| 8/30/2015 5:00:00 AM

La estratégica posición competitiva de la alta computación y el rezago colombiano

La creciente influencia de la tecnología computacional en todas las actividades de la sociedad moderna y de las actividades económicas se profundizará. La escala en su uso y de capacidad ya está prevista para dentro de 10 años antes. ¿Qué significa, qué supone?

El pasado 30 de julio el Presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, firmó la directiva presidencial por la cual Estados Unidos apuesta a mantenerse como líder mundial en los sistemas de almacenamiento de información y desarrollo de la industria de computadores que según la propia Casa Blanca le ha permitido al país mantener su liderazgo mundial en competitividad económica, investigación científica y seguridad nacional.

Llamada Iniciativa para la Estrategia Nacional Computacional se enfoca en el desarrollo de sistemas de computadores de alto poder capaces de procesar 10.000 exabytes (1018 bytes) de operaciones por segundo que les permitiría adelantar las mayores investigaciones científicas como simular con datos numéricos y no numéricos galaxias, interacciones moleculares y del genoma humano, modelar y predecir el cambio climático, por mencionar algunos de sus previstos usos.

La capacidad del supercomputador prevista para 2025 sería equivalente a 30 veces la del mayor supercomputador actual del mundo y procesaría 20,6 veces la cantidad de datos e información que se mueve por internet en el mundo y requeriría una planta de energía nuclear propia.

La creciente necesidad de velocidad y almacenamiento se desprende de las tendencias recientes, donde el tráfico de internet ha crecido en cerca de 5 veces en los últimos 5 años y será casi 3 veces mayor al actual en los próximos 5 años.

Estados Unidos tiene el 46% de las 500 supercomputadoras más agiles del mundo mientras China sólo tiene el 8%. Sin embargo, la más ágil y de mayor capacidad de interacción de datos disponible en la actualidad pertenece al país asiático.

Uno de los usos que viene generando la aplicación de alto poder computacional se está dando en el desarrollo de medicina de alta precisión que permite descomponer en datos a mecanismos biológicos complejos y predecir tratamientos más efectivos aumentando la tasa de acierto y confiabilidad de los diagnósticos médicos.

La carrera por la capacidad estratégica de simular sistemas naturales y tecnológicos y obtener con ello una venta competitiva económica y científica está servida.

Mientras tanto Christopher J. Bruno, presidente de Intel para las Américas, señala la creciente importancia de los nuevos sistemas y equipos disponibles hoy en día. No ser oportunamente incorporados lleva a un gran rezago de Colombia en todo lo que se relaciona con sistemas y datos.

El directivo destaca que Colombia es un mercado muy atractivo y supone una primera prioridad dentro de la región. La necesidad de renovación tecnológica en Colombia es tan clara que según sus estimaciones “cerca de 1,4 millones de portátiles en los hogares superan los 4 años de antigüedad y otro número cercano a 1.5 millones están en igual condición en las empresas”. Para Intel la necesidad y la oportunidad de avanzar en la actualización de los equipos y herramientas tecnológicas en Colombia es sustancial.

EDICIÓN 544

PORTADA

5.000 empresas: Dos décadas de evolución empresarial

Hace 25 años nació Dinero y para esta edición hemos querido traer no solo 25 historias empresariales que ejemplifiquen las transformaciones que han tenido las compañías en Colombia –a través de 5 grupos–, sino también la evolución del ranking en estos últimos años.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en DINERO Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 544

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.