y más progresivo cumpliendo el mandato constitucional.

En medio de este tsunami de anuncios, se viene discutiendo en el Congreso el Presupuesto General de la Nación, debate alimentado por los anuncios del Gobierno de una desfinanciación de $25 billones. Finalmente, y tras aprobarse el monto, se lograron ‘conseguir’ $14 billones, vía ajuste a la deuda, destinados en gran parte para inversión.

Pero este galimatías no puede seguir. Ya es hora de que el Gobierno muestre sus cartas en el campo fiscal y establezca las prioridades que se requieren. De lo contrario, la incertidumbre se va a volver a tomar el espíritu y ánimo de los consumidores –como ocurrió en la discusión de la última tributaria del gobierno Santos– y la dinámica de la economía podría verse seriamente afectada y golpear las expectativas de crecimiento.

Lea también: Siguen los cambios al Presupuesto General de 2019

Varias señales están llegando al escenario: la confianza del consumidor volvió a retroceder en agosto y, aunque se mantiene en terreno positivo, el Índice de Confianza que mide Fedesarrollo registró en ese periodo su segundo mes de caídas consecutivas. No hay que olvidar que duró un poco más de dos años en terreno negativo.

Aunque la percepción sobre el clima de los negocios ha mejorado y algunos indicadores repuntaron, los empresarios del país siguen enfrentando obstáculos como la falta de demanda, costo y suministro de materias primas y tipo de cambio, entre otros, de acuerdo con la reciente Encuesta de Opinión Industrial Conjunta. La infraestructura todavía está a la expectativa de volver a arrancar y la construcción sigue en el bache del lento crecimiento de la economía.

El país no puede caer de nuevo en la incertidumbre. Ya es hora de que el Gobierno destape sus cartas y las ponga claramente sobre la mesa.

EDICIÓN 562

PORTADA

¿Qué va a hacer Carrasquilla después de la regla fiscal?

Las últimas semanas han sido bastante agitadas desde la perspectiva empresarial y económica. El comité consultivo de la regla fiscal decidió conceder un margen de maniobra al Gobierno en materia de gasto y endeudamiento, al flexibilizar algunos puntos el nivel de déficit fiscal permitido para 2019 y 2020.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en DINERO Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com
Su código de suscripción no se encuentra activo.