| 5/27/2003 12:00:00 AM

Café, más y mejor consumo II

Quisiera hacer algunos comentarios sobre este artículo de su edición pasada. Considero un contrasentido que los responsables del bajo consumo en Colombia ahora quieran aparecer como los redentores, convencidos de que para incrementar el consumo solo es necesario hacer campañas publicitarias. Ni los grandes tostadores ni la Federación Nacional de Cafeteros se preocuparon jamás por la calidad ni por educar al consumidor. Prefirieron vender la pasilla a precios bajos, beneficiando a los torrefactores y haciendo creer a los consumidores que una libra de café podía durar años empacada. Esto persiste pues la industria aún no marca el producto con la fecha de torrefacción sino con una de vencimiento, que va entre 6 meses y un año. A las dos semanas de haber sido tostado y molido, el café ha perdido entre 45% y 50% de su aroma y sabor. La principal estrategia para incrementar el consumo de café es mediante calidad y educación. Brasil y Estados Unidos lo han logrado con cafés especiales que empezaron hace 20 años y hoy tienen el 37% de participación del mercado. En Colombia, los cafés solubles y liofilizados no están mejorando la calidad. Lo que pasa es que estábamos tan mal, que un liofilizado pasó a ser mejor que el de greca, un veneno ideal para producir úlcera.

La realidad es que han ingresado al mercado compañías miniatura, que con un gran esfuerzo y en contra de la legislación que existía, están siendo exitosas en el mercado. Para fomentar estos desarrollos, estamos fundando la Asociación de Cafés Especiales de Colombia, para incrementar el consumo de café educando y compartiendo el conocimiento entre sus afiliados y los consumidores. Excelente que Dinero se haya metido en este tema en el cual todavía falta mucho camino por recorrer.



Luis Fernando Vélez, Café Amor Perfeito, Bogotá



EDICIÓN 562

PORTADA

¿Qué va a hacer Carrasquilla después de la regla fiscal?

Las últimas semanas han sido bastante agitadas desde la perspectiva empresarial y económica. El comité consultivo de la regla fiscal decidió conceder un margen de maniobra al Gobierno en materia de gasto y endeudamiento, al flexibilizar algunos puntos el nivel de déficit fiscal permitido para 2019 y 2020.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en DINERO Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com
Su código de suscripción no se encuentra activo.