| 12/17/1999 12:00:00 AM

Diez años de privatizaciones

El impulso a la privatización se dio en parte como resultado de la necesidad del Estado de liberar recursos para orientarlos a nuevas prioridades como la inversión social, la seguridad y la justicia. Esto se llevó a cabo bajo dos modalidades diferentes: la venta de activos del Estado y la creación de nuevos espacios para la inversión privada. En la primera modalidad se avanzó con menos dinamismo, con mayor éxito en sectores como el financiero y el energético. Esta década está marcada por el énfasis en la privatización de entidades financieras como el Banco de Colombia, vendido en 1994 por US$350 millones a la familia Gilinski, que se quedó con el 86% del banco. En términos de infraestructura hay que destacar las privatizaciones de las hidroeléctricas de Betania (US $400 millones) y Chivor ( US $664 millones) realizadas en 1996 y las concesiones de carreteras.

A pesar del esfuerzo de privatización que se vivió con mayor auge durante los gobiernos de César Gaviria y Ernesto Samper, todavía hay empresas a la espera de la privatización, como la ETB e ISA.

Lo más interesante fue que se logró abrir espacios para la participación privada. Ocurrió lo impensable: competir frente a frente con las grandes empresas del Estado. Esto ocurrió en una gran variedad de sectores, desde la televisión y las concesiones de carreteras, hasta los acueductos de ciudades intermedias, y llevó a grandes beneficios para los ciudadanos que obtuvieron mejor servicio, mayor calidad, cobertura y eficiencia. Las privatizaciones, además de fomentar la productividad, disminuir tarifas Y fomentar inversiones en infraestructura, han iniciado un cambio de mentalidad en las empresas: o se es creativo, eficiente y se hace énfasis en la gestión, o se sale del mercado.

Servicios públicos

La Ley 142 de 1994 fomenta una cultura de eficiencia administrativa dirigida a un aumento en los índices de cobertura y calidad de los servicios públicos. Con esta ley se hizo posible que los privados accedieran a la prestación de servicios públicos que por mucho tiempo fueron monopolio del Estado. Este fue, sin duda, uno de los pasos más importantes en favor de la privatización y la competencia. Se conformaron empresas industriales y comerciales, bajo la forma de sociedades por acciones. Con un principio: la libertad de entrada. Junto con esta ley, se crean las Comisiones de Regulación y la Superintendencia de Servicios Públicos Domiciliarios.

1997

RCN y Caracol, ganadores de la licitación de dos canales privados de televisión, inician una feroz competencia por publicidad y raiting.

1997

El gobierno Samper declara la Emergencia Económica.

La entrada de productores privados a los servicios públicos ha traído grandes beneficios a los consumidores.

Nuevos participantes en salud

Con la reforma a la seguridad social, el sector privado se involucró en la prestación de servicios desalad par, intermedio de las Entidades Promotoras de Salad e Instituciones Prestadoras de Servidos de Salud, para asegurar el acceso a población con altos niveles televisión de calidad y cobertura. Se abrió el mercado de los fondos de pensiones y cesantías, que al final de la década empiezan a consolidarse y son importantes dinamizadores del mercado de capitales hacia el futuro, El 99 termina con nuevas fusiones como las de la AFP Colmena y Davivir con el Banco Santander Central Hispano y la de Cesantías Horizonte con BBV. A finales de la década, el sector salud tuvo su mayor impulso. el numero de afilados pasó de 5 millones en 1993 a unos 20 millones.

Puertos de verdad

En esta década se logró otro imposible: acabar con el monstruo de Colpuertos. Para ello, se fomentó la competencia n la creación de sociedades portuarias en Barranquilla, Cartagena, Buenaventura y Santa Marta, que se encargan de la administración. y operación del puerto (carga, descarga y almacenamiento), por .. contrato de concesión a 20 años. Un puerto cama el de Cartagena, liderado por el capitán Alfonso Salas, pasó de movilizar 864.024 toneladas

en 1993 a 2.316.000 toneladas, en 1998. El costo por contenedor en este mismo puerto pasó de US $429 en el 93 a US $170 en 1998. Aunque la eficiencia no es la misma en todos los puertos, los de Barranquilla y Cartagena se destacan y son una herramienta clave para el exterior del país.

1997

El gigante sudafricana Glencor Billinton BVI compra el 46,6% del complejo niquelero Cerromatoso, por US$179 millones.

1997

Comienza una crisis del sudeste asiático con una fuga de capitales que afecta todos los demás mercados emergentes.

EDICIÓN 541

PORTADA

La nueva maestría colombiana: cuarenta menores de cuarenta

Estos colombianos están liderando sus campos de acción con talento, ideas innovadoras, pensamiento disruptivo y un propósito trascendente. Desde diferentes regiones, aquí están los líderes que se destacan por sus propuestas y ganas de construir un país diferente. Aquí 4 de sus historias.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en DINERO Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 541

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.