Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

| 2/21/2019 5:30:00 AM

Microsoft recargado: entrevista exclusiva con Satya Nadella, su CEO

En entrevista exclusiva con Dinero, Satya Nadella, CEO de Microsoft, explica cómo puede Colombia aprovechar la Cuarta Revolución Industrial. Y habla de su estrategia para que esa firma sea hoy una de las más valiosas del mundo.

El viernes 30 de noviembre pasado, después de años de espera, Microsoft volvió a ser la compañía más valiosa del mundo, al desbancar a Apple. Esa tarde retumbó el nombre de Satya Nadella, nacido 51 años atrás en Hyderabad (India).

En su ascenso, ese niño de clase media, hijo de una profesora de lenguas y de un funcionario del gobierno, que quería ser jugador profesional de críquet, halló que su pasión por la ciencia y la tecnología superaba su talento deportivo.

Ese aprendiz de tiempo completo, como se define, luego de convertirse en ingeniero eléctrico en el Instituto de Tecnología de Manipal, en India, viajó hasta la Universidad de Wisconsin, en Estados Unidos, para adelantar una maestría en ciencias de la computación.

Le puede interesar: Tecnología con empatía: el monzón que atrapó a Microsoft

En 1992, Nadella inició su carrera en Microsoft al liderar los servicios web para empresas pequeñas. En la firma creada en 1975 por Bill Gates y Paul Allen, Nadella ascendió a vicepresidente corporativo de soluciones de negocio, luego a vicepresidente senior de los servicios en línea y después a presidente de la división de servidores y herramientas. Posteriormente se convirtió en vicepresidente de la organización.

Esos 22 años de recorrido por la organización pesaron para que el 4 de febrero de 2014, después de una larga búsqueda, Microsoft lo anunciara como el tercer CEO (o presidente ejecutivo) en la historia de la firma.

Bill Gates, cofundador y CEO de Microsoft hasta el 2000.

Al cierre de esta edición, Microsoft figuraba nuevamente como la compañía más valiosa del mundo, con una capitalización bursátil que pasaba US$830.000 millones. Esto supera los US$803.000 millones de Apple; los US$789.000 millones de Amazon y los US$775.000 millones de Alphabet, la casa matriz de Google.

La acción de Microsoft repunta a su precio más alto, justo cuando Nadella cumple su primer lustro al frente de la empresa. En el mundo tiene 134.944 empleados, de los cuales 165 están en Colombia.

En 2018 tuvo una facturación global de US$110.000 millones e ingresos operacionales en el país en 2017 por $172.296 millones. Con más de cuatro décadas de liderazgo, la firma estaba obligada a recuperar su brillo y evolucionar, pues tenía la imagen de una compañía de computadoras de escritorio en un mundo cada vez más móvil.

Lo inimaginable sucedió cuando Nadella, recién nombrado, habilitó varios de sus servicios en la nube en el sistema operativo iOS de Apple. Antes de su llegada, la compañía basada en Redmond, cerca de la ciudad de Seattle (Estados Unidos), era de puertas cerradas.

Microsoft tenía una participación irrelevante en el mercado de móviles con el Windows Phone, que había lanzado en 2010. Y con los más de US$7.000 millones que gastó para comprar la división móvil de Nokia. En su libro Hit Refresh Nadella reveló que había aconsejado a su antecesor no comprar Nokia.

Al llegar a la presidencia, reconoció que fue una pérdida y se deshizo de ese acuerdo. Pero tuvo que despedir a miles de personas en la que, admite, ha sido una de sus decisiones más difíciles. “Debemos ser insaciables en nuestro deseo de aprender del exterior y traer ese aprendizaje a Microsoft”, dice Nadella en el libro.

Hace unos días se conoció que Cortana, el asistente inteligente de Microsoft, podrá integrarse a Alexa de Amazon o al Google Assistant de Google y dejará de competirles. De la lista de rivales que ahora llama socios también hace parte Samsung.

La decisión de abrir su servicio en la nube –Azure, que permite procesar, almacenar y usar software como servicio por internet– para que fuera compatible con otros, derivó en altos márgenes que se reflejan en sus estados financieros.

Le sugerimos: ¿Mejorará la vida de los pacientes en la era de la nube?

Microsoft es ya el segundo mayor proveedor del servicio en la nube, de acuerdo con informes de Synergy Research Group. Solo lo supera Amazon Web Services, que abarca 33% del mercado. Microsoft ha duplicado su participación en ese mercado a 13% desde finales de 2015.

En la era Nadella, Microsoft ha hecho dos grandes adquisiciones; la red social de profesionales LinkedIn, por US$26.000 millones y la comunidad de desarrolladores GitHub, en una transacción de US$7.500 millones. 

En medio de esa transformación, en la que según Nadella han buscado redescubrir el alma organizacional, tomar riesgos ha sido parte de la estrategia. Una de las iniciativas preferidas del CEO son las hackatones, que la empresa ha integrado a su cultura corporativa.

Microsoft tiene su sede en Redmond, cerca a Seattle (Estados Unidos). 

El año pasado hubo una con 23.500 participantes para trabajar con tecnología, en soluciones a los problemas que más desesperan a la sociedad. Las han hecho anualmente, cinco veces consecutivas, desde que Nadella lleva la batuta.

Los ganadores más recientes usaron inteligencia artificial para que los usuarios se expongan a los anuncios publicitarios que les resulten relevantes y significativos. En Microsoft dicen que trabajan para hacer la inteligencia artificial accesible para cada individuo y organización.

Ante el futuro del trabajo, Microsoft considera que a medida que la tecnología reforma los negocios, todas las organizaciones tienen la tarea de seguir el ritmo de cambio sin precedentes. Deben imaginar cómo empoderar a sus empleados, comprometer a sus clientes, optimizar sus operaciones y transformar sus productos. 

Lo inspirador llega cuando promueven la tecnología para buscar soluciones a los problemas del mundo. Ese propósito trajo a Nadella por pocas horas a Colombia para destacar los tres proyectos finalistas de Change Makers, una competencia local para buscar iniciativas de ese tipo.

Ese día Nadella quedó encantado con las montañas de Bogotá y temprano salió a correr. Pero tuvo que bajar la velocidad y trotar lentamente al enfrentarse con la altura. La energía le llega, dice, del ingenio de las personas que sueñan un futuro mejor y ponen la tecnología al servicio de la sociedad para lograrlo.

Dinero dialogó con Nadella en exclusiva, en una de las primeras entrevistas que concede a un medio latinoamericano como CEO de Microsoft.

Satya Nadella escaló por 22 años en la compañía, hasta convertirse en su presidente ejecutivo.  

D: ¿Cuál ha sido la clave para que Microsoft recuperara su liderazgo?

S: Para que cualquier organización sea relevante necesita tener claros un propósito y una identidad. Lo primero te ha llevado a ser exitoso, lo segundo te ha definido cómo eres. Y hay que tener habilidad de cuestionar el statu quo. Soy un gran estudiante de las instituciones de todas las generaciones humanas. He pensado lo que significa construir instituciones con grandes cambios que a la vez perduren. Solo se puede perdurar al mantener ese doble propósito. Diría que hemos obtenido ese equilibrio de una manera más correcta que incorrecta.

D: ¿Qué sintió el día que Microsoft volvió a ser la compañía más valiosa del mundo, el año pasado?

S: Quiero decir que yo no mido así el éxito, porque considero mucho más importante que seamos relevantes ante los ojos de nuestros socios y clientes. La única medida no es la capitalización bursátil. Usted sabe que esas son mediciones temporales que suben y bajan. La pregunta es qué estamos haciendo para ser relevantes, única medición del éxito.

El exitoso control adaptativo de Xbox surgió, como otros proyectos, de la ‘hackatón‘ de Microsoft. 

D: Usted ha dicho que todo esto tiene que ver con la cultura, ¿cómo cambiar la cultura de una compañía con miles de empleados?

S: Pensamos la misión cultural con estos pilares perdurables, que hay que reforzar no como conceptos abstractos, sino como experiencias para vivir. Cuando vengo a Colombia, mi verdadera pregunta es si estamos viviendo el sentido de nuestro propósito y misión aquí.

Acabamos de tener un encuentro con personas de Mesetas (Meta), en donde productores de café no solo usan la tecnología para ser más productivos. Esas familias y esos niños también tienen acceso a una mejor educación y atención médica, en parte por la tecnología que les estamos ofreciendo, pero también por el ingenio de los desarrolladores locales, que aprovechan nuestra tecnología para crear soluciones.

Para mí solo de ese modo realizamos nuestra misión. La cultura es todo sobre lo que se describe como mentalidad de crecimiento o la capacidad de confrontar una mentalidad construida. Mientras estemos haciendo eso, somos capaces de progresar. No es una cosa abstracta, es una experiencia de todos los días.

Le puede interesar: ¿Cuáles son las habilidades que deben desarrollar los jóvenes colombianos?

D: De las tres generaciones de la empresa: Gates, Ballmer y Nadella ¿qué resalta de cada una?

S: Déjame destacar lo que Gates y Ballmer son para mí. Soy un producto de esas épocas. He crecido por 27 años por las oportunidades que se presentan en Microsoft, debido a la compañía que Bill (Gates) y Paul (Allen) fundaron, y Steve (Ballmer) ayudó a construir. Eso es lo que quiero decir. No hay nada más que resaltar.

Pienso en aquel niño que creció en un mercado emergente, que vino a los Estados Unidos por la tecnología de Microsoft, luego tuvo la oportunidad de unirse a la compañía y lograr lo que ha conseguido, no hubiera podido hacerlo si no fuera por la compañía que ellos crearon y sus logros.

Steve Ballmer, CEO de Microsoft entre 2000 y 2014.

D: ¿Cuál ha sido la decisión más difícil que ha tenido que tomar desde que es el líder?

S: Para mí las decisiones más difíciles siempre tienen que ver con las personas. Pienso en las decisiones difíciles alrededor del negocio de teléfonos móviles. Desde una perspectiva estratégica tomé esa decisión en forma rápida y decisiva, pero el costo humano siempre sabré que tuvo un impacto.

D: Hablando del negocio de móviles del que desistieron, luego han hecho otros acuerdos. ¿Qué puede decir las adquisiciones de LinkedIn y GitHub?

S: Estamos muy emocionados. Incluso estando en Colombia miraba los datos de LinkedIn. Es fantástico ver cómo se desarrollan los trabajos del futuro, las habilidades y las capacidades de las personas del país, para convertirlas en una oportunidad económica.

De GitHub creo que está bien para todos los desarrolladores de código abierto. Estamos emocionados con estas dos comunidades que ahora forman parte de Microsoft, mientras mantienen el espíritu central y de comunidad que los hizo exitosos. Quiero asegurarme de que LinkedIn y GitHub se prueben en Microsoft, pero más por lo que representan en términos de tecnología, el espíritu del producto y las comunidades que han desarrollado.

D: Ustedes han estado trabajando en productos y servicios junto a competidores, ¿por qué trabajar con la puerta abierta?

S: Eso es simple. En un mundo en el que podemos pensar en el cliente, el socio y encontrar con sus necesidades un método articulado, de repente, las puertas cerradas se convierten en puertas abiertas.

Es así como se enfoca el negocio, como se enfoca la estrategia, que ha funcionado realmente bien, no solo para nosotros, también de manera importante para nuestros clientes.

D: Existe una brecha entre las personas que saben de tecnologías emergentes y las que no. ¿Cómo reducir esa brecha?

S: Creo que la clave para todas las brechas, especialmente la digital, es democratizar la tecnología. Fue fantástico para mí venir a Bogotá al evento Change Makers para ver a los tres finalistas.

Una de ellas fue una solución para la detección temprana del cáncer mediante inteligencia artificial. El otro usaba técnicas de inteligencia artificial y de market place para crear una forma más eficiente de distribuir alimentos. Y el otro finalista se enfocaba en la agricultura de precisión.

Lo que sucede aquí podría estar pasando en Seattle o en Londres. Eso significa que no hay una brecha en el nivel de ambición y la capacidad de acceso a tecnología de clase mundial para generar cambios reales.

Necesitamos democratizar la tecnología. La inteligencia artificial o la nube no pueden ser algo que tengan pocos países o pocas empresas. Tienen que ser accesibles para cada desarrollador y organización en el país, para que puedan impulsar el progreso económico.

D: La gente se pregunta qué estudiar para la Cuarta Revolución Industrial ¿necesitamos más ingenieros?

S: Claramente necesitamos más personas capaces de usar la tecnología para impulsar la revolución industrial completa. Creo que definitivamente deberíamos tener más personas que se unan, tanto niños como niñas, en las escuelas y en la universidad, a la educación en ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas (‘stem‘, por su sigla en inglés).

Creo que es un resultado fantástico para todas las economías en todas las sociedades. Tampoco pensemos la educación ‘stem‘ solo en términos de los activos de ingeniería en las escuelas de hoy.

Una de las razones por las que estoy muy entusiasmado la describimos como el trabajo de primera línea. Estas son personas que trabajan en el comercio minorista, en manufactura, en agricultura, todos pueden beneficiarse del uso de la tecnología y, por lo tanto, entender las computadoras y las aplicaciones informáticas. También es algo en lo que podemos capacitarlos a todos.

Ya sea en la escuela, en escuelas ocasionales o en capacitaciones laborales. Tenemos que tener una perspectiva mucho más amplia sobre las habilidades requeridas los trabajos del futuro.

Le sugerimos: Economía nacional podría crecer 4,5% adoptando inteligencia artificial

D: ¿Cómo debería adaptarse América Latina a la Cuarta Revolución Industrial?

Creo que América Latina y Colombia tienen una oportunidad increíble para utilizar la Cuarta Revolución Industrial, no solo para alcanzar el crecimiento, sino para crecer con un gran salto. Quiero decir con eso usar tecnología de clase mundial como la computación en la nube o la inteligencia artificial.

Estas pueden cambiar la productividad de cada empresa, de cada institución pública para tener esa infraestructura digital insuperable y usarla como factor de producción, como una entrada para ayudar realmente a que toda la región prospere y crezca.

Nadella promueve  incansablemente el uso de la tecnología para solucionar los problemas del mundo.  

D: Mucho se habla del uso de los datos en los negocios. Pero en el mundo entero discuten por la protección de los datos ¿cuál es el uso correcto de éstos?

S: Nosotros queremos asegurarnos de que nuestra tecnología sirva para el crecimiento de la economía, pero también de que genere confianza. Hay una responsabilidad en crear más confianza en la tecnología. Estamos absolutamente convencidos de que hay que tratar la privacidad como un derecho humano. Así lo debe pensar cualquier aplicación, cualquier tienda minorista, cualquier organización de manufactura o salud.

Le sugerimos: Cofundador de Microsoft muere de cáncer

D: ¿Cómo ven a Colombia desde Microsoft?

Para mí es fantástico volver a estar aquí para ver cómo los emprendedores, las organizaciones colombianas y el sector público utilizan la tecnología digital para transformar completamente lo que significa impulsar el progreso en la economía y en la sociedad. Lo que decía, estuvimos viendo a los Change Makers que usan inteligencia artificial para crear soluciones de vanguardia.

Tuve la oportunidad de conocer grandes compañías y a sus presidentes ejecutivos. Conocí a la vicepresidente de la República y a algunos ministros. Todos ellos tienen esta pasión por el uso de toda la tecnología de clase mundial para crear más resultados dentro de Colombia.

D: ¿Cómo imagina Microsoft en los próximos 10 años?

Espero que en los próximos 10, 15 o 45 años nos esforcemos por estar a la altura de nuestro principal propósito, impulsando esa relevancia de lo que podemos hacer, que es crear tecnología para que otros puedan crear más tecnología. Además, tener esta cultura para aprender de nuestro pasado, aprender de nuestros propios errores y exhibir esa verdadera mentalidad de crecimiento.

EDICIÓN 562

PORTADA

¿Qué va a hacer Carrasquilla después de la regla fiscal?

Las últimas semanas han sido bastante agitadas desde la perspectiva empresarial y económica. El comité consultivo de la regla fiscal decidió conceder un margen de maniobra al Gobierno en materia de gasto y endeudamiento, al flexibilizar algunos puntos el nivel de déficit fiscal permitido para 2019 y 2020.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en DINERO Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com
Su código de suscripción no se encuentra activo.