| 11/22/2018 12:01:00 AM

¿Entiende usted cómo los colegios evalúan a sus hijos?

Entender cómo funciona la evaluación escolar y qué la compone puede resultar un dolor de cabeza para los papás. ¿Qué tiene mayor importancia: las notas o el desarrollo integral de los niños?

El concepto de evaluación es tan grande que no es entendido por el común de la gente. Históricamente, evaluar suponía “exponer” los conocimientos necesarios para una nota numérica. Ahora, el significado de evaluar se vincula a movilizar saberes a modo de competencias más cualitativas y menos cuantitativas. En Colombia, la evaluación del aprendizaje está definida a través del decreto 1290 de 2009 del Ministerio de Educación Nacional en el cual se reglamenta que las instituciones son autónomas en la definición de su sistema de calificación.

La mayor parte de los colegios usa un sistema numérico, ya sea con decimales o sin ellos y hay un grupo pequeño que utiliza un sistema de letras. Sin embargo, para los padres de familia vienen las confusiones y las preocupaciones cuando los colegios entregan los informes académicos de periodo o boletines finales. Preguntas como ¿profe mi hijo va mal, regular o bien? o ¿profe, pasó la materia o debe quedarse a recuperar? dejan importantes dudas sobre los trabajos de socialización de los colegios sobre qué se entiende por desempeños: “Superior, Alto, Básico y Bajo”, además de la confusión latente de evaluación por objetivos, indicadores o competencias.

Recomendado: Cómo sobrevivir a la evaluación de desempeño

Colegios como Los Nogales, Leonardo Da Vinci, Gimnasio Moderno, Liceo Francés, la Asociación Andina de Colegios de Bachillerato Internacional (Aacbi) y el Instituto Alberto Merani, entre otros, evalúan a sus estudiantes de tal manera que la integralidad de la formación humana prima en todas las áreas que se imparten dentro de la institución.

Para Juan Sebastián Hoyos, vicerrector académico del Gimnasio Moderno, su modelo pedagógico obedece a los principios de la escuela activa. “El colegio cuenta con un programa de desarrollo basado en la educación positiva y la filosofía oriental donde los estudiantes tienen varios espacios para el desarrollo socioemocional, el autoconocimiento y la construcción de un proyecto de vida con sentido y propósito.  Si bien se desarrolla el aspecto intelectual también hay espacio para el bienestar, la inteligencia emocional y el desarrollo del carácter, entre otros”, comenta.

Agrega que en el Moderno utilizan un sistema numérico de uno a diez, donde la nota mínima para aprobar es de 6,5; pero también hacen una evaluación cualitativa. Sus docentes realizan un informe escrito de cada uno de los estudiantes, donde relacionan su proceso cognitivo, las interacciones que tienen con los demás y su actitud.

Para leer: Más conversaciones y menos evaluaciones

También la creatividad

Otro modelo pedagógico similar se implementa en la Aacbi. Luis Eduardo Rivas, rector del Victoria School y director ejecutivo de la Asociación, explica que la propuesta de evaluación del bachillerato internacional no solo incluye competencias básicas, sino también creatividad y capacidad de análisis. “Los seres humanos hoy deben estar atentos, dispuestos e informados. Al graduarse, los alumnos van a ser evaluados de una manera que seguramente no estaban acostumbrados en el colegio. Por eso es tan importante potenciar y evaluar las competencias socioemocionales”.

En el Liceo Francés, por su parte, evalúan un mínimo común de competencias que deben adquirir los estudiantes, las cuales se trabajan en cinco pilares, dos basados en competencias socioemocionales; es decir, formación del ser, aprender a convivir y trabajar juntos y tres competencias duras: metodologías y herramientas para aprender. “Para nosotros no existe, como en la universidad, un niño que puede perder o no una asignatura. No hay una nota ni una competencia que diga eso. Cada dos meses los profesores, padres y alumnos delegados de cada curso se reúnen con el fin de hablar del nivel de cada niño y de lo que se debe hacer para mejorar su desempeño académico, con base en eso, en la última reunión que hacemos del año definimos si el niño aprueba o no el grado que cursa, aunque realmente repetir un año en el sistema educativo francés no existe, pues solo se puede hacer a pedido de los padres o si el niño faltó por razones médicas serias. Lo que se busca es que todo el sistema educativo (padres, estudiantes, docentes y directivos) ponga el máximo de energía para asegurarse del éxito escolar de los niños y la aprobación que le permita pasar de un curso al otro”, manifiesta el rector del Liceo Francés, Marc Cabalé.

Le puede interesar: Pensamiento exponencial y su impacto en la educación

Los oficiales

En cuanto a los colegios oficiales, según información del Centro de Evaluación de los Andes, la idea es seguir los lineamientos de la Secretaría de Educación de la que dependan. Se busca que todos evalúen usando la misma escala y con la misma periodicidad. No obstante, no es posible comparar la nota de un colegio a otro, pues los criterios no tienen unas rúbricas comunes que estandaricen los datos.

En general, colegios públicos y privados deben aprobar a sus alumnos con un mismo promedio (3,0 o 6,5) aunque su denominación no sea equivalente y, si un padre desea conocer el sistema de evaluación del colegio de sus hijos, lo puede consultar en el Proyecto Educativo Institucional (PEI).

Lo importante aquí es que, mientras más sepa acerca de las evaluaciones, más preparado estará para abogar por su hijo.

Principales exámenes

Vea también: Qué está pasando con la educación en Bogotá

Todos los colegios, sin excepción, según información del Icfes, deben ser evaluados en tres ámbitos: nacional, internacional e institucional, a través de las siguientes pruebas:

A nivel nacional: Saber 3º, 5º y 9º, Avancemos 4º, 6º, 8º y Pruebas Saber 11.

A nivel internacional: Programa para la Evaluación Internacional de Estudiantes (Pisa), Encuesta Internacional de la enseñanza y el aprendizaje (Talis), Estudio Internacional sobre Educación Cívica y Ciudadana (ICCS).

VIDEOS MÁS VISTOS

  • La colcha de retazos de la Ley de Financiamiento

    close
  • Empresarios en Bogotá dan un paso más para nuevas oportunidades

    close
  • Empresarios de Santander abren sus puertas para una oportunidad

    close
  • ¿Cuál es el liderazgo que necesita Colombia?

    close
  • ¿Por qué genera debate la propuesta del IVA de Duque?

    close
MÁS VIDEOS

EDICIÓN 555

PORTADA

Los mejores colegios de Colombia en 2018

Estudiantes de unos 13.000 colegios presentaron las Pruebas Saber 11 este año. Sus resultados son la base del ranking anual de Dinero, que en la presente edición destaca aquellas instituciones con los puntajes más altos en matemáticas e inglés.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en DINERO Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com
Su código de suscripción no se encuentra activo.