| 5/28/2010 12:00:00 AM

Análisis Bancolombia

Análisis Bancolombia

A pesar del contexto actual del sistema de salud en Colombia, la política que dinamiza la prestación de los servicios e impulsa el desarrollo de la competitividad, enmarcada en la iniciativa de los sectores de clase mundial, se constituye en uno de los retos más relevantes para las instituciones prestadoras de salud (IPS). Este programa implicará un desarrollo tecnológico y un mejoramiento administrativo y financiero de las IPS, que permitirá fortalecer la sostenibilidad de la cadena de salud y posicionar a Colombia como destino turístico de servicios de salud.

Para alcanzar las condiciones en la exportación de estos servicios, el Gobierno diseñó un sistema de gestión de calidad que comienza con el proceso de Habilitación, continúa con la Auditoria para el Mejoramiento de la Calidad de la Atención de Salud, el proceso de Acreditación y finalmente el Sistema de Información para la Calidad. El cumplimiento de estos procesos, asegura una autoevaluación constante, seguimiento y un mejoramiento permanente a nivel tecnológico, administrativo, gerencial y operacional.

El fortalecimiento y preparación para atender la demanda creciente y ya identificada vía exportación de servicios, traerá sin duda alguna, beneficios significativos. A nivel macro o sectorial se espera un aumento de más del 50% en el número de turistas entre 2008 y 2012 y un crecimiento de los ingresos que pasaría de $126 a $270 millones de dólares, de acuerdo a proyecciones del Ministerio de Comercio. Se esperaría también la adopción de tecnologías de última generación, sin contar el desarrollo de otros servicios asociados tales como hotelería, transporte aéreo, etc. A nivel de cada entidad prestadora, permitirá mayor especialización, diversificación de ingresos, incremento en fuentes de recursos, modernización y excelencia en la calidad de los servicios prestados así como mayores incentivos tributarios.

Sin embargo, aunque el Turismo en Salud como programa del Gobierno generará beneficios para el sector, se debe reflexionar sobre la proporción de las IPS de Colombia que podrán desarrollarse hasta convertirse en un competidor a nivel mundial. La prestación de servicios de salud en Colombia está dividida en primer lugar en IPS públicas y privadas que a su vez están subdivididas en niveles de atención: básica, media y alta. En la actualidad, las IPS que han buscado la acreditación, ya sea nacional con el ICONTEC o internacional con la JOINT COMISSION, han sido las de nivel de atención de alta complejidad, catalogadas de excelentes en alguna especialidad, con mayor demanda nacional y con un músculo financiero suficiente para financiar necesidades de expansión en infraestructura, tecnologías y recursos humanos.

Es por esto que, a priori, se podría pensar que no todas las IPS cumplirán con estas características y que las ventajas de la exportación estarán restringidas a un grupo limitado de prestadores de salud. A medida que se desarrolle la exportación de servicios de salud, se pondrán en evidencia las disparidades de la industria al interior de las IPS y se presentará entre sus agentes una segmentación aún más marcada que la identificada hoy, resaltando las ventajas y beneficios de las IPS que ya se muestran como las más consolidadas en la prestación del servicio en el país.


Publicidad

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en DINERO Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 547

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.