| 1/18/2012 10:03:00 AM

Volvió la luz a la Costa: es más cara pero no habrá alza en tarifas

Las plantas térmicas que abastecen a los siete departamentos de la Región Caribe se encuentran funcionando a base de combustibles líquidos, que son mucho más costosos que el gas natural, pero su valor lo asumirá Electricaribe.

El Ministerio de Minas y Energía advirtió que en esta clase de eventos, los usuarios no deben ver incrementado el valor de su factura de luz, teniendo en cuenta que el costo de generación lo deben asumir las compañías.

La termoeléctricas de la Costa, que en su conjunto tienen una capacidad instalada superior a los 1.000 megavatios, se vieron obligadas a sustituir temporalmente el gas por combustibles líquidos, lo cual incrementa ostensiblemente el costo de generación.

La termoeléctricas de la Costa, que en su conjunto tienen una capacidad instalada superior a los 1.000 megavatios, se vieron obligadas a sustituir temporalmente el gas por combustibles líquidos, lo cual incrementa ostensiblemente el costo de generación.

El plan de contingencia activado por las autoridades, sumado a un consumo racional de los usuarios del servicio, evitó un racionamiento en la noche del martes, aunque permanece la alerta porque aún no hay suficiente gas.

Las térmicas están funcionando con fuel oil o diesel, combustible suministrado por Ecopetrol y unas cuentan con gas natural que proviene del tubo de Promigas, el cual bajó la presión pero no fue cerrado.

Un informe del Ministerio de Minas señala que este miércoles tres térmicas están funcionando con gas: Proeléctrica, Tebsa y Guajira.

Termocandelaria y Flores IV generan a base de diesel, mientras que la central de Cartagena lo hace con combustóleo y Termobarranquilla funciona a fuel oil. Sólo la central de Urrá suministra energía hidráulica.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?