Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

| 8/11/2020 10:53:00 AM

Comenzó la discusión de la próxima reforma tributaria en Colombia

El Gobierno nacional reconoció la necesidad de que se implemente una nueva reforma fiscal en Colombia. Aunque aún no se sabe cuál será el contenido de esta, distintos sectores ya han realizado propuestas de lo que esta reforma debería contener para el bien del país.

La discusión de una reforma fiscal, que puede traer consigo una tributaria, siempre es un proceso largo que requiere horas de estudio, análisis y debate por parte de distintos sectores como empresarios, analistas y congresistas.

La pandemia del coronavirus golpeó a la economía colombiana, haciendo que el país alcance en 2020 un endeudamiento histórico que deberá ser saneado con el tiempo, gracias a nuevos ingresos.

Lea también: Colombia buscará más de $20 billones con nueva reforma tributaria

El Ministerio de Hacienda proyecta que con la nueva reforma fiscal se incrementen los ingresos en cerca de 2% del PIB (más de $20 billones). Se ha mencionado que la reforma debe empezar a discutirse una vez se supere la pandemia del coronavirus, para poder alcanzar las metas fiscales a partir de 2022.

La reforma, según Anif

La Asociación Nacional de Instituciones Financieras (Anif), encabezada por Mauricio Santamaría, fue una de las primeras entidades en llevar a cabo propuestas para que se tengan en cuenta al momento de llevar la reforma al Congreso.

Una reforma tributaria que recaude 2% del PIB adicional no se ha hecho en los últimos 30 años en Colombia, a pesar de haber tenido casi que una reforma cada 1,5 años desde esa época”, dijo Anif semanas atrás. 

Lea también: Anif pidió al Gobierno plantear un nuevo Estatuto Tributario

Para la entidad, una de las medidas que debe incluir la reforma es la revisión de las exenciones y los beneficios tributarios. Sobre este tema, el Gobierno ya creó una misión de expertos que va a ser la encargada de hacer las recomendaciones al respecto.

Otra de las iniciativas de Anif es la ampliación de la base gravable, enfocada en las personas naturales y, sobre todo, en los contribuyentes al impuesto de renta.

La unificación de la tasa del IVA a todos los alimentos de la canasta familiar también es otro de los puntos que Anif ve como clave para una futura reforma fiscal. En la actualidad, hay alimentos que están gravados con el 5% y otros que no pagan impuestos. La idea de Anif es que todos queden con una tasa única del 19%, teniendo en cuenta que el Gobierno ya ha venido implementando la compensación del IVA a los deciles más necesitados.

Lo que dice Fedesarrollo 

El director de Fedesarrollo, Luis Fernando Mejía, indicó en un foro organizado por KPMG que Colombia necesita la reforma fiscal con el fin de incrementar la competitividad del país, atraer más inversión extranjera y que el PIB de la Nación crezca por encima del 5%.

Según Mejía, Colombia tiene cuatro barreras que debe tumbar por medio de reformas estructurales con el fin de fomentar el desarrollo y garantizar la estabilidad económica.

Las barreras, de acuerdo con Mejía, son las institucionales, las de los mercados de capitales, las que hay en el mercado laboral y las que hay en la competencia.

Lea también: Directivos del sistema financiero ven inaplazable la reforma tributaria

Para Fedesarrollo es fundamental que se lleven a cabo cambios estructurales en el mercado laboral colombiano con el fin de poder disminuir las cifras de desempleo que la pandemia ha llevado al límite.

“La regulación laboral actual impone altos costos al empleo formal. El salario mínimo es alto frente al ingreso medio de la economía colombiana”, dijo Mejía.

El analista cree que el incremento del salario mínimo debe ligarse únicamente al incremento de la inflación y que hay espacio para reducir los costos laborales de las empresas con el objetivo de que aumenten las contrataciones. 

Otra propuesta de Fedesarrollo es incrementar la inversión que realiza el Gobierno en infraestructura, elevando el rubro en 0,5% del PIB cada año. Esta iniciativa va en orden a lo propuesto por entidades como El Banco Interamericano de Desarrollo (BID) o el Banco Mundial, que aseguran que la inversión en infraestructura genera más empleo y hace que el país sea más productivo. 

Resaltó que en Colombia las cargas tributarias suelen estar enfocadas en las empresas y no en las personas naturales; este sería otro tema que podría revisarse.

La reforma del Banco de la República

Días atrás, el gerente general del Banco de la República, Juan José Echavarría, dijo que el país deberá llevar a cabo una nueva reforma tributaria con el fin de garantizar la estabilidad fiscal en el futuro.

"En el futuro tocará hacer reformas tributarias y apretarse el cinturón para pagar esa deuda que se está teniendo por la pandemia", dijo Echavarría.

Lea también: BID, quienes pagan impuestos en Colombia ya no deberían pagar más

Sobre el contenido de la reforma, el codirector del Banco de la República, Roberto Steiner, dijo que tiene que incluir un recorte de gastos por parte del Gobierno central, así como la privatización de algunos bienes del Estado, como ya lo ha dicho el ministro de Hacienda, Alberto Carrasquilla.

Además, Steiner agregó que se debe aumentar significativamente el recaudo y la forma en la que se tributa, de forma que más colombianos paguen impuestos, los que más tienen paguen más y se eliminen las exenciones a las empresas.

“Colombia es un país que tributa poco y tributa muy mal, y la pandemia nos puso en una situación donde ya no hay campo para postergar esta reforma fiscal”, dijo el codirector.

Agregó que el Gobierno debe apuntar en el corto plazo a formalizar la economía del país, pues esta misma informalidad hace muy difícil la política pública diseñada para apoyar a los más necesitados. 

“La gente es informal porque ser formal en este país es muy costoso. La informalidad evidentemente es una respuesta racional hacia una política pública y distorsiones económicas que es hora de que nos tomemos en serio”, explicó.

Lo que pide el mercado colombiano

Los analistas locales no han sido ajenos a las propuestas sobre lo que debería incluir la siguiente reforma tributaria. El común denominador de las opiniones es que el sistema tributario colombiano se podría simplificar unificando tarifas de distintos productos como, por ejemplo, los alimentos (propuesta similar a la hecha por Anif).

A causa de la pandemia, el Gobierno adelantó la implementación del mecanismo de compensación del IVA, que hizo parte de la Ley de Crecimiento de 2019 y entrega $75.000 bimensuales, por lo que podría haber luz verde para la ampliación del tributo a la canasta familiar.

“Ya no hay excusa, debido a que una de las cosas positivas de la pandemia es que ya se implementó todo el proceso de compensación del IVA a la gente de más bajos ingresos. Al Congreso le quedaría muy extraño decir que el IVA lo va a pagar la gente de bajos ingresos cuando efectivamente el Gobierno está devolviendo ese tributo”, dijo Munir Jalil, economista jefe para la Región Andina de BTG Pactual.

Lea también: Ocde, personas naturales en Colombia deberían tributar más

El consenso de los expertos es que el IVA en Colombia es un impuesto regresivo que afecta menos a las personas de altos ingresos que a los de bajos ingresos.

“El problema del IVA es que es regresivo por naturaleza, porque les da más duro a los pobres que a los ricos. Para una persona de altos ingresos comprar un ponqué con IVA es menos importante que para una persona con bajos recursos. Si le pongo IVA a todo y hago una cuenta clara de cómo voy a redistribuir ese pago por IVA hacia los ingresos menos favorecidos, eso es muchísimo más eficiente que generar exenciones a ciertos productos”, dijo Sergio Olarte, economista principal de Scotiabank.

Otra de las propuestas que se mira con detenimiento es la posibilidad de reducir los márgenes de declaración de renta en el país. A pesar de que la medida no aportaría a las arcas, sí ayudaría a tener más información para implementar más y mejores políticas públicas.

Lea también: ¿Llegó la hora del IVA a la canasta familiar de Colombia?

“Uno de los problemas de la Dian es que no conoce a los colombianos: hay mucha gente que no declara y, si bajamos los umbrales, vamos a tener acceso a más información. Uno podría decir que la gente que gane desde $1,5 millones al mes podría empezar a declarar; nadie está diciendo que pague, pero sí que declare. Eso sería supremamente positivo para esta persona para que después le puedan dar subsidios o políticas públicas”, dijo Sergio Olarte.

Para Jalil, con mayor información se podría evitar la evasión y esa sería otra forma de incrementar el recaudo tributario en el país.

No creo que bajando los umbrales se consiga recaudo adicional, pero da mayor información a la Dian que se traduce en evitar mayores huecos. Entre más información yo tengo, menos ‘chanchullos‘ me pueden hacer a mí y eso hace que la evasión sea cada vez más difícil”, dijo Munir Jalil.

La propuesta de una parte del Congreso

Más de 50 congresistas de distintos partidos políticos dejaron ver sus propuestas para la próxima reforma tributaria que se va a realizar en Colombia. Los legisladores piden más tributos a los dividendos y al patrimonio, así como la eliminación de varias exenciones tributarias.

Dentro del proyecto de ley que busca implementar una renta básica de emergencia en Colombia, durante cinco meses y que costaría alrededor de $31 billones, los congresistas reconocieron la necesidad de llevar a cabo una reforma tributaria para garantizar la estabilidad fiscal y económica del país. 

Lea también: Esta es la reforma tributaria que proponen oposición y otros partidos

“Para el financiamiento de mediano y largo plazo del programa de renta básica y en general para el financiamiento de un Estado, que tenga capacidad de responder con solvencia en Colombia por sus responsabilidades públicas, atender a la seguridad de la población, a la unidad de la Nación y a promover el desarrollo económico, social y ambiental del país, presentamos a consideración del Congreso un proyecto de reforma tributaria en línea con el mandato constitucional de que el sistema tributario tiene que ser progresivo, equitativo y eficiente”, dice el texto firmado por más de 50 congresistas.

La columna vertebral de esta reforma está estructurada alrededor de un impuesto progresivo al patrimonio de las personas naturales para patrimonios líquidos a partir de $3.000 millones.

También busca implementar un impuesto progresivo al patrimonio para personas jurídicas a partir de $43.000 millones y un impuesto progresivo a los dividendos, con tarifas mayores a las actuales, para los pagos de dividendos superiores a $25 millones.

Otra de las fuentes de recursos sería un impuesto progresivo a las herencias con tarifas entre el 10% y el 25% para herencias superiores a $500 millones.

Los congresistas también creen que es necesario eliminar los beneficios y exenciones tributarias que se colocaron en la Ley de Financiamiento y la posterior Ley de Crecimiento Económico.

¿Qué dicen las calificadoras?

Las calificadoras de riesgo Moody’s Investors Service, Fitch Ratings y S&P Global Ratings coinciden en que Colombia necesita incrementar sus ingresos para garantizar la estabilidad fiscal en los próximos años.

De acuerdo con el analista para América Latina de Fitch Ratings, Richard Francis, si la reforma fiscal que piensa implementar el Gobierno no es estructural, Colombia puede ver sus calificaciones reducidas.

Sí, estamos de acuerdo en que el Gobierno necesita un ajuste fiscal y la única manera de hacerlo de manera sostenible es incrementar los ingresos. Eso es una parte importante para nosotros; tenemos que ver el tamaño del ajuste, si el ajuste puede estabilizar deuda. Eso va a determinar si vamos a seguir con BBB- o a bajar más la calificación”, dijo Francis.

Lea también: ¿Perderá Colombia el grado de inversión por parte de Fitch Ratings?

Renzo Merino, analista soberano de riesgo para Colombia de Moody’s Investors Service, indicó que las calificaciones soberanas del país podrían mejorar si se logra implementar una reforma estructural.

Un elemento importante que podría apoyar un proceso de consolidación fiscal es un aumento en los ingresos del Gobierno. Si es estructural, sería muy positivo para Colombia. La contraparte es que el Gobierno podría realizar ajustes por el lado del gasto”, dijo Merino.

Para Manuel Orozco, líder analítico de S&P Global Ratings, las reformas estructurales pueden hacer que el crecimiento económico de Colombia aumente sostenidamente en el tiempo.

“Para crecer más del 3%, probablemente están las reformas estructurales. Ahí hay margen para actuar”, dijo Orozco.

¿Qué viene ahora?

A pesar de que las calificadoras no son específicas con qué debería contener la reforma, sí coinciden en que se debe dar un incremento de los ingresos que sea sostenible en el tiempo y no que sea duradero por unos años nada más.

Se prevé que en 2021 el Gobierno nacional empiece a discutir con los distintos sectores involucrados el contenido de la reforma que buscará el incremento de los ingresos y la reducción del gasto. Aún se desconoce si la iniciativa será llevada al Congreso antes de que acabe el Gobierno del presidente Duque.

 

EDICIÓN 598

PORTADA

¿Cuáles serán las empresas que podrán impulsar la reactivación?

El tejido empresarial del país está herido, pero no derrotado. Las grandes compañías saben que buena parte de la reactivación está en sus manos y para eso activan proyectos que les permitirán volver a crecer. Estas serán las nuevas locomotoras del país.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en DINERO Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com
Su código de suscripción no se encuentra activo.