| 8/5/2008 12:00:00 AM

Inflación rusa desacelera por cosechas de alimentos.

MOSCU- El precio al consumidor de Rusia cayó más que lo esperado en julio, a su ritmo mensual más lento en casi un año, pero principalmente debido sólo a un descenso estacional en los costos de las frutas y los vegetales, mostró el martes un dato oficial.

La inflación se desaceleró a 0,5 por ciento en julio desde 1,0 por ciento el mes previo, debajo de los pronósticos de los analistas de 0,7 por ciento, pero en línea con las estimaciones del Ministerio de Economía.

El dato debería dar cierto credito al Gobierno ruso y a las autoridades del banco central que están esperando que una buena cosecha y efectos de base favorables ayudarán a controlar las alzas de los precios.

El descenso mostró que la mayor parte de la desaceleración de la inflación se debió a los precios de los alimentos, que subieron apenas un 0,1 por ciento el mes pasado. Dentro de eso, los precios de los vegetales en promedio cayeron un 16,7 por ciento y las frutas el 3,3 por ciento.

En contraste, la inflación mensual no alimentaria estuvo estable a 0,7 por ciento -gracias a los precios de la energía y los alimentos- mientras que el crecimiento de los costos de los servicios se desaceleró sólo ligeramente, a 0,9 por ciento desde el 1,1 por ciento en junio. Ambas tasas fueron mayores que en julio pasado.

La inflación subyacente -que excluye los factores estacionales y volátiles- cedió apenas en julio a 0,8 desde 0,9 por ciento.

Analistas dijeron que el dato parecía confirmar que la inflación había llegado a su máximo o estaba a punto de eso, pero que aún era demasiado pronto para que el banco central esté complacido.

"Ellos probablemente estén un poco más cómodos, pero deberían de saber que las presiones subyacentes aún están allí, y estos patrones son normales en los precios de los alimentos durante el verano," dijo Lars Rasmussen, analista de Danske Bank en Copenhague.

 
(Reuters)

EDICIÓN 545

PORTADA

Barranquilla y Cali se disputan el tercer puesto entre las mejores ciudades

El vertiginoso crecimiento de Barranquilla y la recuperación económica de Cali están llevando a estas dos capitales a una guerra no declarada por el tercer puesto de las ciudades más importantes de Colombia. Reportaje.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en DINERO Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 545

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.