| 7/23/2019 4:05:00 PM

Bancolombia reduce la proyección de crecimiento en 2019 para Colombia

El Grupo Bancolombia redujo su estimación de crecimiento para la economía colombiana en 0,3 puntos porcentuales y ahora espera un repunte del 2,9% en 2019. El alto desempleo, la caída en la confianza y el mercado de vivienda, junto con el difícil contexto internacional, algunas de las razones. ¿Cuáles son las implicaciones?

Ante el moderado crecimiento del primer semestre, los analistas y expertos económicos siguen reduciendo las expectativas frente al repunte de este año. Esta vez, se trata del equipo de Investigaciones Económicas del Grupo Bancolombia que redujo su estimación de PIB para este año en 0,3 puntos porcentuales y ahora espera un crecimiento de la economía del 2,9% en 2019.

La principal razón de la reducción en las expectativas es la desaceleración en el consumo privado ante la baja de la confianza del consumidor y el aumento del desempleo. Según Bancolombia, después de expandirse 4% en el primer trimestre, el consumo privado crecerá 3,3% en todo el año, lo cual implica una caída en la segunda parte del año. Si bien el consumo público y la inversión tendrán variaciones un poco menos acentuadas seguirán siendo los principales jalonadores de la actividad con un crecimiento del 4,6% y 4,3%, respectivamente.

Además se espera un ciclo contractivo en el mercado de vivienda que llevará a una caída del 0,5% en el sector de la construcción y a un crecimiento de tan solo el 2,4% en actividades inmobiliarias. Además, se ajustaron a la baja las proyecciones de crecimiento de la agricultura a 1,6%. A pesar de crecer un poco menos de lo previsto hace tres meses, los mayores crecimientos se presentarán en actividades financieras (4,5%), minería (3,9%), administración pública (3,7%) y actividades profesionales (3,5%).

El menor crecimiento estimado tendrá efectos sobre el desempleo y las perspectivas fiscales del país. En lo que respecta al mercado laboral, se incrementó la proyección de la desocupación urbana promedio para 2019 del 10,8% a 11,1%.  Esto implica que entre junio y diciembre el desempleo estará en niveles similares a los del mismo periodo de 2018, lo que supone una estabilización luego del incremento que experimentó en el último año.

En el frente fiscal, en la medida en que la economía crecerá por debajo de las proyecciones oficiales (2,9% frente al 3,6% estimado por el gobierno), el principal grupo financiero del país cree que es poco probable que el Gobierno logre la sobre ejecución planteada en el Marco Fiscal de Mediano Plazo, consistente en alcanzar un déficit de 2,4% del PIB. 

A pesar del crecimiento moderado en el primer semestre, Bancolombia resaltó que la actividad se acelerará en lo que queda del año. Y, por tanto, espera un crecimiento superior a 3% en la segunda mitad de 2019. “Después de registrar una variación de 2,6% en 2018, prevemos que el PIB se expandirá en 2019 a 2,9%, 0,3 puntos básicos menos que nuestro pronóstico de abril. Si bien este nuevo escenario incorpora el hecho de que el PIB se expandió en el primer semestre a un estimado de 2,7%, la cifra total del año supone una aceleración durante la segunda mitad hasta una tasa de 3,1%”, afirma la entidad en su informe de actualización de proyecciones.

Otro de los factores que incide en la reducción de las expectativas es el mejor crecimiento esperado de la economía mundial y de los socios comerciales, y que representa un gran desafío para las exportaciones, sobre todo las no tradicionales. A pesar de la desaceleración global, esperan que los términos de intercambio se mantengan inalterados frente al año anterior. Esto pues el pronóstico promedio para la referencia Brent de US$63 a US$65,3.

Ademas, esperan que el déficit de cuenta corriente sea menos acentuado que el comienzo del año. De hecho, destacan que serán las empresas las que originen la mayor parte del exceso de gasto de la economía, mientras que el del sector público se reducirá y los hogares se mantendrán como ahorradores netos. En términos de vulnerabilidad macroeconómica, este es un resultado más favorable que el observado en años anteriores.

A pesar del crecimiento menor al previsto y los recortes de la Reserva Federal, el Grupo Bancolombia no ve margen para que la política monetaria se torne más expansiva y solo ve espacio de aumentos hasta la primera mitad del 2020. En lo que resta del año, las tasas estarán estables. Si bien hay un sesgo de la inflación al alza, la expectativa es que la variación de los precios al consumidor para el final de 2019 sea del 3,5% (en el rango meta).

Por último, en lo que respecta a la cotización del peso frente al dólar, Bancolombia ajustó la estimación promedio para 2019 de $3.150 a $3.190, pero mantuvieron la estimación para el cierre del año en $3.180. Una depreciación moderada en medio de un contexto de incertidumbre global y de déficit externo alto.

EDICIÓN 562

PORTADA

¿Qué va a hacer Carrasquilla después de la regla fiscal?

Las últimas semanas han sido bastante agitadas desde la perspectiva empresarial y económica. El comité consultivo de la regla fiscal decidió conceder un margen de maniobra al Gobierno en materia de gasto y endeudamiento, al flexibilizar algunos puntos el nivel de déficit fiscal permitido para 2019 y 2020.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en DINERO Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com
Su código de suscripción no se encuentra activo.