| 7/20/2006 12:00:00 AM

Alcances de las Reformas

Alberto Carrasquilla, ministro de Hacienda, explica en diálogo con Dinero los proyectos.

Alcances de las Reformas
¿Ve la reforma aprobada en su integridad?
La veo, porque por su diseño, el esquema es muy cercano a todo o nada. Si usted acepta que la parte de renta está bien, se requiere que la parte que no es de renta tenga una simetría. Si usted empieza a hacer las cosas a medias en la parte que no es de renta, va a tener que afectar la renta. Es un equilibrio. Nunca había visto un mejor clima para la discusión.

¿La actitud positiva respecto a la ampliación de la base del IVA tiene relación con la devolución del impuesto a los más pobres?
Hasta ahora, aunque este es un aspecto muy importante, no creo que haya sido tan relevante. El Congreso ya había aprobado una ley que extendía la base del IVA, de una manera relativamente sabia pero desordenada. La reforma resuelve los problemas de manera sustantiva y no he visto problema en ninguna de las bancadas con eso. El tema de la devolución ha generado inquietudes operativas.


¿Y qué tan serias son?
La crítica número uno es: 'el Sisbén no está listo para eso'. Pero ya usamos el Sisbén para hacer política pública, el problema no es nuevo. Si el Sisbén no está listo, somos sujetos de crítica desde mucho antes y no solo en este, sino en muchísimos otros frentes. Segundo, en cuanto al acceso de esa población al sistema financiero (una condición necesaria para que las devoluciones puedan ocurrir), podemos estar débiles, pero lo estamos resolviendo de una forma rápida. Creo que las noticias que van a surgir en estos días sobre contratos de corresponsalía nos van a dar toda la razón.

Cuando bajen los aranceles por el TLC, ¿aumentaría el IVA de nuevo?
Uno tiene que pensar en mediano plazo. Sin lugar a dudas, si se multiplican unas determinadas importaciones por un arancel más bajo con el TLC, ahí hay un signo menos en el resultado. Pero uno se tiene que preguntar para qué hace un TLC, si no es para crecer más. Si hay un problema de caja, lidiamos con él en la propuesta. Pero yo no tengo ninguna preocupación respecto a que el TLC nos cueste. Si no, no valdría la pena hacerlo.

Depreciar en un solo año asustó a mucha gente. ¿Cómo defiende su propuesta?
La filosofía es que no hay que gravar la inversión, sino las utilidades. Es un impuesto de renta, no un impuesto patrimonial.

En el escenario realista, la depreciación implica un impuesto al patrimonio, porque el diferencial entre el costo del capital y la inflación es una imputación contra la inversión. Si un proyecto se deprecia en forma lineal a 10 años y el costo del capital de la empresa es de 9%, en realidad se está gravando el 30% de la inversión.

Aquí aceptamos la premisa de que cada vez que surge un proyecto de inversión en Colombia, es conveniente para el Estado que se haga y tenga éxito, porque el 33% de esas utilidades son del Estado. Y es mejor gravarle las utilidades en un esquema de renta, en lugar de esta mezcla horrorosa, estética y financieramente, de gravar el patrimonio a un monto que cada año puede ser chico, pero que de todas maneras en valor presente es alto.


¿Qué tan difícil será eliminar las exenciones a los fondos voluntarios de pensiones?
Yo no he hablado con nadie que los defienda. Es muy vergonzoso defenderlas. Hoy son cuentas corrientes que tiene un subgrupo del 5% más alto de la distribución del ingreso de rentas laborales en Colombia y todo el mundo lo sabe. Meto un peso hoy, lo dejo 5 años y lo saco libre de impuestos. Pasados los 5 años, se me vuelve una cuenta corriente totalmente exenta de impuestos. Es vergonzoso defender eso.

Los fondos de pensiones dicen, con alguna razón, que esas pensiones voluntarias queden exentas al momento que se constituyen, pero solo si se usan para efectos pensionales. Lo más importante es que finalmente en este país se hará una discusión seria sobre cómo deben gravarse las pensiones.

¿Se elimina la exención a las AFC?
Las AFC son 37.000 cuentas construidas en 6 años. Le doy un dato: en los últimos 5 meses ha habido 27.000 desembolsos de crédito hipotecario. Esto demuestra que es más importante la baja en las tasas de interés para estimular el mercado de la vivienda. En un momento de crisis se introdujo en Colombia un incentivo financiero para favorecer la vivienda, que son las cuentas AFC. Sin embargo, creo que las circunstancias de crisis cambiaron y la situación macro cambió, hasta el punto de que están sucediendo cosas que la gente hace dos años no se imaginó que podrían ocurrir. Créditos a tasa de interés fija a 10 años.


¿Y habrá grandes cambios?
Los cambios que hay me parecen grandes. En la filosofía de lo que queremos hacer con el nuevo Estatuto y en su redacción basta con mirar el índice. Por ejemplo, en la definición de régimen simplificado. En este momento hay 400.000 pequeños empresarios que legalmente pertenecen al régimen común, pero que en la práctica no deben pertenecer a él. Otro capítulo importante es el de volver a un sistema de IVA de verdad.

¿Cómo ve el paso de la reforma a las transferencias?
Lo veo complicado, porque están en juego tres temas claves y ninguno ha sido madurado.

El primer tema es, ¿para qué existe el Sistema General de Participaciones? La respuesta es: para hacer política de gasto público en salud, educación y saneamiento básico. Lo que importa es lograr esos objetivos de política.

Muchos en las regiones van a plantear un argumento en la línea de: 'los departamentos hicieron un gran sacrificio de 2001 a 2008 y a partir de 2009 se les debe devolver su derecho constitucional'. Nosotros les vamos a decir que hay dos caminos para hacerlo. Si me piden dos puntos del PIB más, yo tengo que recortar dos puntos del gasto. Entonces, yo recorto todo lo que estoy haciendo en materia de provisión de gastos públicos locales. Pero le aseguro que esa es una posición inferior a la de mantener una variante de la regla actual.

¿Por qué?
Primero, porque no van a tener una tecnología de coordinación para la provisión de bienes públicos locales. Por ejemplo, tomamos la decisión nacional de hacer transmilenios con coparticipación local. ¿Se imagina el lío para cuadrar que el alcalde de allí y el gobernador de allá decidan hacer un transmilenio en Bucaramanga? Tenemos una tecnología de coordinación de provisión que elimina la discusión.

Si todo se distribuyera, no sería posible para Cartagena, por ejemplo, hacer el transmilenio, si no tuviera plata del Guaviare y plata de la Guajira. En una proporción no despreciable, el transmilenio en las capitales de departamento es posible por una decisión nacional de tomar los recursos de Guainía y ponerlos allí. Esa tecnología de coordinación es muy costosa de implementar, si no hay una entidad extralocal.

¿Y hay más?
El segundo tema es este: los gobernadores y los alcaldes tienen un seguro cuando hay respaldo de un ente nacional. Cuando cae el recaudo tributario por recesiones o por otras causas, los programas locales soportados por las transferencias se ven afectados. Ellos no tienen una manera de contrarrestar esas perturbaciones como la tiene el gobierno nacional, que es salir y endeudarse contra sus ingresos futuros. Es más fácil suavizar los choques para un ente nacional que para un ente regional. Usted tiene un seguro que le permite saber que los recursos que le van a llegar con una variante de la regla actual son completamente predecibles y confiables.

La alternativa es que el gobernador vaya a la comunidad internacional y busque un vínculo con el Banco Mundial o con algún proveedor de recursos de emergencia. Le aseguro que le va mejor a la Nación en las ventanillas de esas entidades. Eso le da sostenibilidad en su política social.

El tercer tema es qué variantes de la regla actual defienden el presupuesto nacional. Si la economía crece más de 2,5% y somos capaces de mantener la relación de recaudo tributario a PIB, tal como ha venido sucediendo, las transferencias van aliviando su carga en el presupuesto nacional, para poder liberar recursos para hacer un transmilenio o pagar la deuda. Además, puesto que la población está creciendo menos de 2,5% anual, hay incrementos en las transferencias per cápita.

¿Y si la negociación se pone difícil?
Yo les devuelvo la plata y les quito esos tres servicios que le presto: el aseguramiento, la coordinación y la sostenibilidad de reglas. Les transfiero dos puntos del gasto, pero se tendrán que encargar de coordinar 32 gobernadores y mil y tantos alcaldes para hacer un plan como el de reestructuración de la red hospitalaria departamental. Mal equilibrio.


¿Cuándo presenta el proyecto de transferencias?
Cerca al 20 de agosto. Quiero tener una discusión de 'toma y dame' hasta que surja un consenso en el que encontremos, por ejemplo, que queremos cobertura universal no solo en 2010, sino en 2009.
Publicidad

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.