| 10/31/2018 4:02:00 PM

¿Cómo cerraría la economía colombiana en 2018?

Este ha sido un año de transición en el que se notará algo de recuperación y con lo que definitivamente se dejará atrás los años de desaceleración. Se espera que 2019 sea el año de la aceleración definitiva de la economía.

A estas alturas, vale la pena mirar lo que están pensando algunos de los equipos de investigación sobre cómo va a cerrar este año, ahora que arranca noviembre y prácticamente todas las cartas en materia económica están echadas.

Las miradas son muchas. Por un lado, Davivienda Corredores tiene la estimación de que el Producto Interno Bruto (PIB) de 2018 crecerá alrededor de 2,7% teniendo en cuenta la tendencia positiva que se ha registrado en lo corrido de la actual vigencia: en el primer semestre, el PIB registró un crecimiento de 2,5% frente al 1,9% alcanzado en el mismo periodo de 2017. Por esta razón, la entidad espera que esta tendencia se mantenga para el periodo final de este año.

De otro lado, el equipo de Investigaciones Económicas del grupo Bancolombia pronosticó un crecimiento en la economía colombiana de 2,6%, un punto básico por debajo de la cifra fijada por Davivienda Corredores, considerando una aceleración gradual de la economía para el año que entra.

Hay que decir que el ánimo es mucho mejor cuando se mira hacia adelante, pues estas entidades ven que el PIB del país regresaría en 2019 a los niveles de crecimiento que se registraron en 2015, es decir, por encima de 3%.

Según los resultados de la Encuesta de Expectativas del Banco de la República, a octubre de 2018, los bancos, sociedades comisionistas de bolsa, corporaciones, fondos de pensiones y cesantías y organismos internacionales, esperan en promedio que la economía crezca 3,23% para 2019, cifra que también respaldan Bancolombia y Davivienda Corredores.

“Para 2019 estimamos un crecimiento del PIB de 3,2% impulsado por la recuperación de la inversión y del consumo de los hogares. Recordemos que esta variable es el componente de mayor importancia en el PIB”, resalta el más reciente informe de proyecciones económicas de Davivienda Corredores. 

Visite: Cómo calcula el Dane el PIB y la inflación

De la misma manera, Bancolombia explica que “la actividad productiva ganará tracción a lo largo del próximo año, en la medida en que la incertidumbre asociada a la definición de la agenda de reformas económicas se disipe. Esta tendencia estará soportada en la dinamización de la demanda privada, consecuencia de una recuperación del mercado laboral y de tasas de interés que se mantendrán en niveles que favorecerán las decisiones de gasto en bienes durables y de capital. Además, el ritmo de crecimiento será impulsado por un mayor nivel de gasto de funcionamiento e inversión del sector público”.

¿Y la ley de financiamiento?

Sin duda, uno de los temas que marca por estos días la agenda económica, aparte de la discusión del salario mínimo, es la ley de financiamiento que está por presentar el Ministerio de Hacienda ante el Congreso de la República y que se espera sea aprobada antes de finalizar este año.

En esta ley, entre otras cosas, se fijarían nuevas condiciones impositivas para las personas naturales y una posible reducción en la carga que tienen en la actualidad las empresas. Al respecto, el equipo de Investigaciones Económicas de Bancolombia asegura que es un elemento que sí podría incidir en el desempeño en el corto plazo.

“Aunque los detalles de esta iniciativa no se conocen en este momento, si se definen cambios que incrementen la tributación de las personas naturales y reduzcan la de las empresas, es previsible un impacto en el consumo privado a principios del próximo año, que sería compensado por una mayor aceleración de la inversión”, indica el informe de la entidad financiera.

En contraste, según el análisis de Davivienda Corredores, la actual reforma tributaria (Ley 1819) no generó estabilidad en las finanzas públicas ya que, si bien aumentó ingresos por IVA en cerca de un punto del PIB, al disminuirse la tarifa de renta para empresas y eliminarse el impuesto a la riqueza se produjo un faltante prácticamente equivalente al aumento de impuestos que propició. Por eso hay que matizar el análisis, porque evidentemente hay riesgos emergentes.

“Las consecuencias de las reformas fiscales suelen ser positivas a largo plazo, entre otras razones, por la disminución del riesgo soberano y las reducciones del costo del endeudamiento que esto representa. A corto plazo, nuestros cálculos sugieren que un incremento del 1% real en el recaudo de impuestos indirectos se traduce en un menor crecimiento económico, de 0,2%, en el PIB. En atención a esta circunstancia nuestras estimaciones sugieren que un incremento de $6 billones en el recaudo del IVA produciría una caída en el Producto Interno Bruto equivalente a 1,3 puntos del PIB”, destacó Davivienda.

Recomendado: ¿Qué problemas tiene el cálculo del PIB?

Inflación favorable

La inflación se ha mantenido en el rango meta del Banco de la República –que es entre 2% y 4%– desde el año pasado. Una estabilización luego del incremento del IVA, el alza de tasas de interés por parte del Banco Central desde 2016, entre otros factores, permitieron que la inflación volviera a moverse entre 3% y 4%, bajando de 4,09% en 2017 a 3,23% en septiembre de este año.

De acuerdo con la Encuesta de Expectativas del Emisor, la inflación anual para el cierre de 2018 sería de 3,28%. Sin embargo, según Davivienda Corredores, la meta de inflación se cumplirá, pero con una proyección a diciembre cercana a 3,4%, gracias a que la menor indexación de precios compensaría las presiones al alza que ya empiezan a observarse, y que estiman continúen, en los precios de los alimentos.

“Vale la pena destacar que el logro de la meta de inflación no se observaba desde el 2014, lo que sin duda será otra de las buenas noticias en materia económica del 2018”, resaltó la entidad.

Por su parte, Bancolombia prevé que para el cierre de 2019 los precios al consumidor tendrán una variación de 3,4%, porcentaje similar a lo que esperan para diciembre de este año. No obstante, tras las previsiones de que se presente el fenómeno de El Niño de manera moderada en marzo, para los primeros meses de 2019 se anticipa una aceleración de la inflación hasta de 3,81%, aumentos adicionales en el precio de los combustibles y una mayor presión en la tasa de cambio.

Lea también: Empresarios piden hacer un pacto por el crecimiento económico

“Otros fenómenos sobre los cuales hay incertidumbre hoy y que podrían afectar el comportamiento de los precios en 2019, serían: una ampliación de la base del IVA en la ley de financiamiento y un ajuste real del salario mínimo por encima del aumento de la productividad registrada en 2018”, manifestó la entidad bancaria.

No cabe duda que las previsiones en materia económica son positivas para lo que resta del año y comienzos del otro. Sin embargo, hay que estar pendientes de qué pasa con la ley de financiamiento del Gobierno Duque y los reportes del Ideam ante una presentación del fenómeno de El Niño que son determinantes para mejorar el rendimiento económico del país.

EDICIÓN 562

PORTADA

¿Qué va a hacer Carrasquilla después de la regla fiscal?

Las últimas semanas han sido bastante agitadas desde la perspectiva empresarial y económica. El comité consultivo de la regla fiscal decidió conceder un margen de maniobra al Gobierno en materia de gasto y endeudamiento, al flexibilizar algunos puntos el nivel de déficit fiscal permitido para 2019 y 2020.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en DINERO Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com
Su código de suscripción no se encuentra activo.