| 7/25/2011 5:20:00 PM

Gobierno de EE.UU. certifica el PlayBook de BlackBerry

RIM anunció este lunes que ha recibido la certificación FIPS 140-2 para el nuevo tablet BlackBerry PlayBook, así se convierte en el primer tablet certificado para implementarse en las agencias federales del gobierno de los Estados Unidos.

Waterloo - “RIM se complace en anunciar que el BlackBerry PlayBook es el primer tablet aprobado bajo FIPS para su uso dentro del gobierno federal de Estados Unidos”, dijo Scott Totzke, vicepresidente senior, BlackBerry Security para Research In Motion. “Esta certificación demuestra nuestro compromiso continuo para satisfacer las necesidades de seguridad de las organizaciones y permite que el gobierno federal de Estados Unidos confíe en que el PlayBook cumple con sus requerimientos de políticas informáticas para proteger información sensible”.

BlackBerry PlayBook es un poderoso tablet ultraportátil que se adapta cómodamente a la mano. Cuenta con una impresionante pantalla de 7 pulgadas de alta resolución, ofrece capacidades verdaderas de multitarea, y una experiencia Web de alta fidelidad. Permite además el emparejamiento seguro con teléfonos inteligentes BlackBerry a través de la aplicación BlackBerry Bridge™ para permitir a los usuarios acceder al correo electrónico, al calendario, libreta de direcciones, libreta de notas, lista de tareas BBM (BlackBerry Messenger) y a la funcionalidad de navegación utilizando la gran pantalla del tablet.

Este tablet BlackBerry PlayBook certificado FIPS está presentándose esta semana en Washington DC en Fose – la mayor conferencia del gobierno federal en tecnología de información en Estados Unidos –donde el BlackBerry PlayBook fue galardonado como Lo Mejor del Show (“Best in Show”), y también fue seleccionado como Lo Mejor de FOSE (“Best of Fose”) en la categoría de Dispositivos de Mano.




¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?