| 6/7/2019 5:30:00 AM

La alta tensión entre Carrasquilla y Echavarría: ¿hasta dónde va a llegar?

Mientras que el gerente del Banco de la República, Juan José Echavarría, mostró su preocupación por la evolución de la economía, el Ministro de Hacienda, Alberto Carrasquilla, se mostró sorprendido de que el gerente del Emisor rompa con la costumbre de limitarse “a hablar de política monetaria en público”.

El escenario de esta polémica fue la Convención Bancaria que se lleva a cabo en Cartagena donde ambos funcionarios plantearon sus puntos de vista. El primero en hablar fue Echavarría, quien insistió en que el cierre de 2018 fue bastante flojo para la economía y ello por cuenta de factores distintos a los fundamentales. Habló claramente de que la economía está estancada, a juzgar por las cifras de crecimiento del primer trimestre de este año.

Echavarría ya había advertido unas semanas atrás que la polarización política podría terminar pasándole cuenta de cobro al aparato productivo colombiano. Algo en lo que coinciden muchos expertos y empresarios.

Lea también: Las alertas de Echavarría sobre la economía

En ese momento, le respondió el senador Álvaro Uribe, quien tuiteó a través de su cuenta el pasado 22 de mayo que:

“Ah el presidente del Banco de la República; alcahuetearon a Santos derroche, mermelada, impuestos elevadísimos e impunidad, pero ahora se queja de polarización”.

Ayer, volvió a referirse al tema, cuando tuiteó:

"El Banco de la República debió prender las alarmas cuando las políticas de Santos frenaron la inversión en Colombia, y no ahora cuando la inversión extranjera crece un 68%".

El debate no quedó allí y por el contrario se atizó, pues el gerente del Banco, ratificó su posición ante un auditorio muy calificado: los asistentes a la convención bancaria de Asobancaria, cumbre de todo el sector financiero colombiano que comenzó este miércoles 5 de junio en Cartagena.

Lea también: ¿Por qué Uribe le da palo al gerente del Banco de la República?

El jueves, en esa misma convención, el turno de defender al gobierno fue para el ministro de Hacienda, Alberto Carrasquilla, quien durante su intervención lanzó varias pullas.

“Cada cual es libre de opinar lo que quiera y son opiniones”, dijo el alto funcionario sobre Echavarría. Y continuó: “Al final del año hablamos sobre esas opiniones que son equivocadas a la luz de las cifras”, añadió.

Pero minutos antes había lanzado un dardo más afilado: “con esto (las declaraciones de Echavarría) me parece que se violenta una costumbre de las mejores prácticas de los bancos centrales que es: limítese a hablar de política monetaria en público y discuta todas las facetas internamente”.

Además defendió al Dane, la entidad encargada de revelar las cifras de crecimiento y que ha quedado en tela de juicio en medio de este debate.

"El Dane es una institución absolutamente sólida la cual, ni más faltaba, que no pudiera revisar sus cifras a medida que va teniendo mejor información. Es una entidad que ha sido extremadamente respetable y que merece toda credibilidad”, aseguró el funcionario.

Otro de los representantes del gobierno que criticó a Echavarría fue el viceministro de Hacienda, Luis Alberto Rodríguez, que respondió a la afirmación del gerente según la cual la economía se había estancado durante el primer trimestre: “no compartimos esa afirmación. Creemos que cuando una economía viene de 4 años consecutivos de desaceleración, y esa desaceleración se detiene en el último año de dato de crecimiento, que es 2018, me cuesta trabajo usar la palabra estancamiento”.

Este es un episodio inédito en la historia económica de Colombia. Si bien todos los gobiernos desde Samper hasta Santos, pasando por el del Álvaro Uribe, se enfrascaron en peleas con el Banco de la República, por cuenta de la tasa de cambio o los tipos de interés, lo hicieron en abstracto y nunca se metieron con la figura y el nombre propio del gerente general del Emisor.

Ahora, todo indica que la pelea quedó casada. El tema será central en la próxima junta del Banco de la República donde se deberán tomar decisiones sobre la tasa de interés. La pregunta que queda en el aire es a quién creerle y cómo la respuesta tendrá un impacto sobre la decisión de tasas de interés en el futuro.

EDICIÓN 562

PORTADA

¿Qué va a hacer Carrasquilla después de la regla fiscal?

Las últimas semanas han sido bastante agitadas desde la perspectiva empresarial y económica. El comité consultivo de la regla fiscal decidió conceder un margen de maniobra al Gobierno en materia de gasto y endeudamiento, al flexibilizar algunos puntos el nivel de déficit fiscal permitido para 2019 y 2020.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en DINERO Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com
Su código de suscripción no se encuentra activo.