| 9/28/2001 12:00:00 AM

Asociación: La unión hace la fuerza

Asociación: La unión hace la fuerza
Para una pyme es muy difícil lograr la escala necesaria para llegar a grandes clientes en los países desarrollados. Este problema universal ha sido superado en Taiwan, Italia y España, al crear mecanismos de asociación que permitan generar producciones sustanciales bajo condiciones estandarizadas. En Colombia, hasta ahora, las asociaciones no han sido fructíferas. Las pyme saben que este paso es necesario, pero no han podido darlo.



Un ejemplo de lo que se puede lograr mediante la asociación es el de Alro Exportaciones, empresa mexicana que pasó de vender US$700.000 a US$11 millones en tres años. El secreto está en asociar a cientos de pequeñas y medianas empresas en la fabricación de productos y llevarlos en el proceso de comercialización hacia mercados como Estados Unidos, Canadá, Europa o Asia.



Todas las empresas involucradas en la elaboración de un producto son pyme. Para lograr la estandarización, desarrollaron sistemas de coordinadores de producción para verificar cumplimiento en volúmenes y calidades. Las empresas pequeñas producen partes y piezas que se ensamblan en diversos centros en el país. "En Italia han logrado desarrollar las pyme cuando varias fábricas se juntan para hacer un solo producto. Lo más importante es el sistema de venta, que se hace por medio de comercializadoras, que solo se dedican a promover producto en el mundo", afirma Alberto Romo, presidente de la empresa, que cuenta con más de 4.000 puntos de venta en el mundo. "En Colombia hay gente que está dispuesta a unirse. Se requiere encontrar quién desarrolla el producto y cómo llevarlo al canal adecuado", explica Romo.



Los colombianos sabemos que el camino es por ahí, pero hemos avanzado poco. Un ejemplo interesante es el de un grupo de 16 clínicas de Bogotá que se han unido para ofrecer un portafolio coherente de servicios de salud y atender la demanda internacional. Así se creó Salud Capital. El acuerdo incluye procedimientos, tecnologías, competencias, estandarización de tarifas, incremento en los estándares de calidad y volúmenes más grandes de exportación. El experimento está andando y, pese al recelo inicial entre los miembros, ha demostrado que todos tienen más para ganar trabajando en un frente unido que manejando cada cual el negocio por su lado.
Publicidad

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.