| 7/21/2011 9:44:00 AM

Pena de hasta ocho años por contrabando en Venezuela

La Ley de Costos y Precios Justos establece un aumento de penas por ese delito. Pretende ponerle un techo a las ganancias de los empresarios venezolanos y evitar la reducción de la oferta doméstica con el contrabando.

Acaba de ser publicada en la gaceta oficial de Venezuela, la ‘Ley de Costos y Precios Justos’ aprobada por decreto por el presidente Hugo Chávez, que busca regular el control de precios a productos y servicios esenciales para los venezolanos.

Si bien esta norma pretende ampliar al resto de los bienes esenciales los controles que ya tienen los precios de los alimentos básicos y las medicinas para los ciudadanos del país vecino, también señala en el articulado, las sanciones por el delito de contrabando de extracción, tema pertinente para las fronteras como Norte de Santander y que entre otras cosas, llevo al cierre hace unos días por varias horas del Puente Internacional Francisco de Paula Santander por parte de los llamados ‘maleteros’.

De acuerdo con el Decreto con fuerza de ley, quien incurra en ese delito será castigado con pena de prisión de cuatro a ocho años.

Lo anterior se da en circunstancias en las que la Dian en Colombia igualmente viene implementando el plan de acción con sistemas de inspección no intrusiva en puertos, aeropuertos y pasos de frontera por donde el contrabando con Venezuela viene incrementándose. De acuerdo con las cifras de la Dirección de Aduanas en Cúcuta las aprehensiones entre enero y mayo de 2011 alcanzaron los $2.459 millones.

De hecho el asunto en la zona fronteriza no cesa. El pasado fin de semana cayó un cargamento de contrabando valuado en $2 millones de los cuales gran parte venía procedente de Venezuela. Es más, según cálculos de Dian, por efectos del contrabando el país pierde cerca de US$1.500 millones al año.

“Es un secreto a voces la complicidad en la frontera tanto de la Guardia Venezolana como de funcionarios de la Dian”, aseguro un empresario que prefirió omitir su nombre. Y es que en los mercados populares de Cúcuta es común encontrar productos como la harina, la leche, el aceite entre muchos otros de origen venezolano y que presumen son ilegales.

Según la normativa venezolana la pena cobija igualmente a quienes mediante actos u omisiones, en complicidad o no con funcionario o autoridad, intente desviar los bienes declarados de primera necesidad de su destino original así como, quien intente extraer del territorio nacional dichos bienes, cuando su comercialización se haya circunscrito al territorio nacional.

Mediante esa ley el Gobierno Venezolano busca establecer una estrategia encaminada a reducir la inflación. En ese sentido, busca ponerle un techo a las ganancias de los empresarios venezolanos y evitar la reducción de la oferta doméstica con el contrabando.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?