Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

| 10/23/2018 4:13:00 PM

Industria siderúrgica sigue en jaque por importaciones de acero

Empresarios presentarán al Gobierno Nacional una nueva medida de defensa comercial.

El Comité Colombiano de Productores de Acero hizo un nuevo llamado al Gobierno Nacional por la avalancha de importaciones de acero de países como China, Turquía y Rusia.

En este sentido, anunció que presentará al ejecutivo una nueva medida de defensa comercial, con el fin de mitigar los efectos que ha tenido la desviación de comercio en la industria nacional del acero, como consecuencia de la guerra comercial que comenzó cuando el Presidente de Estados Unidos, Donald Trump, decidió imponer aranceles a las importaciones de acero y aluminio de China y Turquía.

Le recomendamos: Socios de EE.UU advierten riesgos de guerra comercial por aranceles

Las importaciones de Turquía son las que tienen en jaque en este momento a los empresarios, ya que éstas se han incrementado 62%, según las últimas estadísticas que conoció el Comité.

La situación es preocupante, aseguró la directora del Comité Nacional de Productores de Acero de la Andi, Maria Juliana Ospina, quien sostuvo que los precios del acero que llega a Colombia desde Turquía están por debajo de los US$500 por tonelada, lo cual deja a la industria siderúrgica nacional con muy pocas opciones de ser una industria viable y sostenible, ya que no puede competir en igualdad de condiciones.

Para la directiva, debido a la situación económica de ese país y la coyuntura que está viviendo actualmente por la devaluación de la lira turca, que ha caído en el primer semestre más del 30%, se puede apreciar como el precio del acero turco ha caído más de US$85 por tonelada.

“A raíz de todos los bloqueos que Estados Unidos le ha hecho a Turquía (la nación del norte le duplicó en agosto pasado los aranceles) y teniendo en cuenta que ese país es el octavo productor de acero en el mundo, hay unos excesos de producto bastante importantes, que está tratando de colocar en mercados distintos a EE. UU., entre éstos el colombiano”, explicó Ospina.

Le sugerimos: Aranceles guerra entre dos formas de ver el mundo

Por su parte, la directora de Política y Defensa Comercial de Araujo Ibarra, Olga Lucía Salamanca, puntualizó que al primer semestre del año llegaron a Colombia 25.000 toneladas de acero de Turquía y que de continuar esta situación, al 2020 se podría llegar a unas 137.000 toneladas a unos precios de US$440, lo cual es alarmante para los empresarios del sector, si se tiene en cuenta que a esto se suma el incremento en los costos de las materias primas que ha sido evidente durante los últimos meses.

Añadió que estos efectos de la desviación del comercio de acero pueden desplazar no solamente a Colombia, sino también a países como México y Brasil.

Cabe recordar que la composición del acero importado que entra a Colombia en un 81%  corresponde a países con los que Colombia tiene tratados de libre comercio y en este sentido, los grandes jugadores son México y Brasil, países que no representan ningún problema para la industria nacional. En tanto, el otro 19% del total de las importaciones corresponde a los países “no TLC”, que sí afectan la producción nacional y representan una amenaza latente de daño por el precio que están manejando y son: Turquía, China y Rusia.

Otro de los efectos sobre la industria nacional, explican tanto Ospina como Salamanca, tiene que ver con la utilización de la capacidad instalada de las siderúrgicas nacionales, que de seguir la situación bajaría a niveles de incluso menos del 40%. Hoy la utilización de la capacidad instalada de estas empresas es de 64%.  

Por ahora los empresarios del sector siderúrgico colombiano representados en el Comité Colombiano de Productores de Acero aspiran a que se corrijan los efectos de la medida 232, para no entrar, por ejemplo, a sacrificar ninguno de los 45.000 empleos directos e indirectos que generan.

Le puede interesar: Cómo afectaría a Colombia la guerra comercial de Donald Trump

EDICIÓN 562

PORTADA

¿Qué va a hacer Carrasquilla después de la regla fiscal?

Las últimas semanas han sido bastante agitadas desde la perspectiva empresarial y económica. El comité consultivo de la regla fiscal decidió conceder un margen de maniobra al Gobierno en materia de gasto y endeudamiento, al flexibilizar algunos puntos el nivel de déficit fiscal permitido para 2019 y 2020.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en DINERO Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com
Su código de suscripción no se encuentra activo.