Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

| 8/22/2018 12:01:00 AM

¿Para qué han servido los TLC en Colombia?

Colombia tiene 16 acuerdos comerciales firmados con las más importantes economías del mundo; por tal razón, que no se firmen más Tratados de Libre Comercio (TLC), tal como lo ha propuesto el presidente Duque, no tiene implicaciones significativas para la economía nacional.

Analistas consideran que en este momento la prioridad debe ser sacarles el jugo a los TLC vigentes, pues las balanzas en la mayoría de los casos son deficitarias. Solo con algunos como la CAN, Triángulo Norte y Chile el país ha logrado alcanzar resultados favorables.

Javier Díaz, presidente de la Asociación Nacional de Comercio Exterior, considera que esta debe ser la prioridad; sin embargo, cree que en materia comercial no se deben adoptar decisiones extremas; pues resulta peligroso “cerrar la puerta y votar la llave” porque no se sabe en qué momento se hace necesario volver a abrirla.

Considera que Colombia debe tener un mayor acercamiento con Asia Pacífico y tener abiertas las posibilidades de que países como Singapur, Nueva Zelanda y Australia se conviertan en socios. El dirigente gremial se pregunta qué pasa si, por ejemplo, Perú, Chile o México firman acuerdos con estos países; pues Colombia quedaría en una clara desventaja comercial.

Le puede interesar: Colombia necesita recuperar 18.000 millones de exportaciones

Los datos de Analdex indican que hay más de 40 países interesados en establecer algún tipo de acuerdo con la Alianza del Pacífico y sobre el tapete están pendientes posibles acuerdos con Japón, país con el que no se han terminado las negociaciones y Turquía que si hace una oferta agrícola que le convenga al país podría ser otra alternativa.

Otro tema que le preocupa a Díaz es lo que pueda pasar con el Acuerdo Transpacífico, si aparece la conveniencia de ingresar al mismo o no; pues el país podría quedar en desventaja frente a los competidores.   

No obstante, analistas como Martín Gustavo Ibarra, presidente de Araújo Ibarra, empresa consultora en comercio internacional, los TLC son importantes cuando existe flujo comercial importante para el país.

Precisa que, por ejemplo, en el caso de la Alianza del Pacífico al no tener un órgano “supra” cada país debe firmar su propio tratado comercial. Si bien, este acuerdo resulta de vital importancia para el país y se convierte en una buena excusa para aumentar la competitividad, lo preocupante es que Colombia es de los cuatro (México, Chile, Perú), el mercado con los peores índices en cadenas de valor y PIB total, etc, dice el experto.

Lea además: Ponderar la canasta y opiniones el caso de las exportaciones

Es claro, que llegó la hora de utilizar los TLC, pues las cifras son muy bajas en exportaciones. Actualmente, 73% de las ventas al exterior se realizan a países con los que se tienen acuerdos comerciales, pero los volúmenes siguen siendo muy bajos.

Los datos son dicientes. Son pocos los acuerdos con cifras favorables para Colombia. En este reducido grupo están la CAN, el Triángulo Norte y Chile. En el primer caso, las exportaciones de Colombia sumaron US$40.400 millones entre 2001 y 2017, mientras las importaciones fueron de US$27.300 millones, para un saldo a favor de US$13.000 millones, según análisis de Araújo Ibarra, con base en datos del portal TradeMap.

Con el Triángulo Norte, la perspectiva también es positiva, pero las cifras son muy bajas, pues las exportaciones apenas representaron US$5.785 millones y las importaciones US$700 millones entre 2009 y 2017. En el caso de Chile, las ventas de Colombia sumaron US$10.900 millones en ese mismo periodo, frente a US$7.200 millones en importaciones en el mismo periodo.

No ocurre lo mismo con otros tratados. Por ejemplo, con México las importaciones superaron los US$53.000 millones entre 2001 y 2017, en tanto que las ventas de productos colombianos apenas totalizaron US$11.600 millones en este lapso, para un déficit cercano a US$42.000 millones; una cifra nada halagadora.

Con Canadá, las importaciones duplican las exportaciones y con Estados Unidos, que es el principal socio comercial de los productos colombianos las cifras son muy parecidas. Mientras se exportan US$86.600 millones, se importan US$88.400 millones. Con este país, aún los productores colombianos no han logrado sacar el máximo provecho del acuerdo.

Retos enormes

Martín Gustavo Ibarra considera que los retos que tiene el país no son menores. Lo primero que debe existir es una unidad entre el sector público y el privado, se debe avanzar en la interconexión aduanera y debe haber una remoción en barreras fitosanitarias para poder abrir nuevas posibilidades de mercado.

Es importante mirar lo que se tiene, en especial en momentos en que se están renegociando los TLC. Por ejemplo, Estados Unidos está renegociando su TLC con México”, dice Ibarra.

Mauricio Reina, economista e investigador de Fedesarrollo cree que si bien no es necesario negociar más TLC, tampoco se deben revertir los actuales; pues el gobierno no debe ceder ante las diferentes presiones que ejercen algunos gremios con el fin de conseguir medidas proteccionistas.

Lea también: Diversificar las exportaciones

Para Reina, la problemática es clara. Colombia no tiene una oferta exportable que le permita ser competitivo, pues durante mucho tiempo se dependió del sector minero- energético y cuando cayó el precio del petróleo las condiciones cambiaron completamente y el país no estaba preparado para eso.

El problema no está en la búsqueda o no de más acuerdos, sino en la falta de competitividad. Nos va bien con la CAN porque ya se conocen los mercados, pero muy pocos exportadores se le han medido a otros mercados y otros, además, decidieron concentrarse en el mercado local”, manifiesta.

Los analistas coinciden en la necesidad de fortalecer la oferta exportable; pues si bien se ha dado una diversificación en los últimos años, esta no es suficiente para lograr niveles de competitividad adecuados.

EDICIÓN 562

PORTADA

¿Qué va a hacer Carrasquilla después de la regla fiscal?

Las últimas semanas han sido bastante agitadas desde la perspectiva empresarial y económica. El comité consultivo de la regla fiscal decidió conceder un margen de maniobra al Gobierno en materia de gasto y endeudamiento, al flexibilizar algunos puntos el nivel de déficit fiscal permitido para 2019 y 2020.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en DINERO Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com
Su código de suscripción no se encuentra activo.