Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

| 5/10/2019 10:32:00 AM

Llegar a más consumidores es posible sin aumentar el riesgo

El uso de nuevas herramientas y tecnologías basadas en datos de tendencia y datos alternativos, junto con usos innovadores de los datos crediticios tradicionales, pueden potencialmente permitir a las entidades financieras identificar cientos de miles de consumidores más que podrían ser sujetos de crédito, sin aumentar necesariamente los niveles de riesgo. Un análisis de Virginia Olivella, gerente senior de Investigaciones Económicas de TransUnion Colombia.

Un elemento importante para lograr una mayor inclusión financiera en Colombia es la confianza de las entidades de crédito para otorgar crédito de manera segura a más consumidores. Esto es a lo que TransUnion llama “Expansión del Universo”, es decir, la posibilidad de aumentar la base de consumidores objetivo de una entidad, sin que esto implique necesariamente asumir riesgo adicional. Un mayor acceso al crédito puede ser un motor clave del crecimiento económico, y si bien la sabiduría convencional ha sido que no se puede lograr un mayor crecimiento sin asumir un mayor riesgo, este simplemente no es el caso.

Por ejemplo, muchas entidades aplican una estrategia de riesgo única en sus decisiones de crédito en todo el país. Pero las economías locales pueden diferir significativamente en Colombia. Dado que los consumidores se comportan de manera diferente en cada una de las regiones, las entidades de crédito pueden ajustar sus estrategias de riesgo y puntos de corte para determinar quién califica para un crédito por región, lo que potencialmente les permitiría llegar a más consumidores manteniendo una tasa de pérdida uniforme a nivel nacional.

Le puede interesar: América Latina todavía debe avanzar en inclusión financiera

Por otro lado, es importante que las entidades utilicen enfoques multidimensionales para evaluar el riesgo del consumidor. Nuevas herramientas y tecnologías de evaluación de crédito, basadas tanto en datos de tendencia como en datos alternativos, brindan a las entidades de crédito nuevas perspectivas sobre el comportamiento del consumidor que no habían tenido antes. Las entidades originadoras de crédito pueden tener un gran éxito al incorporar variables adicionales que no se encuentran en la información crediticia tradicional. Estas nuevas perspectivas les permiten evaluar a cada vez más consumidores que no tienen un historial de crédito tradicional, además de ayudar a encontrar consumidores menos riesgosos entre poblaciones que antes se consideraban de alto riesgo.

Este tipo de expansión en el acceso al crédito a menudo es posible sin aumentar significativamente el riesgo, lo que contribuye a una economía más dinámica y formal. Si bien es imposible dar un número exacto de cuántos colombianos más podrían obtener acceso al crédito, los modelos de TransUnion y su experiencia en otros mercados crediticios en crecimiento en todo el mundo sugieren que podrían ser cientos de miles de consumidores.

Además, para generar una mayor inclusión financiera, especialmente en las áreas rurales, las entidades de crédito deberían aprovechar más los canales digitales, que les permite llegar a los consumidores que no son atendidos por sus redes actuales de sucursales. Según el estudio “Demanda de Inclusión Financiera 2017” elaborado por la Banca de las Oportunidades, el 32,2% de los habitantes de municipios rurales dispersos no tenían en ese momento acceso a servicios financieros tradicionales, lo que vuelve aún más relevante la utilización de canales digitales para lograr incluir financieramente a estas personas.

Vea también: Inclusión financiera y tecnología

En Colombia, según cifras del Dane y MinTIC para 2018, el acceso y utilización de canales digitales han aumentado significativamente en los últimos años, hasta el punto en que hoy un 65% de los colombianos tienen acceso a Internet. Además, según la Superintendencia Financiera de Colombia, las transacciones financieras que utilizan canales digitales también han crecido significativamente en los últimos años. Entre el primer semestre de 2015 y el primer semestre de 2018, la participación de transacciones financieras realizadas por internet aumentó de 43% a 49%, mientras que la participación de las operaciones realizadas a través de sucursales tradicionales disminuyó de 16% a 9%.

En los últimos siete años, el uso de internet en Colombia se ha duplicado. Mientras que la población total aumentó en un 8% entre el primer trimestre de 2011 y el primer trimestre de 2018, el uso de internet aumentó en un 112%. Esto significa que un mayor número de consumidores que históricamente carecían de acceso a transporte y a sucursales bancarias tradicionales, puede ahora buscar y solicitar un crédito desde cualquier ubicación. De esta manera, las entidades que buscan llegar a estos consumidores sin acceso a una sucursal tienen todos los incentivos para construir sus canales de banca digital. La expansión de la oferta de canales que los consumidores pueden usar para llegar a las entidades, en particular, el acceso digital, es un paso importante hacia una mayor inclusión financiera.

Por último, cabe notar que dado que los apetitos de riesgo y las estrategias de adquisición son específicos para cada entidad de crédito, no todos los enfoques de expansión del universo serán adecuados para todas las entidades. En este sentido, cada entidad debe desarrollar las oportunidades que mejor se ajusten a su apetito de riesgo, su portafolio de productos, el modelo de negocio y los recursos disponibles para la ejecución. El punto importante es tener un enfoque riguroso y coherente para identificar y evaluar las oportunidades de expansión del universo, de modo que se encuentren y desarrollen las mejores. Este es el enfoque que mejor sirve al objetivo de la inclusión financiera.

*Por: Virginia Olivella

Gerente Senior de Investigaciones Económicas de TransUnion Colombia

EDICIÓN 562

PORTADA

¿Qué va a hacer Carrasquilla después de la regla fiscal?

Las últimas semanas han sido bastante agitadas desde la perspectiva empresarial y económica. El comité consultivo de la regla fiscal decidió conceder un margen de maniobra al Gobierno en materia de gasto y endeudamiento, al flexibilizar algunos puntos el nivel de déficit fiscal permitido para 2019 y 2020.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en DINERO Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com
Su código de suscripción no se encuentra activo.