| 11/17/1998 12:00:00 AM

Es hora de compartir el riesgo

El gobierno y la política macro no bastarán para superar la crisis económica, que ahora amenaza con profundizarse y prolongarse. Como lo anticipan los presidentes de las compañías en esta revista (página 46), a la crisis del desempleo podría sumarse una crisis empresarial sin precedentes. El riesgo no es entonces sólo de los trabajadores, sino también de las empresas. Es el momento de comenzar a discutir conjuntamente soluciones para unos y otras, en beneficio de ambos.



Ahora que el gobierno ha citado a un gran foro para discutir la problemática laboral, el país debería analizar con cuidado los resultados del mercado de trabajo de los ejecutivos. Nuestro informe (página 54) revela que el país está de regreso de la dinámica explosiva de los salarios altos que predominó en años anteriores. Los arreglos salariales recientes apenas si coinciden con la inflación esperada. Más interesante aún, han ganado un enorme espacio los arreglos salariales contingentes, donde los ingresos de los ejecutivos comienzan a estar más estrechamente asociados con el desempeño de las empresas. El 77% de los acuerdos recientes así lo manifiesta. De esta forma se pone un grano de arena para reducir la vulnerabilidad de las empresas ante la difícil situación macroeconómica.



Esta experiencia no tiene por qué circunscribirse al mercado de los directivos. La experiencia reciente de Starbucks Café en Estados Unidos indica que aún los trabajadores no calificados resultan más motivados, productivos y solidarios cuando se sienten más comprometidos con la suerte de sus empresas. La discusión sobre la remuneración de los empleados públicos y del salario mínimo podría enriquecerse con una nueva modalidad solidaria de flexibilización.



¿Qué tal si los empleados públicos asociaran sus pagos laborales a los resultados fiscales del año entrante? ¿Qué tal si el gobierno decidiera fondear las obligaciones pensionales en entidades como Ecopetrol y Telecom con acciones de estas empresas? ¿Qué tal si los pasivos laborales derivados de la retroactividad de las cesantías y los compromisos de nivelación salarial aún vigente en muchos empleados estatales ­como los de la salud­ se pagaran con participación en la propiedad de los establecimientos públicos? ¿Qué tal si el gobierno redujera o suspendiera totalmente en ciertas áreas o regiones, la recolección de impuestos a la nómina, mientras el desempleo se mantenga por encima del 15%? ¿Qué tal si se abren campo en el sector privado los pagos laborales a todos los trabajadores con opciones sobre las acciones de las empresas?



Sin duda, se aliviarían en mucho las presiones sobre el mercado de trabajo y las amenazas sobre la insolvencia de las empresas. Los trabajadores públicos y privados lograrían mantener su empleo y las empresas públicas y privadas sobrevivirían gracias al nuevo capital que les permitiría sanear su situación financiera. Si el año entrante el país no quiere ver un desempleo del 20% y 1.000 empresas en concordato, es mejor comenzar a diseñar políticas imaginativas para compartir riesgos. El problema es de todos. Y la solución también.

EDICIÓN 548

PORTADA

Ranking de las empresas más innovadoras de Colombia en 2018

Ranking de las empresas colombianas más innovadoras según un estudio que lideran la Andi y la Revista Dinero. Encabezan las firmas industriales y de Medellín. Bogotá es la región con más compañías evaluadas.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en DINERO Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 548

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.