Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

| 8/16/2018 12:01:00 AM

Las empresas más innovadoras en las regiones de Colombia

El impulso innovador crece en el país. Cada vez más empresas se preocupan por mejorar en este campo. Los mayores avances se ven en las regiones.

Aunque Bogotá y Medellín aportan la mayor cantidad de empresas innovadoras (cada una con un tercio de las que participaron en este ranking) es evidente el creciente interés de compañías del resto del país que están convencidas de la necesidad de introducir nuevas ideas en sus procesos, productos y servicios como estrategia para evolucionar y adaptarse a los cambios tecnológicos y de la economía.

En la segunda versión del escalafón de innovación de la Andi y Dinero participaron empresas de 15 departamentos. Todas coinciden en que este proceso no es barato, ni mucho menos sencillo, pero que una vez se inicia y empiezan a ver los resultados, les pueden tomar ventaja a sus competidores.

Estas son las historias de las siete firmas que ocupan el primer lugar en materia de innovación en sus respectivas regiones.

Santiago Cárdenas, gerente de Colcerámica.

Desarrollo panamericano

La innovación en productos, procesos y prácticas hace parte fundamental de la estrategia global de la compañía Colcerámica. Santiago Cárdenas, gerente de la organización, señala que la innovación es la mejor forma de ser competitivos y por ello promueven el tema en tres frentes: productos y servicios, procesos productivos y prácticas organizacionales. Es un tema transversal en metodologías, prácticas, desarrollo de producto y mercadeo, etc.

La compañía cuenta con un área que la hace seguimiento al tema y dos departamentos específicos que se centran en el mismo. Uno trabaja en la innovación de producto y, el otro, en tecnología de producción. Desde hace unos seis años ha fortalecido esta área y, gracias a las estrategias implementadas en la misma, hoy los nuevos productos representan entre 15% y 25% del total de los ingresos de la compañía dependiendo de la línea o el tipo de producto y la respuesta del mercado frente al mismo, explica Cárdenas.

La empresa destina 2% de los ingresos a innovación y desarrollo, monto que no es menor si se tiene en cuenta que las ventas de la empresa alcanzan $1 billón al año.

Le puede interesar: ¿Cómo lograr que su marca sea disruptiva y no la deje el tren?

Colcerámica tiene dos líneas de negocio. Una de baños y cocina y otra de revestimientos cerámicos. En la primera, el área de innovación de productos es panamericana. El equipo trabaja para que las innovaciones funcionen para todas las Américas, dado que la empresa tiene operaciones en Centroamérica, Estados Unidos, México y Colombia.

“La idea es que los productos tengan efecto panamericano y que sean atractivos para los consumidores en todos estos países. Los lanzamientos realizados en los últimos años se han hecho de forma casi simultánea en la totalidad de mercados donde tenemos presencia”, aclara Cárdenas.

En revestimientos cerámicos el departamento de diseño y desarrollo de producto está en Colombia, pero dado que exportan parte de la producción, realizan un análisis de tendencias en cada país para incorporarlas a los desarrollos y de esta forma garantizar que tengan aceptación en los diferentes mercados.

En 2017, Colcerámica lanzó 995 productos nuevos. Destacan dos que fueron premiados internacionalmente. Grifería Aluvia, que obtuvo dos reconocimientos internacionales de diseño y el lavamanos Liquid, que recibió el premio Red Dot en Alemania, el cual reconoce los mejores diseños de producto.

La empresa mide los resultados en innovación por su contribución a las utilidades, comparado con la inversión que se realiza.

           Dany Molina, director de Bios.

Naturalmente tecnológicos

En Manizales, el Centro de Bioinformática y Biotecnología Computacional (Bios) se convirtió en el punto de encuentro de la academia y de las empresas de la región cafetera.

En 2010 las necesidades de investigación e innovación de esta capital para impulsar el crecimiento económico regional llevaron a la creación de Bios, mediante una alianza de la Universidad de Caldas, la Universidad Nacional de Colombia sede Manizales, la Universidad del Quindío, la Universidad Tecnológica de Pereira, el Ministerio de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones, Colciencias, Microsoft y HP.

Ocho años después, Bios ha logrado incrementar la inversión destinada a ciencia y tecnología, lo que ha redundado en mayor investigación y ganancias que se reinvierten para continuar el círculo virtuoso que iniciaron al unir la academia, el Gobierno y el sector empresarial en proyectos de biotecnología para aprovechar las oportunidades en innovación y la riqueza natural del país.

Dany Molina, director de Bios, explica que recientemente el centro inició una fase de “reestructuración de las actividades de transferencia tecnológica y de conocimiento a raíz del proceso de transformación digital que está viviendo el país”, que les permitirá identificar aquellos proyectos de biotecnología, bioingeniería, ciencia de datos y bionegocios que podrían ser patentados ante la Superintendencia de Industria y Comercio.

En la organización trabajan principalmente investigadores de todas las categorías, estudiantes y profesores de las universidades aliadas generando una reunión de todo tipo de conocimientos que participan de espacios de discusión con el propósito de potencializar los proyectos que se llevan a cabo.

Bios ha recibido recursos de la regalías que obtiene cada año el departamento y ese dinero ejecutó, por ejemplo, el programa de “Fortalecimiento de Ciencia, Tecnología e Innovación en Biotecnología para Caldas, apoyado por Infraestructura Computacional Avanzada y trabajo colaborativo” entre 2013 y 2017.

Le sugerimos: ¿Qué es más importante, la innovación o la operación?

El programa se centró en la formación de los profesionales y estudiantes del mismo campo biotecnológico para mejorar sus habilidades, visualización de datos para análisis e investigación, trabajo en red con 124 empresas del país, transferencia de conocimientos, incubación de “bioemprendimientos” e investigación a largo plazo para responder a las necesidades de la misma iniciativa.

Con tanto por hacer, Molina asegura que “es factible que la cura del cáncer puede estar en lo más profundo de nuestra biodiversidad donde orquídeas, palmas, insectos, aves y más de 50.000 especies del país están esperando por ser estudiadas”.

              Javier Díaz Reina, presidente de Cotecmar. 

Navegando con tecnología

Desde hace 18 años en Cartagena funciona la Corporación de Ciencia y Tecnología para el Desarrollo de la Industria Naval, Marítima y Fluvial –Cotecmar–, entidad adscrita al Ministerio de Defensa, que junto con socios tecnológicos (las universidades Tecnológica de Bolívar, Nacional y del Norte) es hoy un referente de la industria naval latinoamericana, mediante la construcción de buques y lanchas de última tecnología.

El vicealmirante Javier Díaz Reina, presidente de Cotecmar, explica que desde 2007 iniciaron el desarrollo de su programa de innovación para el diseño e implementación de un modelo de gestión centrado en la generación de conocimiento. “La idea es abordar el incremento tecnológico para responder rápidamente a las altas necesidades de clientes cada vez más exigentes, lo cual requiere innovar en diseño, construcción, reparación de embarcaciones y líneas de producción más flexibles”, precisa.

Hasta ahora, la estrategia de innovación le ha permitido a Cotecmar introducir al mercado embarcaciones con diseños novedosos, funcionales y con los más altos estándares de calidad, hechos a la medida no solo del sector naval, sino también del social, mediante embarcaciones que son usadas igualmente para servicios humanitarios en la Guajira y Chocó y asistencia a desastres como el ocurrido en Ecuador; la ruta 90 de Cine Colombia (que llevó las pantallas de cine a municipios apartados del país), entre otros. “Este tipo de innovaciones han despertado el interés internacional, como es el caso de Honduras, país al que le construimos uno de estos buques”, sostiene el vicealmirante Díaz.

Actualmente, Cotecmar adelanta el proceso para obtener su primera patente, que consiste en un dispositivo de soporte de recepción de medios para el reaprovisionamiento en el mar de embarcaciones, el cual se encuentra en examen de la Superintendencia de Industria y Comercio. Además, su estrategia de propiedad intelectual está orientada a salvaguardar los diseños industriales de sus buques, de los cuales dispone de 17 registros nacionales, 3 en Brasil y uno en Corea del Sur. Evalúan patentar uno de esos diseños en Chile y Honduras.

La innovación también se ha sentido en las ventas de Cotecmar, pues productos diseñados y construidos por ellos, como lanchas patrulleras de río o buques de desembarco anfibio, les han significado una facturación de US$326 millones en los últimos 10 años.

Guillermo Viecco, gerente de Protécnica Ingeniería.

Cuestión de química                                                                                                                                                                                                      A pesar de ser ‘cuarentona’, la firma caleña Protécnica Ingeniería sabe rejuvenecer día a día. Presta sus servicios de soluciones químicas y dedica cerca de 1,5% de sus ingresos anuales a frentes como la innovación, el desarrollo y el crecimiento en investigación. Además, 15% de su facturación anual es generada por nuevos productos por una convicción no solo de la alta gerencia sino de la junta directiva.

“Vemos la innovación como un valor agregado, no como un gasto. Consideramos que una parte de las utilidades debe dedicarse a este rubro”, comenta Guillermo Viecco, gerente general de esta empresa que se dedica a la fabricación y distribución de especialidades químicas para la industria de alimentos, cuidado personal y del hogar, azúcar, fermentación, llantas, papel y tratamiento de aguas.

La empresa, que ofrece soluciones químicas a problemas, innovaciones y mejoras, reconoce que la única manera de mantener el liderazgo es dedicando recursos, teniendo el personal más capaz posible y detectando las oportunidades que solo los clientes permiten observar, que a su vez se conviertan en soluciones en el menor tiempo posible.

Una de sus líneas de negocio innovadoras es la fabricación de tensoactivos a base de palma africana. Estos productos, que sirven para disminuir la tensión superficial de un líquido o la acción entre dos líquidos y que se usan como emulsionantes, humectantes, detergentes o solubilizantes, son manufacturados con un materia prima renovable como el aceite de palma, que tradicionalmente en Colombia ha estado enfocado en un uso para alimentación humana y animal.

Los químicos basados en palma son uno de los factores con los que, según Viecco, Protécnica podrá este año aumentar sus ventas en 17%.

La firma atiende compañías locales y multinacionales y exporta 20% de su producción. Para ello cuenta con dos plantas: una en Cartagena y otra en Cali. En el caso de la primera hay mayor chance de consolidar ventas en el exterior, dado que son menores los costos por concepto de exportaciones.

Otro de los proyectos ‘estrella’ de la compañía es derivado de una nuez silvestre, de la que produce un aceite y una harina especial. “Estamos en proyectos de valoración en Europa y nuestro aporte fundamental consiste en convertir en comestible una nuez que no lo es por su composición mineralógica. Con ella podremos generar productos para alimentación humana que fortalecen la inmunología de las personas, al tiempo que se pueden usar en el negocio cosmético”, afirma el directivo.

Alberto Zúñiga, director general de Basf para Colombia, Ecuador y Venezuela.

Tras una mayor calidad

Basf Química Colombiana, empresa bogotana dedicada a la producción de químicos y tintes con más de 200 empleados en el país, ha manifestado en repetidas ocasiones que las diferentes estrategias y lineamientos enfocados a la innovación se han convertido en la columna vertebral de su éxito empresarial.

Alberto Zúñiga, director general de Basf para Colombia, Ecuador y Venezuela, ratifica que en la compañía buscan el desarrollo constante de iniciativas creativas, inventos y descubrimientos que permitan que la calidad sea la protagonista de sus servicios y productos. “En Basf creamos química para un futuro sostenible, entendiendo la sostenibilidad como el equilibrio entre lo social, lo económico y lo ambiental. Es así como, desde la innovación, nosotros trabajamos todos los días por garantizar a nuestros clientes soluciones sostenibles que respondan a las necesidades actuales y futuras de la sociedad”, asegura Zúñiga.

Con ventas de $446.075 millones en 2017, que implicaron un incremento anual de 8,67%, una planta ubicada en La Calera (Cundinamarca) y oficinas en Bogotá, Basf se rige bajo 5 pilares para estimular la innovación: cultura, estrategia, propiedad intelectual, comunicación y equipo. En el país, la firma cuenta con un área responsable de innovación, un comité interdisciplinario para el tema y 25% de su personal está capacitado en metodologías para estimularla. “En Basf existen campañas y concursos de alcance global, regional y local que promueven la innovación en diferentes áreas y procesos de la compañía, junto con incentivos comerciales para recompensar la venta de nuevos productos y el desarrollo de soluciones para clientes”, destaca el ejecutivo de Basf.

Actualmente esta multinacional cuenta con un amplio presupuesto para el desarrollo de lineamientos y planes innovadores en la industria química mundial. En 2017, invirtió 1,8 billones de euros en investigación, lo que consiguió más de 3.000 proyectos y cerca de 800 nuevas patentes. En Colombia la inversión fue de 3 millones de euros, presupuesto que incluyó sesiones de formación, práctica, mejoramiento tecnológico, personal dedicado a proyectos de innovación y nuevas instalaciones de su laboratorio de cocreación.

La compañía tiene la apuesta de seguir consolidando la estrategia global ligada a la sostenibilidad. “Para nosotros hoy no existe innovación sin contemplar la sostenibilidad como motor de un crecimiento que nos permita lograr el beneficio para nuestros clientes y un aporte a la sociedad”, concluye Zúñiga. 

                   Luis Fernando Cote, gerente de Fersaco.

Datos bien protegidos   

                                                                                                                                                                                             Su experiencia como alcalde de Bucaramanga entre 1998 y 2000 motivó a Luis Fernando Cote Peña a crear una empresa dedicada a brindar servicios jurídicos estratégicos con soporte tecnológico. Se trata de Fersaco, una compañía que se ha concentrado en al manejo de la protección de datos, la propiedad intelectual y la consultoría jurídica.

Su foco tradicional han sido las grandes empresas, pero justamente hace año y medio identificaron que debían realizar ajustes para llegar a las micro,pequeñas y medianas Empresas (Mipymes), que son la mayoría del tejido empresarial colombiano.

“Buscando mantener los altos estándares, disminuir costos de operación y lograr recurrencia en el ingreso, se tomó la decisión de innovar creando la solución en la nube 1581 Sistema de Protección de Datos, que permite en menor tiempo y menores costos, el diseño, la gestión y el monitoreo de sistemas de protección de datos para que los obligados cumplan con la Ley. Los resultados han sido positivos al identificar que se logró interpretar el requerimiento del mercado con una solución adecuada”, comenta Cote Peña.

Para fomentar la innovación dentro de Fersaco, una de las estrategias principales radica en un constante trabajo en equipo, lo que facilita un mayor compromiso del personal, así como la generación de ideas.

El gerente de la empresa advierte, sin embargo, que ,a diferencia de otros sectores económicos, en el suyo no se admite el registro de patentes de software y difícilmente se logra el de procesos industriales de consultoría, por eso pide que la Superintendencia de Industria y Comercio revalúe este tema. No obstante, aclara que el camino de Fersaco ha sido el registro de derechos de autor, donde ya tienen varias inscripciones.

En cuanto a la inversión en el desarrollo y la ejecución de la innovación, en Fersaco incluyen el tiempo del personal, que pueden dedicar varias horas a estos procesos, como quiera que este es un ejercicio de la práctica interna organizacional

Cote Peña agrega que innovar es costoso, pues no solo demanda dinero y horas hombre, sino también fe, perseverancia y disciplina, “pero no innovar en un mundo altamente tecnológico es poner en riesgo la sostenibilidad de la empresa”, precisa.

 Marcela Carvajalino, vicepresidente de Asuntos Corporativos de Procaps. 

Cápsulas poderosas 

                                                                                                                                                                                                      La esquina de la calle 80 con Vía 40 de Barranquilla es como un diamante viviente donde están basadas las oficinas principales y plantas del laboratorio Procaps, desde donde se originan soluciones que llegan a más de 50 países de las que hacen parte una diversidad de medicamentos y multivitamínicos en presentaciones de cápsula blanda.

Sus operaciones se extienden a 13 países, con una presencia importante en Brasil, Centroamérica y Estados Unidos. En sus más de 40 años de historia, la investigación y el desarrollo han sido la base de su crecimiento, permitiendo que la organización sea un referente de innovación.

Esta compañía, que tuvo ingresos operacionales por $690.601 millones el año pasado, considera la innovación como parte de su ADN. Con un sistema denominado Eurekaps y otro proceso llamado Creatisume, promueven, incentivan y recompensan los logros en innovación desde hace más de 25 años.

Desde los más altos roles de Procaps generan retos de innovación para fomentar la participación de todos los colaboradores, que van desde la transformación digital de un proceso operativo, hasta nuevas soluciones farmacéuticas.

“Entendemos la innovación más allá de un producto, incentivamos la permanente necesidad de repensar lo que hacemos, buscando mejores y más agiles formas de realizar las cosas, aprendiendo de las necesidades del mercado para entregar a la sociedad, soluciones a partir de nuestras tecnologías farmacéuticas únicas, con productos de calidad intrínseca, eficaces y a precios competitivos”, explica su vicepresidente de Asuntos Corporativos, Marcela Carvajalino.

De acuerdo con la vocera, el proceso de innovación lo entienden como un motor permanente de cambios que fomenta la transformación de retos en soluciones, cuyos esfuerzos se dirigen hacia procesos de gestión de los que hacen parte procesos administrativos y productivos de alta eficiencia, diferenciados y alineados a la estrategia corporativa competitiva, y productos y tecnologías que el mercado valore por su “dimensión diferenciadora y única”.

Para Procaps, la innovación es más que productos, también implica repensar la forma en que trabajan.

Todos los casos presentados en este artículo son una prueba fehaciente de la importancia de innovar como una herramienta para resolver problemas, mejorar la productividad en el lugar de trabajo, demostrar que se tienen habilidades únicas y sacarle ventaja a la competencia.

Si bien no son tareas fáciles, el trabajo mancomunado de la Andi y la Revista Dinero busca destacar a aquellas firmas que van por el camino adecuado y motivar a las que aún no se han montado en el tren de la innovación, un ejercicio que no da espera en mundo globalizado.

Le puede interesar: La innovación como respuesta a la competitividad

EDICIÓN 595

PORTADA

Los abogados del 'ranking' de Dinero en medio de la pandemia

La pandemia traerá profundos retos jurídicos por los cambios que ha generado y las decisiones del Gobierno para enfrentarla. El sector legal se ajusta a una gran oleada de transformaciones en medio de la crisis.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en DINERO Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com
Su código de suscripción no se encuentra activo.