| 2/4/2013 6:00:00 AM

¿Cuál es la quejadera?

Es evidente que el tema de la revaluación es complejo, pero la moneda tiene dos caras: la de los perdedores, en este caso los exportadores, y la de los ganadores, en la que convergen importadores, consumidores y hasta las empresas.

El tema de la revaluación en Colombia tiene tanto de largo como de ancho y la balanza, dependiendo de quien la mire, se inclina hacia un lado o hacia el otro.

Se trata de una compleja coyuntura en la que los perdedores hacen ruido y buscan el auxilio del Gobierno, mientras que los ganadores permanecen callados, aprovechando las oportunidades.

La preocupación y el apoyo del Gobierno obedecen, entre otros factores, a que, según este segmento de la economía, la tasa de cambio actual no es competitiva.

A esto se suma que la industria viene deprimida y la revaluación, si se conjura con la falta de competitividad y productividad, podría generar una pérdida de empleo.

¿Qué opinan los expertos?

De acuerdo con Diana Güiza, analista de Corredores Asociados, desde este punto de vista la apreciación es mala ya que afecta la generación de empleo sobre todo en sectores que vienen mostrando desaceleración.

Sin embargo, Munir Jalil, gerente de Investigaciones del Citibank para Colombia y Venezuela, recuerda que los sectores exportadores del país cuentan con las coberturas cambiarias. Éstas garantizan un tipo de cambio fijo y en algunos casos son subsidiadas por el Gobierno, pero obviamente tiene un costo.

Jalil señala que Colombia es uno de los pocos países donde no se defiende a los consumidores. “No pasa nada si se paga un sobreprecio por los bienes importados”.

Los que ganan

Los importadores pueden comprar más en dólares invirtiendo menos pesos. A su vez los consumidores compran más económico los artículos que se traen del exterior. Y no falta quien tenga deuda en dólares y puede ponerse al día consiguiendo los dólares más baratos.

Las cifras lo dicen todo

Las importaciones crecieron 7,9% entre enero y noviembre de 2012 frente al mismo periodo del año anterior al pasar de US$50.170,2 millones a US$54.152,1 millones, siendo el sector manufacturero el que más compró en el extranjero.

Contradictoriamente, las industrias extractivas, que representan cerca del 18% del PIB, y no se quejan de la revaluación, importaron 35,6%.

El más reciente estudio del Dane destaca además que del valor total de las importaciones declaradas durante el período enero-noviembre de 2012, las manufacturas (afectadas por la revaluación) representaron el 77,5%, los combustibles y productos de industrias extractivas (afectados por la reevaluación) el 11,6%, los productos agropecuarios, alimentos y bebidas el 10,8%.

Con esto se podría concluir que algunos sectores, precisamente los afectados por la apreciación, están aprovechando la tasa de cambio, poco competitiva para exportar pero beneficiosa para importar.

EDICIÓN 543

PORTADA

Hidroituango: ¡Cuánto nos va a costar!

Este proyecto no solo puede convertirse en la peor tragedia del país. En materia económica están en riesgo más de los $9 billones invertidos hasta ahora. Estas son las cuentas.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en DINERO Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 543

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.