| 10/7/2012 5:00:00 PM

¿Virgen hasta el matrimonio?

Permanecer virgen hasta el matrimonio sigue siendo una costumbre, un hábito o una conducta que parece conservarse en varios países de América Latina, en donde el 40% de los entrevistados señalaron que antes del matrimonio no tuvieron relaciones sexuales.

Estos datos fueron arrojados por el estudio “La virginidad en el siglo XXI” elaborado por la empresa de investigación de Mercado GfK, aplicado en cinco países latinoamericanos: Venezuela, Panamá, Ecuador, Colombia y México.

Todo parece indicar que Panamá es el país más conservador en este tema, donde el 51% prefiere esperar a tener su primer encuentro sexual al casarse, mientras en Venezuela lo hace el 45%, en México el 36%, en Colombia el 36%, y en Ecuador el 34%.

En cuanto a la edad en que las personas pierden su virginidad, se encontró que el promedio en Colombia es a los 15 años en tanto que en Venezuela es a los 16, en Panamá y en Ecuador es a los 17 años y en México es a los 18 años.

Evaluando los datos por género, las mujeres colombianas eligen en mayor medida llegar vírgenes hasta el matrimonio. El 42% señaló no haber tenido relaciones sexuales antes de casarse, mientras que el 70% de los hombres sí las tuvo.

¿Con quién fue su primera relación sexual? La respuesta más frecuente, en los cinco países encuestados, fue con “novios o novias, con un 51% y le siguen los esposos, con un 28 por ciento”.

Se destaca en Colombia que el 52% dijo haberlo hecho con su novio (a) y el 22% con un amigo (a), siendo este porcentaje evidentemente mayor que con el esposo(a), que tiene un 17%.

En Colombia, tan sólo 1 de cada 10 hombres tiene relaciones por primera vez con su esposa, contra 2 de cada 10 en el caso de las mujeres. 
                                                               

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?