| 6/6/2008 12:00:00 AM

Pastas y panadería

Hacia el futuro se esperan nuevas consolidaciones empresariales en sectores como el de panadería o molinos para lograr sinergias y economías de escala.

El precio de la tonelada de trigo importada, que en junio del año pasado era de US$200, aumentó a casi US$530; mientras que los fletes entre Houston, Estados Unidos, y Cartagena, que se situaban en unos US$20 por tonelada, han llegado a US$50. El incremento de las materias primas, así como del transporte, son los obstáculos a los que se han tenido que enfrentar los industriales del sector en los últimos meses.

Aunque la devaluación del dólar ayudó en las compras, no fue suficiente, y las empresas tuvieron que aumentar su productividad y diversificar su portafolio de productos. Compañías de pastas como Doria y Harinera del Valle, por ejemplo, se han esforzado por vincular el concepto de nutrición en sus productos, por innovar y desarrollar nuevas variedades, como las pastas listas para consumir, con el que las empresas buscan cambiar hábitos de consumo.

La industria también está en la búsqueda de sinergias y reubicaciones que permitan reducir costos. Por ejemplo, Molinos El Lobo, en Bogotá, está sacando su producción del centro de la ciudad y está montando una moderna planta a las afueras de la capital para mejorar su operación logística.

La mayor preocupación es que en algunas empresas harineras las ventas en volumen han caído entre un 20% y 30%. "Son productos masivos que van a todos los estratos, pero con aumentos de precios la demanda se va a deprimir", señala Jaime Jiménez, director de la Cámara Fedemol de la Andi.

Se espera, hacia el futuro, el desarrollo de consolidaciones empresariales en sectores como el de panadería o molinos para obtener sinergias y economías de escala. También podría esperarse la llegada de un jugador internacional, como Cargill, que ha manifestado interés en Colombia y que es fuerte en Venezuela.

EDICIÓN 545

PORTADA

Barranquilla y Cali se disputan el tercer puesto entre las mejores ciudades

El vertiginoso crecimiento de Barranquilla y la recuperación económica de Cali están llevando a estas dos capitales a una guerra no declarada por el tercer puesto de las ciudades más importantes de Colombia. Reportaje.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en DINERO Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 545

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.