Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

| 4/11/2020 12:40:00 PM

Salvavidas a las pymes será con más créditos, no con subsidios

El gobierno aumentará al 90% el aval para respaldar los préstamos que tramiten las micro, pequeñas y medianas empresas del país para pagar sus nóminas. El problema es que muchas no tienen cómo endeudarse más. Los decretos se conocerán este lunes 13 de abril.

Para los micro, pequeños y medianos empresarios del país afectados por las medidas de aislamiento social no hay dicha completa. Aunque el gobierno les anunció esta semana que los apoyará decididamente para que mantengan el empleo y puedan pagar sus nóminas, lo hará con más financiación a través del sistema financiero. Es decir, por ahora el gobierno no subsidiará estas nóminas, como lo habían pedido a través de la presidenta de Acopi, Rosmery Quintero.

Cuando el presidente Iván Duque hizo el anuncio el miércoles 8 de abril en su programa de la noche, algunos llegaron a pensar que sus clamores habían sido escuchados y que el Ejecutivo haría el giro para el pago de salarios a los 7,6 millones de trabajadores que tienen las pymes más vulnerables frente a las actuales medidas de confinamiento.

La propia presidenta de Acopi dice que el anuncio del presidente la hizo “saltar de la felicidad porque pensé que había escuchado nuestras peticiones” de garantizar el trabajo de esas millones de personas. Pero cuando se aclaró que se trata de ayudas en el financiamiento, volvió la incertidumbre.

Gobierno financiará las nóminas de las pymes

El gobierno, a través del Ministerio de Hacienda, aclaró que el gobierno respaldará los nuevos créditos que podrán contraer estas pymes para financiar sus nóminas. Eso significa nuevas cargas de créditos para empresas muy vulnerables. Esto, dice la dirigente de Acopi, hará que muchas queden condenadas a desaparecer y a despedir a sus empleados.

Hasta el momento nadie sabe cuántas empresas han cerrado, cuántas están acudiendo a los acuerdos de reestructuración de pasivos al amparo de la Ley 1116 o cuántos trabajadores han quedado cesantes en casi tres semanas que completa ya el aislamiento decretado por el gobierno nacional. Esa cifra se conocerá la próxima semana, cuando termine la revisión por parte de los gremios que aglutinan a las pymes.

Sin embargo, lo seguirá haciendo a través de garantías a los créditos o a los bonos, y no de manera directa, como lo había pedido Acopi, el gremio que representa a estas empresas. En su alocución del 8 de abril, el presidente Iván Duque, anunció que apoyará por tres meses las nóminas de estas empresas, siempre y cuanto se comprometan a no despedir personal.

Lo que piden las pymes y los emprendedores del país para enfrentar el coronavirus

Pero, ¿cómo operará el nuevo salvavidas que lanzó el gobierno a las pymes? En primer lugar, se trata de una ampliación del sistema de garantías que opera actualmente para los préstamos que hacen los bancos a las empresas del país en tiempos de covid-19.

Hasta comienzos de marzo, los préstamos a las empresas gozaban de una garantía (una especie de seguro sobre los créditos) que debían comprar al Fondo Nacional de Garantías, FNG. Estas se encargaban de cubrir hasta el 50% del valor del crédito, en caso de que el deudor no pudiera cumplir con la obligación.

Cuando el gobierno decretó la Emergencia Económica, una de sus primeras decisiones fue aumentar al 60% estas garantías, y encargarse de pagar la mitad de lo que cuesta a los empresarios adquirir estas garantías.

Ahora, a través de un decreto que se expedirá el próximo lunes y que ya fue anticipado por el presidente Iván Duque, la garantía será del 80%. Esto significa que, si un empresario no es capaz de pagar el crédito que contrajo en estos días para cubrir sus necesidades operativas, el FNG responderá hasta por el 90% del valor del crédito.

El ex ministro Mauricio Cárdenas y varios banqueros habían planteado hace unos días que era necesario subir estas garantías el 90% para mejorar el flujo de recursos. De hecho, muchos bancos habían paralizado créditos justamente porque quienes los pedían eran empresarios de sectores muy vulnerables, que le generan unos riesgos muy altos al sector financiero.

La suspensión de los contratos de trabajo durante la crisis del COVID-19

Aunque algunos empresarios y congresistas han criticado duramente a los bancos por este tipo de decisiones, que califican de ‘falta de solidaridad’ en momentos de coronavirus, lo cierto es que en muchos casos esas decisiones obedecen a las estrictas normas que rigen para el sistema financiero colombiano.

Lo cierto es que los bancos manejan dinero del público, no solo de sus propietarios, y por esa razón la ley señala que estas entidades deben cuidar al máximo dónde colocan esos dineros y evitar cualquier riesgo, pues así sea para una buena obra como aliviar una emergencia otorgando créditos, ningún colombiano aceptaría que su dinero se pusiera en riesgo.

Por esa razón este aval es clave, porque significa que si un empresario que pide un crédito a un banco para pagar su nómina en un momento dado no puede pagar, el Estado le responde al banco hasta con el 90 por ciento.

Otra decisión que se incluirá en el decreto que se conocerá este lunes permite la creación de unos bonos que respaldarán las deudas que tomen los empresarios con el sector financiero. Los bonos también tendrán unas condiciones de tasas y plazos bastante flexibles, pero igualmente implican que el empresario debe empezar a pagarlos en algún momento.

Pero lo cierto es que algunos gremios creen que en algún momento será insostenible recuperar el tejido empresarial solo con base en créditos. Acopi envió hace unos días una carta al presidente Duque pidiéndole que estudie la posibilidad de que sea el gobierno el que subsidie los pagos a los trabajadores de las empresas más afectadas por el confinamiento decretado.

Estas generan 7,6 millones de empleos y el subsidio que requieren alcanza los $6,8 billones y representan el 32%  de la producción. Para la presidenta de Acopi, subsidiar estas nóminas sería una señal muy positiva y representa apenas el 0,7% del PIB, lo que implica un impacto relativamente bajo que salvaría de la quiebra a miles de empresas.

La ayuda es necesaria para no seguir destruyendo el tejido empresarial, dice la presidenta de Acopi. En el país, al cierre del año pasado, había 1.643.849 empresas formalmente establecidas, según Confecámaras. De esta cifra, 92,5%, es decir 1,52 millones, son microempresas, o sea que tienen activos por debajo de $414 millones y en su mayoría son empresas de menos de 20 trabajadores.

Así son las pymes colombianas

Las pequeñas por su parte representan el 5,5% y son 91.470, pues sus activos llegan a $4.141 millones; mientras que las medianas son el 1,4%, es decir 23.709 y sus activos llegan hasta $12.421 millones.

Las grandes empresas en Colombia son tan solo 7.221, es decir, el 0,4% y tienen activos por más de $12.421 millones.

Aunque las ayudas del gobierno siempre serán bien recibidas por los sectores empresariales más afectados, sin duda que se necesitarán todavía medidas más audaces, si el país quiere evitar que se cierren empresas y se despidan más trabajadores.

EDICIÓN 602

PORTADA

Mercado Libre le apuesta a ser la empresa fintech más grande de Latinoamérica

Esta compañía logró convertirse en el gran disruptor del comercio electrónico en América Latina. Hoy quiere serlo en el mundo financiero. Marcos Galperin, CEO y cofundador, le contó a Dinero sus planes y cómo se preparan para ello.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en DINERO Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com
Su código de suscripción no se encuentra activo.