Dinero.com Revista Dinero

Los costos de permanencia como la infraestructura, los impuestos y los servicios son difíciles de asumir para las familias.

| 7/22/2013 6:00:00 AM

¿Viviendas gratis, si son sostenibles?

El Gobierno enfocó sus esfuerzos en materia de hábitat en lograr entregar las 100.000 viviendas gratis, en dos años. Muchas de las familias beneficiadas se ven en problemas por los costos de permanencia.

Algunos académicos y expertos en vivienda aseguran que la iniciativa es buena, pero que debería apuntar a un beneficio integral, pues muchos de los que reciben las casa no tienen con qué sostener los gastos para vivir en esas casas.

Luis Fernando González, docente de la Escuela del Hábitat de la Facultad de Arquitectura de la Universidad Nacional en Medellín, asegura que falta una visión de hábitat en el país en la que no sólo se involucre la vivienda, sino también los elementos urbanísticos, sociales y económicos, entre otros. “El modelo ya está demostrando que tenemos razones en las críticas. En el caso de ciudades de la costa, ya hay protestas porque a la gente le llegó la cuenta de servicios públicos por unos valores que les son imposibles de pagar. Ellos mismos dicen: lo que no nos cobraron por la vivienda, nos va a tocar pagarlo en servicios públicos”, señala el docente.

Para González, los costos de permanencia como la infraestructura, los impuestos y los servicios son difíciles de asumir para las familias beneficiarias porque, en la mayoría de casos, tienen subempleo o empleo informal.

Agrega que esta situación es similar en otros programas de vivienda, distintos a las 100% subsidiadas.

Aunque el ministro de Vivienda, Luis Felipe Henao, anunció una nueva estrategia nacional que busca dar acompañamiento social a las familias que salgan favorecidas con una vivienda totalmente gratis, el profesor de la Universidad Nacional se pregunta: ¿Qué significa un acompañamiento? ¿Se trata de hacerle seguimiento a cómo están ocupando la vivienda o si implica un empleo?

Finalmente, González llama la atención sobre la problemática que supone la construcción de estos proyectos habitacionales en áreas periféricas. “Antes que nada, originan guetos, pero también está la expansión urbana, que incentiva la prolongación de las estructuras más allá de las fronteras urbanas. A eso se le suma que, al estar tan lejos de los filtros o de los sitios de actividad económica, la movilidad urbana de estos grupos sociales es difícil. Y la necesidad de dotar de infraestructura implique altos costos para el municipio”, dice.

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×