| 7/31/2012 5:40:00 PM

Casa Blanca busca recortes fiscales y proteger pago a militares

La Casa Blanca de Estados Unidos indicó este martes que se prepara para aplicar reducciones al gasto fiscal dolorosas a fin de año, y se comprometió a proteger los sueldos militares de Estados Unidos frente a cualquier restricción presupuestaria.

Jeffrey Zients, director interino de la Oficina de Gestión y Presupuesto del presidente Barack Obama, aseguró que las discusiones sobre cómo evitar las amenazas de recortes automáticos al gasto podrían empezar pronto.

Los recortes podrían ocurrir el 2 de enero si el Congreso no logra un acuerdo de reducción de déficit.
El anuncio se dio poco después de los avances logrados en el Congreso respecto a un importante asunto fiscal distinto a los recortes de gasto automático venideros.

Los republicanos y los demócratas alcanzaron un acuerdo provisorio para seguir financiando programas de Gobierno hasta marzo de 2013. Sin un acuerdo como éste, el dinero se acabaría el 1 de octubre, cuando el nuevo año fiscal comience.

Si el pleno del Senado y la Cámara de Representantes aprueban el proyecto de ley, el acuerdo acabaría con cualquier amenaza de cierres gubernamentales antes de las elecciones parlamentarias y presidenciales de noviembre.

Los recortes automáticos son el resultado de un acuerdo de reducción del déficit alcanzado a fines de agosto por Obama y el Congreso de Estados Unidos que también consiguió que el Departamento del Tesoro evitara un histórico impago del crédito gubernamental.

"El presidente se mantiene confiado de que el Congreso actuará, pero como no ha habido progreso aún en dirección a la aprobación de reducciones suficientes del déficit, la Oficina de Gestión y Presupuesto trabajará con las agencias, en tanto sea necesario, en los temas derivados de un embargo de esta magnitud", agregó Zients.


EFE

                                                               

EDICIÓN 545

PORTADA

Barranquilla y Cali se disputan el tercer puesto entre las mejores ciudades

El vertiginoso crecimiento de Barranquilla y la recuperación económica de Cali están llevando a estas dos capitales a una guerra no declarada por el tercer puesto de las ciudades más importantes de Colombia. Reportaje.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en DINERO Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 545

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.