| 5/15/2009 12:00:00 AM

El debate legal

El debate legal

Arturo Quirós, director de Asomineros de la Andi, ve con preocupación el tema ambiental. "No hay claridad en la aplicación de las reglas del juego existentes en materia de licencias ambientales, sobre todo en zonas de reservas forestales. El proceso de sustracción de reservas para exploración minera nos cogió sin un procedimiento claro", dice.

Sin embargo, para Claudia Mora, viceministra de Ambiente, las reglas del juego están claras. "No ha habido cambio en las reglas del juego. Las normas que exigen sustracción de áreas de reserva forestal, previo a las actividades de exploración y explotación minera, han existido desde 1974. Después, el Código de Minas en 2001 establece esa obligación específica para el sector minero, pero ya existía. Lo que pasa es que las autoridades ambientales no lo hacían cumplir", dice.

Por su parte, Manuel Rodríguez, ex ministro de Ambiente, ha denunciado la desordenada explotación minera, en donde el papel de Ingeominas es cuestionado. "Ingeominas está contribuyendo con creces al caos minero ambiental, al haber otorgado títulos mineros en el 40% del área de nuestros páramos -fuente estratégica del agua-, así como en 15 parques nacionales, sitios únicos e insustituibles para la conservación de nuestra gran riqueza en biodiversidad", explicó Rodríguez, en una reciente columna en el diario El Tiempo.

Con relación a las decisiones de Ingeominas, para Mora este instituto debería cumplir ex ante las disposiciones de índole ambiental. Por su parte, para Mario Ballesteros, director de Ingeominas, "el Código Minero establece que no es necesaria la licencia, en la etapa de exploración. No estamos incumpliendo la ley. En marzo de 2007 teníamos 7.500 solicitudes que estaban represadas, hoy estamos desatrasando esas solicitudes", señala.

"El Ministro de Minas presentó una modificación del Código de Minas y uno de los temas de discusión es el artículo que habla de áreas de exclusión minera, donde la Corte Constitucional amplió ese cubrimiento a áreas de importancia ecológica como humedales y páramos. En este punto estamos llegando a consensos: parques naturales no entran en la minería, lo mismo que páramos. Estamos analizando qué decisiones tomar con relación a los títulos que ya fueron entregados", explica la viceministra.

Uno de los mayores inconvenientes radica en una legislación que no se ha transformado desde 1959, en la que se declara como reserva forestal al 50% del país. Según el Viceministerio, hoy se tienen más de mil solicitudes de sustracción de reserva forestal, lo que está convirtiendo al Ministerio en un tramitador sin desarrollar su papel de dictar políticas ambientales. "Entendemos que esa ley se tiene que revisar. Hemos propuesto que el Ministerio de Ambiente tenga tres años a partir de la expedición del código para hacer la redefinición de zonas y reservas. Tres años, a mi juicio es muy poco, pero para los privados es demasiado. Hoy esto se está volviendo un tema inmanejable", dice Mora.

Publicidad

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.