Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

| 12/13/2018 12:01:00 AM

CEOs colombianos que triunfan en el mundo

Si bien no hay una fórmula mágica para el éxito en otros mercados, existen ciertas cualidades que hacen sobresalir a los ejecutivos: mentalidad disruptiva, dedicación, enfoque y disposición de aprendizaje. ¿Quiénes se destacan?

Uno de los principales retos de un CEO internacional es tener la capacidad de adaptación a otras culturas y, sea cual sea el territorio, convertirse en ejemplo para su equipo de trabajo.

Y aquí cabe preguntarse cómo las buenas ideas y un liderazgo que se ejerce permite trascender las fronteras nacionales. ¿Acaso será cuestión de suerte? Las respuestas casi que comunes de estos estrategas nominados por sus logros empresariales está relacionada con ser receptivos a las ideas disruptivas, conformar equipos diversos, trabajar con disciplina y ser ecuánimes ante las dificultades e incluso, los errores propios en cualquier proceso productivo.

Otras de las cualidades de estos líderes internacionales ‘made in Colombia’ es que tienen la capacidad de trabajar de manera interdependiente y colaborativa porque tienen claro que el liderazgo no se ejerce en soledad sino encontrando las potencialidades de cada uno de los colaboradores. Y también hay algo claro: un buen líder empodera a su equipo de trabajo, reconoce los logros y evalúa su contribución en el fracaso.

Aquí les presentamos una selección de CEO internacionales.

Tras la cultura de la disrupción

Adriana Noreña entró hace tres décadas como pasante al departamento financiero de lo que en ese entonces era Ceat General de Colombia. Ahí se desempeñaba como analista y ayudaba al gerente financiero en la toma de decisiones. Desde entonces se proyectó como la líder que hoy está a cargo de la vicepresidencia de Google para Hispanoamérica. Basada en Brasil, aborda al menos seis aviones cada mes y pasa dos semanas por fuera de casa.

Algo que ha aprendido de sus líderes es que han sido muy claros, la orientaron y fueron transparentes en lo que debía mejorar. Dice que en América Latina a gran parte de los líderes no les gusta pasar mensajes “tan positivos” y cree que lo mejor que se puede hacer para ayudar a un profesional es darle continua retroalimentación. Cree que su mayor logro es impactar en la vida y carrera de muchas personas, dentro y fuera de Google: para ella ha sido satisfactorio ver a los de su equipo crecer como profesionales.También le satisface lo que desde sus funciones hace por el ecosistema digital, así como por ayudar a través de educación y herramientas para conseguir un mundo mejor.

Relacionado: Habla la colombiana que manda en Google Latinoamérica

“Eso es algo que va más allá de lo que uno pueda aspirar”, recalca. Recuerda que en sus inicios se encontró con estructuras jerárquicas que no estimulaban la diversidad de ideas y la disrupción, mientras cree que se deben crear dinámicas que incentiven la innovación.Invita a amar con pasión lo que se hace, a escoger líderes que impulsen el logro de lo que se considera imposible, a identificarse con los valores del lugar en el que se trabaje, a rodearse de profesionales que sean mejores que uno mismo, a conformar equipos diversos, a ser claro y transparente al no autocensurarse opiniones, a cuestionar si algo se puede hacer de una mejor manera y ser explícitos con las pasiones en el trabajo y fuera de él.

                  Alberto Calderón Zuleta.

Dedicación pura

Alberto Calderón Zuleta, CEO global de Orica Mining Services, dice que si tuviera que dar algún consejo a quien aspira seguir sus pasos, le diría que haga lo que está haciendo con dedicación y pasión.Para este ejecutivo, que inició su vida laboral en el Banco de la República, no hay que pensar en el próximo puesto. “Muchas personas que he conocido se la pasan añorando el siguiente cargo y gastan energías innecesariamente. Si hacen su trabajo bien, los jefes lo notarán y se encargaran de su futuro”. 

Dice que como CEO aún no ha alcanzado su mayor logro, pero que está orgulloso del equipo directivo que ha consolidado. “Por diversas razones fue necesario traer personas de otras empresas, 80% de los 60 ejecutivos más altos de la organización han venido de BHP, Schlumberger y Halliburton. Así, con un equipo directivo de clase mundial y un mercado de explosivos en expansión, los mayores logros están por venir”. 

Uno de sus grandes aprendizajes es estar encima de los problemas “menores” y tratar de entender si pueden eventualmente afectar la reputación de la compañía, ya que muchas veces –sostiene– las cosas que más preocupan tienden a ser menos graves que lo que se pensaba y son las sorpresas que parecen menores las que pueden repentinamente salirse de control.Así mismo, tener credibilidad con los accionistas.

“En compañías como Orica uno habla con los principales accionistas cada seis meses. Si uno es demasiado optimista, puede que le vaya bien en el corto plazo, pero cuando uno vuelve a ver al accionista, por lo general le recordará que lo que había prometido no se cumplió, por lo tanto prometer demasiado se vuelve un error costoso, pues al cabo del tiempo la credibilidad se perdería", comenta

Al preguntarle sobre su secreto para triunfar como CEO en el exterior, dice que la clave es un poco de talento y mucha suerte, así como aceptar las oportunidades cuando se presentan, a pesar de que impliquen tomar riesgos y salirse de la comodidad de lo conocido.Antes de su paso por Orica, Calderón fue uno de los principales ejecutivos de la minera BHP, y en Colombia estuvo al frente de las que en su momento fueron las principales empresas públicas: la Empresa de Energía de Bogotá, en la que lideró la puesta en operación de la Hidroeléctrica del Guavio, que permitió superar el apagón de los noventa, y Ecopetrol.

                         Jorge A. Uribe.

Dejando huella

Luego de graduarse como ingeniero administrativo en la Universidad Nacional de Medellín, Jorge A. Uribe tenía la intención de ampliar su formación en el exterior para luego volver al país, pero esa salida temporal, que comenzó con un MBA en Xavier University en Cincinnati, se extendió por 34 años en los que creció en la multinacional Procter & Gamble (P&G), transitando por más de 30 países y alcanzando posiciones de liderazgo (Presidente Global de Productividad y Transformación Organizacional y Presidente de P&G Latinoamérica,) hasta su retiro en junio 2015. Además de los buenos resultados de su gestión en términos del negocio (logró que esta región se convirtiera en contribuyente desproporcional de los resultados globales de la compañía), resalta que en su labor como líder pudo dejar huella en sus equipos de trabajo.

“Verlos alcanzar su máximo potencial hasta donde sus ambiciones y capacidades lo permitan ha sido muy gratificante. Un elemento que me proporcionó inmensa satisfacción fue el crecimiento de P&G en Colombia, en donde adquirió la compañía local Inextra en 1987. En poco más de una década, esta filial se convirtió en exportadora de talento con más de 100 colombianos en asignaciones internacionales”, comenta.

Le puede interesar: Los mejores presidentes de empresas del mundo, según Harvard Business Review

Uribe agrega que en su concepto un buen líder nunca debe dejar de aprender. "El día que caiga en la tentación de ‘complacencia’ en el aprendizaje, perderá su mayor talento que es precisamente alimentarse de la interacción con su organización, sus clientes, stakeholders, etc. para liderar los cambios, ejecutar con excelencia, navegar las tormentas, y, en general, comandar y motivar a su organización hacia metas que en un principio parecían imposibles".

En cuanto a la forma como enfrenta los errores sostiene que su estrategia ha consistido en siempre aprender de ellos, corregir con celeridad el rumbo y, en lo posible, enfrentar las crisis como grandes oportunidades. Esta actitud es especialmente válida en un contexto de incertidumbre y de volatilidad, como generalmente ocurre en Latinoamérica.

"La actitud positiva ha sido para mí un determinante y catalizador en mi carrera profesional y personal", reitera.Algunos de los consejos para ser un CEO exitoso consisten en no esperar a que el negocio empiece a caer para reinventarse. Lograr una cultura más centrada en el desarrollo organizacional, basada en el desempeño individual y del equipo. Crear una cultura de productividad sostenible y permanente.

Asegurar una cultura de diversidad en todos los sentidos, tanto de género, geografías, niveles socioeconómicos, etc. y mantener equilbiro en todo lo que se hace.

                               María Fernanda Mejía.

El enfoque hace la diferencia

Más que aprendizajes, María Fernanda Mejía, presidente de Kellogs para América Latina y vicepresidente senior de Kellogs Company, dice que lo que tiene claro en su tarea como CEO es que el enfoque hace la diferencia.

“Si hay conocimiento común de qué queremos y cómo nos proponemos lograrlo y de qué forma trabajamos de forma alineada, interdependiente y colaborativa, lograremos lo que nos hayamos propuesto para crecer”, dice esta ejecutiva, para quien dentro de este proceso es fundamental conocer profundamente el entorno. Esto –explica– permite tomar decisiones fundamentadas y servir mejor a los clientes y consumidores, socios estratégicos y colaboradores. Así, “al tener un enfoque claro, somos asertivos en nuestro actuar y favorecemos un trabajo ágil y efectivo”.

Esta fórmula, junto a otras más, le ha permitido contribuir a que la empresa, en la que trabaja desde 2011, se convierta en una compañía global de alimentos. Es así como, en los últimos siete años, junto con su equipo de trabajo, ha logrado continuar posicionando a Kellogs como una marca de elección para nuevos consumidores en América Latina, acelerando el potencial de crecimiento del negocio en la región.

Uno de los secretos de Mejía para triunfar en el exterior es tener claro que todo líder que trabaja en un ambiente multicultural y global tiene hoy bajo su responsabilidad el reto de entender las culturas en las cuales está operando, absorberlas como parte de su propia cultura y entender las afinidades y diferencias, para así poder integrar diversas visiones a su liderazgo y decisiones.Así mismo, concluye que hay que vivir en constante evolución, para adecuarse a las nuevas circunstancias e incluso anticipar escenarios. “Sin duda hay que ser crecientemente receptivos y comprender de fondo lo que sucede alrededor para transformarse oportunamente”.

Mejía comenzó su vida laboral en Ingresoll Rand, cuando terminó la carrera de Ingeniería Industrial. Estuvo en esa empresa un par de años para después incorporarse a Colgate-Palmolive, donde trabajó en áreas diversas como operaciones, mercadotecnia, estrategia y planeación en varios países como España, Puerto Rico, Hong Kong, Venezuela y Suiza, por más de dos décadas.

Angélica Guerra.

Sin miedo al riesgo

Angélica Guerra es una ejecutiva colombiana destacada en el exterior. Este año se vinculó con Apple, en donde se desempeña como jefe de programación para Latinoamérica de Apple Worldwide Video. Aunque es abogada, Guerra terminó dedicada a la industria de los medios y el entretenimiento. Considera que sus mayores logros han sido construir siempre equipos comprometidos y apasionados por lo que hacen.

“Estoy convencida que nada genera más impacto en el éxito de una empresa que un equipo motivado, feliz y orgulloso de lo que hace”. Esta ejecutiva, que antes de llegar a Apple se desempeñó como vicepresidente de Producción de Sony, cree que uno de los errores que puede cometer un ejecutivo es aislarse y tomar las decisiones desde un escritorio; pues, a su juicio, un líder tiene que sentir y vivir la operación para conectarse realmente con las necesidades del equipo y de los proyectos.

 Está convencida de que ante los continuos cambios, no solo en el sector de la tecnología, los líderes deben tener una mentalidad de desafío permanente hacia el statu quo y no tener miedo a tomar riesgos y a equivocarse.

“Muchas veces se aprende mas de los errores que de los aciertos”, asegura. Ella, que se desenvuelve en el mundo tecnológico, cree que ninguna compañía hoy en día puede darse el lujo de desconocer la tecnología como parte fundamental de su estrategia por muchas razones, pero sobre todo porque la posibilidad de estar más cerca del consumidor es una herramienta invaluable.

                    Mauricio Leyva Arboleda.

Un líder del consumo masivo

Mauricio Leyva Arboleda, quien cuenta con una experiencia de más de 20 años dirigiendo empresas globales de consumo y de comunicaciones en geografías tan diversas como Latinoamérica, Europa, Estados Unidos y África, entre otras, es uno de los ejecutivos colombianos más destacados en el exterior. Su primer trabajo como coordinador de eventos en Comcel (hoy Claro), en donde tenía la responsabilidad de hacer el montaje de ferias, fiestas, stands y eventos para la venta de celulares, no presagiaba lo que sería su fructífera carrera profesional.

Hoy se desempeña como presidente ejecutivo y CEO Global de Grupo Lala; uno de los conglomerados de lácteos más grande del continente con operaciones en México, Brasil, Estados Unidos, Centro y Sudamérica, con ventas por más de US$5.000 millones. Allí llegó luego de permanecer 14 años en SABMiller- ABInBev y ser presidente Middle Americas y CEO Grupo Modelo -ABInBev.

Leyva considera que su mayor logro en su trayectoria ha sido estar siempre abierto a aprender para mantenerse vigente y haber construido equipos ganadores en cada país donde ha operado haciendo que los logros sean sostenibles, un tema que es determinante, pues dice que uno de los errores que no debe cometer un CEO es dar resultados de corto plazo a expensas de los logros y sustentabilidad de la empresa en el largo tiempo.

Para Leyva uno de los aspectos clave en el trabajo de un directivo es concentrarse en el talento organizacional, construyendo equipos diversos que se complementen.Ahora, una de sus metas al frente de la organización es triplicar las ventas y utilidades para 2025, pues decidió quedarse allí con su familia, luego de “vivir como expatriados en seis países durante los últimos 10 años”.

Le sugerimos: Las cuatro cosas que tienen en común los CEOs de empresas millonarias

EDICIÓN 562

PORTADA

¿Qué va a hacer Carrasquilla después de la regla fiscal?

Las últimas semanas han sido bastante agitadas desde la perspectiva empresarial y económica. El comité consultivo de la regla fiscal decidió conceder un margen de maniobra al Gobierno en materia de gasto y endeudamiento, al flexibilizar algunos puntos el nivel de déficit fiscal permitido para 2019 y 2020.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en DINERO Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com
Su código de suscripción no se encuentra activo.