Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

| 2/10/2020 7:45:00 AM

Crecimiento: ¡en manos de los empresarios!

Es claro que para el Gobierno los beneficios a las empresas son el motor para el crecimiento y, por esa vía, generar nuevos empleos. Ya se vio con la reciente reforma tributaria que para expertos como el expresidente de Anif, Sergio Clavijo, la ley se excedió en beneficios al sector empresarial.

El panorama del desempleo en el país es dramático. Para todo 2019, la tasa fue de 10,5%, lo que representó un aumento de 0,8 puntos porcentuales frente al año 2018. Con este dato se mantiene la tendencia al alza del índice de desempleo desde 2015, cuando llegó a 8,93%.

La señal de ‘optimismo’ se dio en diciembre cuando fue 9,5% y rompió la tendencia del doble dígito que traía. Sin embargo, no es para soltar las campanas al vuelo. Todo lo contrario: Colombia registra uno de los índices de desempleo más altos de la región. La paradoja es que el crecimiento económico, por encima de 3% anual, es de los mejores del hemisferio. Así que algo realmente está pasando con el mercado laboral colombiano.

Esta situación se ha convertido en uno de los principales combustibles para la protesta social y una de las mayores amenazas para las familias en el país. Es, también, gran parte de la explicación de los resultados del Índice de Confianza del Consumidor que sigue en terreno negativo, por la incertidumbre y la posibilidad que tienen las personas de perder sus empleos.

El deterioro del mercado laboral ha puesto a discutir al país en torno a las soluciones para generar más empleos, pero en medio de una compleja situación: una masiva migración venezolana, el auge de las plataformas colaborativas –como Rappi o Didi– y en general el proceso de modernización tecnológica que complican el diagnóstico de la ocupación.

Por un lado, en forma fragmentaria y poco estructural, se abrió el debate sobre una reforma laboral que han pedido entidades como Fedesarrollo y Anif. Ese mismo tema fue puesto en la agenda por la saliente ministra de Trabajo, Alicia Arango. Los planteamientos buscan mecanismos para facilitar la contratación eliminando parafiscales como los de la caja de compensación y reducir la informalidad –que llegó a 47% en las principales ciudades–.

Sin embargo, esta reforma ‘competiría’ con otra de gran calado social: la pensional, que el Ministerio de Hacienda ha llamado de protección a la vejez. Al interior del Gobierno no hay consenso sobre la posibilidad de sacar adelante una laboral, mientras que en la pensional está por definirse el momento en que se debe presentar.

Por otro lado, están quienes buscan en el crecimiento económico la respuesta a la destorcida laboral. Aunque el país en los últimos años rompió la tendencia de desaceleración de la economía y crece, no es suficiente para generar nuevos y mejores empleos.

Además, esta situación se da en un periodo en que en Colombia, según el Consejo Privado de Competitividad, la productividad decreció 17% entre 2000 y 2018, más que el promedio de América Latina (–12%). Y en el mismo periodo, China casi la duplicó.

En medio de esta iniciativa surgieron los pactos por el crecimiento que buscan impulsar la producción nacional, promover las exportaciones y disminuir el desempleo.

Con la firma de los pactos se estima que la producción en Colombia aumente en $57 billones, hasta 2022, y se generen 1,1 millones de puestos de trabajo.

Es claro que para el Gobierno los beneficios a las empresas son el motor para el crecimiento y, por esa vía, generar nuevos empleos. Ya se vio con la reciente reforma tributaria que para expertos como el expresidente de Anif, Sergio Clavijo, la ley se excedió en beneficios al sector empresarial.

Sin embargo, hay varios retos para cumplir con el objetivo de generar más empleo. Uno, la preocupación por la insuficiencia en la oferta de talento. Un estudio de la consultora ManpowerGroup señala que en la última década este factor de escasez casi que se ha duplicado, llegando a 54%, la tasa más alta presentada en un periodo de 10 años. Es decir que más de la mitad de los empleadores colombianos afirman no encontrar talento con las habilidades que necesitan.

Y otro más es el papel de las empresas para cumplir con los pactos. Todavía queda un camino largo en materia de productividad –hacer más con lo mismo o menos– y eficiencias, antes de empezar a generar nuevos empleos. Hoy el balón está en manos del sector privado y en la posibilidad de crecer a tasas por encima de 4%, está es la oportunidad de cerrar las brechas laborales del país.

EDICIÓN 562

PORTADA

¿Qué va a hacer Carrasquilla después de la regla fiscal?

Las últimas semanas han sido bastante agitadas desde la perspectiva empresarial y económica. El comité consultivo de la regla fiscal decidió conceder un margen de maniobra al Gobierno en materia de gasto y endeudamiento, al flexibilizar algunos puntos el nivel de déficit fiscal permitido para 2019 y 2020.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en DINERO Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com
Su código de suscripción no se encuentra activo.