Opinión

  • | 2005/08/05 00:00

    El exceso de ahorro mundial

    Los altos precios de las materias primas y ganancias extraordinarias de las grandes empresas están creando enormes excedentes financieros.

COMPARTIR

Nunca se habían visto tasas de interés tan bajas en tantos países al mismo tiempo. En Chile, Colombia y Perú, el rendimiento de un depósito a término es menos de 3%, descontando el efecto de la inflación. En Argentina y Venezuela, las tasas de interés a corto plazo están por debajo de la inflación. La situación no es diferente en otras latitudes. Entre las 25 economías emergentes más grandes del mundo en desarrollo, solo Brasil, México y Turquía tienen tasas de interés que superan en cuatro puntos o más la tasa de inflación. Y ni qué hablar de los países desarrollados. A pesar de una serie de pequeños aumentos de la tasa de interés de la Reserva Federal, en Estados Unidos los recursos de corto plazo rinden tan solo 3,5%, apenas por encima del 2,8% en que está la inflación. En la zona euro, la tasa de interés de corto plazo es 2,1%, lo mismo que la tasa de inflación.

Más sorprendente es que los rendimientos financieros de largo plazo no ofrecen mayor premio con respecto a los ahorros de corto plazo. Los títulos oficiales a 10 años ofrecen un escaso rendimiento de solo 4,1% en Estados Unidos, 3,2% en la zona euro y 1,2% en Japón.

Puesto que no faltan recursos financieros, las pocas economías que tienen déficit externo lo están financiando sin dificultad. Una de ellas es Estados Unidos, que absorbe cerca de US$2.000 millones diarios de recursos de capital del resto del mundo. Mientras tanto, casi todas las economías emergentes se han convertido en ahorradores netos, con capacidad para prestarle al mundo. Con superávit de cuenta corriente cercanos a los US$70.000 millones cada una, China y Rusia son las economías emergentes más boyantes financieramente en la actualidad. También están en esa lista todas las economías del sudeste asiático y unos cuantos países latinoamericanos, entre los que se destacan Brasil y Venezuela.

¿De dónde sale esta abundancia de ahorros? No sale de las familias más pudientes del planeta, que son las de Estados Unidos. Como si el mundo estuviera a punto de acabarse, los gringos están entregados a una orgía de consumo, endeudándose como nunca antes en sus vidas. Casi la mitad de esos US$2.000 millones que llegan cada día a Estados Unidos tienen como destino final financiar el exceso de consumo de las familias.

Los excesos de ahorro mundial tienen su origen en la bonanza de precios de las materias primas y en un aumento sin precedentes en las ganancias del sector corporativo en los países desarrollados. Con petróleo a US$60 el barril y buenos precios para la mayoría de los alimentos y minerales, muchas economías en desarrollo tienen recursos que están reciclando en los mercados financieros mundiales. Por su parte, las grandes empresas de los países desarrollados están beneficiándose del buen crecimiento económico mundial y de una expansión sin precedentes del comercio internacional. En los últimos 4 años, los excesos de ahorro del sector corporativo de los países desarrollados han aumentado en un billón de dólares, que equivalen al 3% del PIB mundial.

Los ahorros resultan excesivos porque la inversión se ha quedado atrás, tanto en los países exportadores de materias primas básicas, como en el gran sector corporativo mundial. China ha sostenido su ritmo insaciable de inversión en fábricas, instalaciones, edificios y todo tipo de infraestructura pública, desde redes eléctricas hasta puertos. También India está haciendo su aporte a la capacidad productiva mundial. Pero en las demás grandes economías de Asia, incluyendo Japón, ya no se observa el frenesí empresarial de otras décadas, y en Europa y Estados Unidos reina un ambiente de cautela, a pesar de las buenas ganancias.

Es preocupante este desequilibrio entre el ahorro y la inversión. Sería muy afortunado si las bajas tasas de interés estimularan la inversión, porque ello sostendría el crecimiento mundial. Pero no es seguro que esto ocurra. En Estados Unidos, las empresas no quieren invertir porque hay temores por el exceso de endeudamiento de las familias y del gobierno. El ambiente para la inversión en Europa y Japón es precario, debido a la falta de reformas estructurales para flexibilizar algunos mercados. Y nadie sabe por cuánto tiempo China pueda seguir impulsando a sus vecinos con base en inversiones de dudosa rentabilidad. Por consiguiente, los excesos de ahorro podrían desaparecer simplemente por falta de crecimiento.



Nota: El autor está vinculado al BID, pero sus opiniones no compromenten a esta institución.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 548

PORTADA

Ranking de las empresas más innovadoras de Colombia en 2018

Ranking de las empresas colombianas más innovadoras según un estudio que lideran la Andi y la Revista Dinero. Encabezan las firmas industriales y de Medellín. Bogotá es la región con más compañías evaluadas.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en DINERO Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 548

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.