| 10/15/2010 12:00:00 AM

Aprovechar las ayudas

Aprovechar las ayudas

“Los empresarios están confundidos con lo que significa innovación y la relacionan solo con inventos o descubrimientos; cuando, según el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología y el Manual de Oslo, es la implementación de un producto –o proceso– nuevo o significativamente mejorado, un nuevo método de comercialización o un nuevo método organizacional en las prácticas del negocio”, dice Hugo Estrada, consultor de la firma Remolina Estrada.

Según él, una de las principales consecuencias de este desconocimiento es que “los empresarios creen que, al no haber inventado ni descubierto nada, los instrumentos de fomento no son para ellos”.

Y, bajo este escenario, se estarían perdiendo de recursos del Estado para ser más competitivos. Para Gabriel Zamudio, consultor en innovación de Remolina Estrada, el Estado colombiano tiene un arsenal de instrumentos muy atractivo para las empresas para promover la innovación. “Bajo el supuesto de un proyecto de innovación de $10.000 millones para una empresa de gran tamaño, cuya utilidad antes de impuestos ascienda a unos $52.000 millones, los beneficios del Sistema Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación –por recursos de cofinanciación, incentivos a la innovación tecnológica y alivios tributarios, entre otros–, podrían significar ahorros de casi el 50% de la inversión en el proyecto. La legislación en Colombia es una de las más atractivas en la región porque tiene instrumentos y plata, pero ha faltado difusión”, dice.

Varias empresas de gran tamaño han visto en este modelo una oportunidad y lo han aprovechado. General Motors Colmotores y Sofasa, en un proyecto de modelo de gestión para la competitividad, alcanzaron deducciones tributarias por $2.200 millones, cada una, y sus proveedores un crédito por US$5 millones y recursos de cofinanciación por $1.600 millones.

En la modernización tecnológica de la planta de Belén en Acerías Paz del Río, la compañía logró una deducción tributaria de $6.800 millones. Lo mismo ha sucedido con proyectos de Bel Star, que logró $3.900 millones en deducción tributaria, y Gas Natural, que en dos proyectos obtuvo $4.200 millones, por el mismo concepto.

Publicidad

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en DINERO Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 550

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.