| 2/10/2012 7:00:00 AM

Voz de alerta de empresarios sobre crecimiento de inseguridad

En las últimas semanas se han intensificado los mensajes de colombianos que por redes sociales han manifestado sus reclamos al Presidente, Juan Manuel Santos, sobre la sensación de inseguridad en el país. A esta voz se están uniendo los empresarios.

Aunque los empresarios coinciden en que el país sigue gozando de seguridad en una gran parte del territorio nacional, aseguran que sí se ha aumentado la percepción de inseguridad, en especial, en algunas zonas de Colombia.

No es raro que en la red circulen mensajes en los que se hacen fuertes reclamos al Presidente, Juan Manuel Santos, por los recientes atentados terroristas que se han presentado. A su vez, evocan el mandato del ex presidente, Álvaro Uribe Vélez, en temas de seguridad.

Si bien es cierto que el tema tiene tanto de largo como de ancho, las últimas cifras arrojan resultados que no son tan positivos.

El informe "Política y Violencia en 2011: Las Cuentas No Son Tan Alegres", presentado por la Corporación Nuevo Arco Iris, una ONG colombiana especializada en el estudio del conflicto armado interno, muestra que la inseguridad aumentó el año pasado debido a la acción de las "Bacrim" (como el Gobierno denomina a bandas criminales de paramilitares que lograron reagruparse tras su dispersión en 2008), así como de las Farc y el ELN.

Según el informe, por tercer año consecutivo, las Farc aumentaron sus acciones en más de un 10%. Agrega que si bien las Farc recibieron en algo más de un año los dos golpes más importantes de su historia (la muerte del su jefe militar, "Mono Jojoy", y de su máximo líder, "Alfonso Cano", esos acontecimientos "tuvieron un impacto más político que militar.

A su vez, un sondeo realizado por Dinero.com arroja que la mayoría de ciudadanos piensa que la seguridad ha disminuido en el país. A la pregunta: ¿Cree que la seguridad se le salió de las manos al Gobierno?, 640 personas respondieron que sí, mientras que 212 que no.

Por su parte, Santos respondió ayer a quienes han cuestionado la labor de las fuerzas militares en materia de seguridad y defensa, que las críticas son puramente políticas.

“A esas personas les digo que están equivocadas de cabo a rabo, esas personas lo que hacen con su cuestionamiento es golpear el corazón de cada soldado y de cada policía que expone su vida por proteger al resto de los colombianos”, aseveró.

¿Qué percepción tienen los empresarios?

El presidente de la Constructora Valor, Sergio Mutis Caballero, aseguró que en “la práctica la seguridad sigue siendo buena, pero hay pequeños indicios preocupantes de inseguridad y un grave deterioro en la percepción de seguridad”.

Agregó que hay sitios preocupantes especialmente en los Llanos Orientales y en algunas zonas de la Costa.

Se sabe que grupos al margen de la ley han creado temor en comerciantes en Santa Marta, donde incluso tratan de pedir una cuota a los empresarios. La situación llevó a que a principios de enero cerraran sus locales.

El temor también ronda al sector agrícola y algunas de las actividades mineras del país.
Según Jaime Olivella, presidente de Fenalcarbón, las zonas de Chocó, Antioquia y parte de Boyacá y Cundinamarca presentan los mayores problemas.

“En la contratación de equipos es donde especialmente las Farc y las Bacrim están proporcionando equipos a empresas para que hagan minería sin pagar impuestos y dañando el ambiente. El carbón y el oro son las que más sufren de actividades ilegales”, indicó el dirigente gremial.

De acuerdo con el gerente Hidroituango, Luis Guillermo Gómez, en algunas zonas del país se ha recrudecido la violencia y en otros se ha fortalecido. “Por ejemplo en Ituango nos sentimos muy seguros, pero sí hay sectores en los que se ha intensificado el terrorismo”.

Para el gerente, indudablemente hay una percepción de que el ex presidente Uribe asumió una situación muy complicada y la llevó a un nivel alto de seguridad. “Sin embargo, estos ataques pueden ser una estrategia de las fuerzas subversivas para hacer ruido y provocar temor”, manifestó Gómez.

Entre tanto, el empresario Arturo Calle, dueño de los almacenes de ropa para hombre que llevan su mismo nombre, señaló que en este gobierno no ha disminuido la seguridad democrática.

“Día a día el Estado trata de ofrecer más seguridad, pero es difícil controlarlo en todo el país. No podemos decir que hay inseguridad porque se hayan presentado atentados en las últimas semanas, pues es difícil controlar todos los kilómetros que tiene Colombia”, indicó Calle.

Para los empresarios, los principales impactos económicos que tiene la percepción de inseguridad es la disminución de inversión extranjera y el aumento del desempleo.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?