| 5/10/2018 12:01:00 AM

La nueva maestría colombiana: cuarenta menores de cuarenta

Estos colombianos están liderando sus campos de acción con talento, ideas innovadoras, pensamiento disruptivo y un propósito trascendente. Desde diferentes regiones, aquí están los líderes que se destacan por sus propuestas y ganas de construir un país diferente. Aquí 4 de sus historias.

El modelo económico del mundo se está transformando. Ya no es suficiente con obtener mejores resultados financieros, alcanzar mayor rentabilidad o buscar grandes e impactantes negocios. Ahora, el éxito de las empresas y de los países va más allá. Requiere estar acompañado de un propósito elevado y de gran liderazgo para construir una sociedad más equitativa e incluyente.

Esto, en el caso de Colombia, es especialmente relevante, pues somos uno de los países con mayor inequidad en el planeta, a pesar de los esfuerzos que se han hecho en los últimos años para que más personas salgan de la pobreza y aumente la clase media. Crecer de manera sostenida en un entorno hostil y contrapuesto ya no es viable.

Hoy, el país pasa por un proceso complejo que pondrá a prueba sus capacidades: por un lado, la desaceleración de la economía –que aunque muestra alguna recuperación, todavía es insuficiente–; y por otro, lo que significará hacia el futuro la firma del acuerdo de paz y la incorporación de poblaciones y territorios olvidados.

Los retos que se avecinan no son sencillos y para enfrentarlos dos conceptos serán fundamentales en este camino: uno, que se ha venido acuñando en los últimos años, es el de competitividad inclusiva; es decir, que mientras más participativo e igualitario es el acceso a oportunidades, mayores posibilidades tiene un país de crecer y ser más competitivo frente a los otros. Ese se convierte en un diferencial fundamental, no solo para atraer recursos económicos, sino también talentos locales y de afuera que contribuyan a generar más conocimiento y posibilidades.

Muchas empresas están apostándole a este nuevo escenario. Como lo advierte la Andi, se trata de trabajar para disminuir las inequidades,  además de construir entornos y mercados estables y favorables.

Pero esto no es suficiente. Es necesario incorporar más actores al proceso y trabajar en el segundo gran concepto: desarrollar y construir nuevos liderazgos para que existan cada vez más protagonistas que impulsen la transformación; un liderazgo colectivo que consolide la confianza y contribuya a madurar una visión de país.

Por esto hemos creado Cuarenta menores de cuarenta, un esfuerzo colaborativo entre el Grupo Semana y Club Colombia, en el que nos hemos dado a la tarea de descubrir y destacar el trabajo de 40 jóvenes colombianos. Son testimonios inspiradores en las voces de diversos líderes, cuyo comprometido trabajo ha impactado en la sociedad y ha aportado a la transformación de Colombia. 

Sabemos que esta es solo una muestra, que hay muchos más y seguiremos trabajando por contar sus historias y generar los espacios para que su liderazgo sea reconocido.

El líder se define por su proceso y no solo por llegar a la meta. Estos personajes han recorrido un camino con caídas y fracasos en el que se destaca su dedicación, la atención al detalle, el propósito y la determinación. Son el ejemplo de una generación que está construyendo paso a paso una nueva maestría.

La Nobel del Medio Ambiente: Francia Márquez, 36

Líder ambientalganadora del Goldman Environmental Prize

Oriunda de la vereda Yolombó, en el corregimiento La Toma, Cauca, Francia Márquez recuerda con nostalgia su niñez a la orilla del río Ovejas. Ese lugar, donde creció cantando y pescando hasta el anochecer, se convirtió con los años en una zona roja marcada por las secuelas de la explotación minera.

Por eso ha dedicado esa voz cantante a defender el territorio. “Los afrodescendientes hemos estado ahí desde 1636. Aprendimos a sembrar y a hacer minería para liberarnos y construir comunidad”, declara esta estudiante de Derecho, recientemente galardonada con el Goldman Environmental Prize, un reconocimiento a la altura del Nobel, que destaca la labor de los líderes medioambientales más influyentes del mundo.

Lea también: Estas son las marcas más recordadas por los niños y jóvenes en 2018

En 2009, cuando se entregaron títulos de explotación minera a empresas como Anglogold Ashanti, Francia se opuso al desplazamiento de su comunidad. Estaba en segundo semestre de Derecho e instauró una acción de tutela. En diciembre de 2010, la Corte Constitucional ordenó la suspensión de los títulos y evitó el desalojo. “Pensé que no tenía que estudiar, pero me tocó hacerlo para tener las herramientas con las que ahora puedo ayudar a mi gente”, resalta.

Después de esto, recibió amenazas de grupos paramilitares y tuvo que huir de la tierra que tanto defendió. Había frenado la minería a gran escala, pero su lucha no terminó ahí. Ahora el territorio estaba amenazado por la minería ilegal.

Le recomendamos: Endeavor premiará con entrenamiento a tres mujeres emprendedoras

En 2014 lideró la Movilización de Mujeres Negras por el Cuidado de la Vida y los Territorios Ancestrales, una marcha para denunciar cómo la minería ilegal estaba envenenando los ríos y destruyendo el territorio. “Para mucha gente puede ser nada, pero para mí ese territorio, donde nos siembran el ombligo, es todo. Nuestros ancestros nos legaron estas tierras y no podemos ser mezquinos al no garantizar un espacio para nuestros hijos”. Su batalla continuará.

Revelar otra cara del Chocó: Andrés Mosquera ‘Waosolo’, 31

Creador de Enamórate del Chocó

Andrés Mosquera buscaba información en Google sobre el Chocó y en todas las imágenes que encontraba predominaba la escasez. Niños semidesnudos, calles empantanadas, tierras arrasadas. El diseñador gráfico, conocido como ‘Waosolo’ por sus allegados, decidió reventar las costuras de ese imaginario y mostrarle al mundo la biodiversidad y el patrimonio cultural del departamento donde creció.

En unas vacaciones de la universidad –estudiaba en el Instituto de Bellas Artes de Medellín– viajó al Chocó y empezó a retratar los aspectos positivos de Quibdó y sus alrededores: la selva tropical, las manifestaciones artísticas, los colores intensos del borojó y del chontaduro y las etnias que cohabitan en el departamento. Así nació Enamórate del Chocó, una plataforma digital que promueve la riqueza del Pacífico colombiano con miles de fotografías.

Desde pequeño se enamoró de la fotografía. “Vi unas imágenes antiguas de las calles de Quibdó y fue como un flechazo, porque yo pensaba que el presente era lo único que existía de la ciudad”. Pero Andrés no solo dispara la cámara. Estuvo a cargo, por ejemplo, del diseño visual de la primera edición de la Semana del Cine Colombiano en Chocó (2016) y lleva cuatro años dedicando sus tardes a dictar talleres de arte a niños de escasos recursos.

No se pierda: Anne Boden, la cajera que creó su propio banco

Además de ser una galería fotográfica, Enamórate del Chocó es hoy una agenda cultural y un portal de noticias positivas del departamento. La apertura de nuevos espacios, los reconocimientos a sus artistas y los conciertos del fin de semana tienen eco en esta plataforma. “Este proyecto no es un hobby, pero tampoco va a volvernos ricos. Simplemente nos hace felices”. 

Luz para todos: Camilo José Herrera Díaz, 32

Creador de Un Litro de Luz

Cuando dicta una conferencia, se presenta como un ‘antiemprendedor’. Y lo hace porque considera que el emprendimiento, con mucha frecuencia, se enfoca en buscar soluciones para sectores privilegiados. Él, en cambio, busca llegar con herramientas innovadoras a personas con escasos recursos.

En 2011, con un préstamo de $100.000, Camilo fundó Un Litro de Luz, una solución para millones de personas sin acceso a energía eléctrica. La idea consiste en alumbrar el interior de las casas con botellas plásticas que contienen agua y se incrustan en el techo. Lo que hace el envase es canalizar el paso de luz natural.

Conoció la técnica por una noticia. Le interesó tanto que contactó a Illac Díaz, el hombre que la implementó en Filipinas, país que actualmente registra más de 30.000 instalaciones de ‘botellas de luz’. Illac le compartió su método y, con la ayuda de tres amigos del Sena, alumbró la primera casa en el municipio de Duitama, en Boyacá.

A la fecha, han logrado iluminar más de 4.000 hogares del país. Cuando vieron la necesidad de dar un nuevo paso, diseñaron un poste de alumbrado público, cuyo bombillo es una botella de plástico. “La gente quería luz de noche y dijimos: tenemos que crear la manera. Si no innovábamos, moríamos”.

La propuesta ha beneficiado a más de 200.000 personas en ocho países del mundo, entre ellos Ghana y Kenia, en África. Gracias a este invento, Camilo es el primer emprendedor social colombiano que es miembro de la Red de Impulsores del Cambio, promovida por Ashoka, una organización sin ánimo de lucro con sede central en Virginia, Estados Unidos.

La mamá de los discapacitados: Rocío Arango Giraldo, 31

Líder en innovación y emprendimiento social

Cuando Rocío tenía 14 años y estaba en octavo grado, un ortopedista le dijo: “Usted no se alcanza a graduar de pie”. Le diagnosticaron Ataxia de Friedreich, la misma enfermedad neurológica que padece su hermano menor y que la dejó a ella en silla de ruedas.

“¿Vas a seguir llorando o qué vamos a hacer? ¿Vas a levantarte y seguir para adelante o vas a echarte a morir?”, le dijo su padre cuando se enteró de su enfermedad. “Tú tienes dos retos: vivir con la cabeza y de la cabeza. Todas las decisiones que tomes tienen que ser muy racionales”.

A pesar de las dificultades, Rocío eligió seguir su vida como cualquiera. Estudió Ciencias Políticas en la Universidad Nacional de Medellín, vivió sola en México e hizo un MBA en Dirección de Proyectos. Actualmente va a conciertos de rock, es docente en la Universidad Icesi de Cali, activista de discapacidad, escribe columnas de opinión en El Colombiano y es la directora de Innovación Social en Ruta N, un exitoso programa de la Alcaldía de Medellín que en 2017 generó 2.795 empleos.

Lea también: Así está la brecha laboral entre hombres y mujeres

En Ruta N combina otras de sus pasiones: la ciencia y el periodismo. Es ‘la mamá’ de emprendedores sociales de Medellín, Cali, Bogotá y otras ciudades del país. Además, trabaja con el Banco Interamericano de Desarrollo en un proyecto para que los jóvenes del Centro de Responsabilidad Penal para Adolescentes emprendan negocios.

Una de sus misiones es que más personas en condición de discapacidad se conviertan en referentes del país. “Quiero demostrarles a los demás que no somos bichos raros. Podemos hacer muchas más cosas que trabajar en temas de discapacitados”.

Espere mañana el gran especial de "La nueva maestría colombiana: cuarenta menores de cuarenta"

VIDEOS MÁS VISTOS

  • La franquicia colombiana que hace helados en 60 segundos

    close
  • "La creatividad es importante, pero si no se aplica no pasa nada": gerente de CasaLuker

    close
  • Gerente de Oracle incita a redefinir modelos de negocio

    close
  • Las bicicletas eléctricas compartidas se toman Bogotá con Muvo

    close
  • Las preocupaciones de los empresarios, según The BCG

    close
MÁS VIDEOS

EDICIÓN 554

PORTADA

¿Qué está pensando Alberto Carrasquilla?

La propuesta de ajuste tributario que el Ministro de Hacienda le presentó al país parece no haberle gustado a nadie. ¿Hacia dónde nos quiere llevar quien es considerado por muchos uno de los mejores economistas de la región?

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en DINERO Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com
Su código de suscripción no se encuentra activo.