| 3/16/2001 12:00:00 AM

Sigue Botín

En la columna de Armando Botín de la edición No. 125, el autor manifiesta una confusión con los conceptos de política que el anónimo confunde con ideología. Si lo importante es figurar para trascender, usando la ideología, se estará de acuerdo en que quien gana el favor público es el político y no el economista; sin embargo, la política es inmanente a la economía y, por tanto, no son prácticas separadas. La confusión se debe a que en Colombia el ejercicio político no existe, en Colombia lo que se ejerce es la pugna de ideologías que buscan el poder para apropiarse de los bienes económicos. En fin: es común la separación entre el económico y el economista, un extremismo que provoca el desconcierto a la hora de establecer el valor real de la economía y de la política en la consolidación y construcción de una cultura.



Alberto Delgado C., economista, docente, Coruniversitaria, Ibagué

VIDEOS MÁS VISTOS

  • Cómo recibe Iván Duque la economía según el Banrep

    close
  • Conozca cómo se hace el cemento en Colombia

    close
  • “El talento es el que hace que las cosas ocurran”: presidente de Alpina

    close
  • ¿Cuáles son los retos de Colombia en educación?

    close
  • ¿Qué es la inflación y qué pasa en Venezuela?

    close
MÁS VIDEOS

EDICIÓN 548

PORTADA

Ranking de las empresas más innovadoras de Colombia en 2018

Ranking de las empresas colombianas más innovadoras según un estudio que lideran la Andi y la Revista Dinero. Encabezan las firmas industriales y de Medellín. Bogotá es la región con más compañías evaluadas.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en DINERO Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 548

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.