| 8/9/2006 12:00:00 AM

Rectificaciones

En la edición No. 258 de Dinero.com apareció publicado un artículo titulado “No todo lo que brilla es oro”. En dicho artículo se menciona lo siguiente:
En cuanto a reservas internacionales en oro, la situación se repite. El país ya no cuenta con grandes reservas en el metal precioso (hasta 1951 la totalidad de las reservas internacionales del Banco de la República se encontraban en oro). Desde 1971, cuando la FED eliminó la convertibilidad del dólar en oro, muchos países decidieron vender gran parte de sus reservas auríferas. Colombia fue uno de ellos. En la actualidad, el Banco de la República conserva en custodia en una bóveda de su sede en el centro de Bogotá 10 toneladas de oro equivalentes al 1,4% de sus reservas internacionales totales. Esta situación contrasta con las reservas de otros bancos centrales latinoamericanos que tienen más diversificados sus portafolios y preservaron o aumentaron sus reservas en este activo de refugio. Venezuela tiene 357 T de oro (23,7% del total de sus reservas), Argentina posee 54,7 T, Perú conserva 34,7 T y Bolivia 28,3 T. De los países desarrollados, Estados Unidos es el que posee más reservas en oro (8.135 toneladas que equivalen al 75,1% del total de sus reservas internacionales).
Con base en lo anterior, me permito hacer los siguientes comentarios: primero, para que un activo sea de reserva tiene que estar situado en el exterior, por lo tanto el oro de reservas NO puede estar en las bóvedas de la sede en el centro. Y segundo, el hecho de que algunos bancos centrales de la región tengan más oro como porcentaje de sus reservas NO implica que tengan un portafolio más diversificado; al contrario, esto significa que todavía mantienen activos que en épocas pasadas se consideraban de reservas, pero que ahora no son más que un activo financiero como cualquier otro, con unas condiciones de riesgo rendimiento muy bajas y que cada vez se considera menos como activo de reserva. De hecho, el Banco de la República maneja un portafolio de reservas internacionales bien diversificado, ya que no las expone a volatilidades del 24% al año.
Cordialmente,
Diana Margarita Mejía
Directora de Comunicación Institucional
Banco de la República
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?