| 4/22/2010 5:00:00 PM

Oportunidades a través de los Negocios Inclusivos

Cuando se habla de Negocios Inclusivos, muchas personas no conocen el concepto, o en su defecto tienen una idea vaga y errada del mismo, tampoco saben de su importancia e impacto al interior de la sociedad.

Un Negocio Inclusivo, NI, es una iniciativa empresarial que, sin perder de vista el objetivo final de generar ganancias, contribuye a superar la pobreza al incorporar a los ciudadanos de bajos ingresos en su cadena de valor, en una relación de beneficio para todas las partes.

Los NI contribuyen a que las empresas se desarrollen de forma sostenible y amplíen sus segmentos de mercado hacia sectores de la población de bajos ingresos, a la vez que promueven que las familias en situación de pobreza aprovechen las oportunidades que ofrece el mercado y se articulen a la dinámica del sector empresarial.

Los NI se caracterizan por presentar garantías de sostenibilidad en el tiempo, relacionadas con el crecimiento económico, al progreso social y al balance ecológico. Su aplicación implica la construcción de una relación de confianza entre las partes, a partir de una colaboración activa y equitativa.

Existen dos enfoques de crear un negocio inclusivo, el primero de ellos es cuando se genera un proyecto empresarial en el que se involucran a personas de bajos ingresos en cualquier parte de la cadena de valor como proveedores – distribuidores – socios o consumidores, el segundo es cuando el NI se establece a través de la relación entre una empresa —empresa «ancla»— y uno o más emprendedores o grupo de consumidores locales y busca maximizar tanto el valor social como el económico, en una relación gana-gana.

Existen dos modalidades en las que los NI proponen vincular a las poblaciones de bajos ingresos con las empresas:

(i) Como socios, proveedores o distribuidores: cuando la empresa/proyecto empresarial incorpora a las personas de bajos ingresos como socios empresariales, proveedores —de materia prima o de servicios— o distribuidores. Al incluir a personas de bajos ingresos en su cadena de valor las empresas crean empleo y aceleran la transferencia de habilidades.

(ii) Como consumidores: cuando la empresa/proyecto empresarial pone en el mercado productos y servicios de calidad, que mejoren la calidad de vida de las personas de bajos ingresos, a precios y condiciones accesibles.

En todos los casos debe haber una figura que cumpla las funciones de “Proyecto empresarial o Empresa Ancla” que asegure la comercialización de los bienes o servicios producidos por la población pobre, o que produzca los bienes o servicios que van a distribuir o consumir las personas de bajos ingresos. Este “Proyecto empresarial o Empresa Ancla” debe además tener capacidad de gestión para desarrollar el negocio inclusivo y debe transferir el conocimiento de su negocio a la población que involucra en su cadena de valor.

http://www.ventures.com.co/content/view/165/70/


Bibliografía:
Los Negocios Inclusivos en Colombia, Alianza SNV- CECODES.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?